11
dic
14

De los pies a mi corazón


Javi es un ‘cabronazo’. Así de claro. Ya vale de tanta plegaria edulcorada y de alabanza caramelizada. Todos esos que hablan y hablan de que si es una buenísima persona, un ejemplo de superación y otras chuminadas, que si es un periodista de narices, que si sales de sus conferencias con ganas de cambiar el mundo, que si le pesan un quintal por haberse tirado a una final olímpica con treinta añazos, eso de que se ha sacado el título de entrenador nacional de fútbol en un soplido o que va ahora a por el carné de conducir, que si es un perfeccionista y que termina haciendo todo lo que se le mete en su cabezota… A todos esos les quería ver yo sentados en una trinchera esperando el balazo de sus articulillos de marras directos a su corazón.

No se crean nada. Tampoco de esos periolistillos que dicen no leer a la competencia. Que se la traen al pairo. Mentirosos. Lo digo porque yo lo decía. Lo decía, pero luego todas las mañanas me desayunaba unos churros y un café con leches de Javi vía Heraldo. Porque iba corriendo a su página para ver cómo me la había colado ese día con el último fichaje del CAI Zaragoza o me lanzaba entre líneas una opinión cruzada a la que yo había pregonado como ley universal. Hacía temblar mi churro entrando en la taza con sus primicias, entrevistas y reportajes varios.  Qué ‘cabronazo’.

Y yo qué imbécil. Sí, imbécil. Porque realmente no era sadomasoquismo lo que hacía lanzarme a sus textos, sino el placer de leerle y sentirle. Y porque sabía que detrás de cada palabra había miles de llamadas para comprobar la minucia y de piruetas para encontrar el preciso titular precioso, el tema ajustado y la declaración exacta. Porque era un ‘cabronazo’ porque era muy bueno y lo sigue siendo. Y eso asusta a los que no lo son. Y aquí ya nos ponemos melosos. Es inevitable.

Porque recuerdo esos tiros certeros pero no como un enemigo, sino como un amigo que podía acorralar a un protagonista unos minutos porque sabía que yo también quería entrevistarle y estaba en otra cosa, porque podía llamar a ‘Independencia’ para pedirle un contacto que sabía él tenía y yo no o porque tras el cierre sólo había que mandar un ‘sms’ para ir a compartir unas cervezas y olvidarnos de lo frustrante que había sido la jornada. Y unos años después los dos nos vimos salir por la puerta de ese periodismo que nos adormecía. Pero los ‘sms’ siguen llegando, aunque ya no lleguemos al desayuno del día después, pero sí a ser caníbales de una buena sepia en Villaverde o donde sea.

javier-hernandez-aguiran-voluntad-olimpica-Vila-Real

Javi Hernández Aguirán presenta mañana a las 18:00 en el Centro Etopia de Zaragoza (Av. Autonomia, 7) su libro ‘De los pies a la cabeza’. Allí escucharán bonitos elogios sobre su persona. Porque la presentación la hace junto a amigos, que es cómo hay que hacer las cosas y cómo él ha hecho este trayecto. Porque la publicación es un viaje por su vida contado por otros, todos aquellos que hemos tenido la suerte de conocerle. Y ese es su gran éxito. Que cien personas hayan querido participar, como podrían haber sido muchas más. Y yo tengo la suerte de estar en esa lista. Y me siento orgulloso por ello. Porque, Javi, amigo, lo has vuelto a hacer desde tu trinchera, que es la mía, me has lanzado tus palabras escritas con tus pies directas a mi corazón. Otra vez, ‘cabronazo’.

Aquí tenéis más información sobre Javi y su librazo

10
dic
14

El único


Hace un tiempo me preguntaron por qué Rodrigo San Miguel era el único jugador aragonés de la Liga Endesa. La respuesta es complicada porque va directa al corazón de la nostalgia. La obsesión por recuperar un pasado glorioso persiguió al nuevo CAI en sus torpes gateos. Los retornos de ‘hijos pródigos’ como Fran Murcia, Alberto Angulo, Rafa Vidaurreta o Jesús Cilla simbolizaban el romanticismo de los tiempos en los que Zaragoza era la Pequeña Belgrado y el CBZ un caladero de inagotable talento. Bajo ese sentimiento mentiroso de recuperar lo irrecuperable se sacrificó a un imberbe base que aún estudiaba en el instituto y que, para ayudarle menos, le pusieron en la espalda el número 10 de Pepe Arcega. Ese pequeño Rodrigo ya lleva más de 150 partidos en ACB. Ninguno con el CAI.

Los años han pasado y esos efluvios se han quedado sepultados por los sucesivos escalones que ha superado el proyecto. La bandera aragonesa quedó plantada en el banquillo con José Luis Abós como capitán, pero sin soldados en un ejército que ya no podía ‘resucitar’ a los viejos guerreros del CBZ. El paso del tiempo y con él la ausencia de valores locales que aparecen sobre el parqué del Príncipe Felipe han llevado al desánimo a los que aún tienen esa idílica visión de los que es la identidad de un equipo de la tierra.

Pero más allá de buscar razones o culpables, en este reportaje me gustaría hacer una revisión matemática de si existe una desigualdad entre la cantera de Aragón y la de otras regiones españoles, valorar su eficacia. El análisis, reducido a datos, sí es eficiente para razonar que Aragón está muy por debajo de su potencial en el mundo del baloncesto. ¿Hay razones para el desánimo, hay alguna tara o la situación es la que es porque no hay más?

Rodrigo San Miguel entrena en la pista de Doctor Azúa //  Heraldo de Aragón

Rodrigo San Miguel entrena en la pista de Doctor Azúa // Heraldo de Aragón

De las 17 comunidades autónomas del Estado, excluyendo Ceuta y Melilla, sólo hay dos que no tienen representación en las plantillas oficiales del inicio de temporada en la Liga Endesa: Extremadura y La Rioja se quedan huérfanas de jugadores en primera línea. Aragón, con el único, se sitúa en la última fila de la clase como compañera de pupitre de Asturias, Murcia y las dos Castillas. En el otro rincón están Cataluña (27 representantes), Madrid (11), Andalucía (8) y Baleares (7). En mitad de la tabla se quedan Euskadi, Navarra y Canarias (3) y un pelín por detrás desfilan Cantabria, Valencia y Galicia (2), uniéndose a este pelotón la Andorra (2) de los hermanos Colom.

¿Es esta 11ª posición justa para Aragón? Depende de los indicadores con los que se busque la comparación. Mirando la relación con índices generales como población sí está en el lugar apropiado (también es undécima en habitantes a escala nacional), pero no tanto si se iguala con su posición con respecto al PIB (quinto). Evidentemente, estos datos son muy generales y poco vinculados al ámbito deportivo y del baloncesto.

Una medida más real puede establecerse con el número de licencias que tiene en la actualidad la federación regional. Aquí Aragón sale mucho peor parada. En el último registro, recogido por el Consejo Superior de Deportes y correspondientes a la temporada pasada, nuestro baloncesto es el décimo por cantidad de practicantes masculinos con 7.081 inscritos. Andalucía lidera esta liga de ‘licencias’ con 58.726, completando el podio Catalunya (47.925) y Madrid (35.618). En total, en 2013, jugaban al baloncesto masculino federado 255.405 chicos y adultos.

Una aproximación más certera a la realidad lo aporta otro baremo. ¿Cuántos jugadores se necesitan en una comunidad para que aparezca uno de élite? La división en el caso aragonés es obvio. Unas 7.000 licencias con respecto a la temporada actual, lo que es el doble de la media (3.498). Solo hay cuatro regiones por detrás: Andalucía (7.340), Castilla-La Mancha (7.476), Valencia (11.028) y Castilla y León (19.649). Los modelos más eficaces son Baleares (599), Navarra (957). Cantabria (1.110) –ninguno de ellos con escuadra en Liga Endesa–, Catalunya (1.775) y Canarias (2.431). Madrid, el otro caladero en potencia del básket FEB, se queda por detrás sustancialemte (3.238).

Luis Arbalejo posa en la grada del Príncipe Felipe // ANGEL DE CASTRO (El Periódico)

Luis Arbalejo, jefe de la cantera del CAI // ANGEL DE CASTRO

¿Y a nivel competitivo? Tiene alguna equivalencia disponer de campeones en formación en su traslado al mundo profesional. En los campeonatos regionales hay un claro dominio de cuatro federaciones. Tomando como marco los últimos diez años, solo equipos de Madrid (10), Catalunya (9), Andalucia (8) y Canarias (3) han conquistado los títulos en las categorías Minibásket, Infantil y Cadete.

La división de estas cuatro potencias se repite en el lado de las competiciones de clubs, donde son equipos de las mismas regiones las que han copado los primeros puestos en esta década. Aquí Catalunya alarga su dominio con 21 campeonato entre los nueve del Joventut (cinco en infantil, tres cadetes y un junior) y los doce del Barcelona (cinco junior, cuatro cadetes y tres infantiles). Madrid le persigue con cuatro títulos conseguidos por el Madrid (tres, uno en cada categoría) y el Campeonato Infantil que Estudiantes celebró recientemente. Andalucía iguala con otro cuarteto (tres junior para Unicaja y un cadete de Sevilla). Canarias aparece en la lista por la edición cadete que se adjudicó el Gran Canaria.

¿Qué importancia puede tener esta estadística? Quizá ninguna, pero si configura el potencial de futuras estrellas que los clubs ACB tienen en sus canteras. Entre los años ochenta y noventa, el CBZ, famoso por sacar jugadores a la élite, conquistó cuatro campeonatos nacionales (tres junior y uno infantil) y otros dos subcampeonatos junior. Desde la fundación del nuevo proyecto, el CAI cuenta con una cuarta posición, en el cadete del 2010 (generación de Javi Marin), como mejor clasificación, igualando la que obró su vinculado del Stadium Casablanca en el junior del 2003 con Rodrigo San Miguel al frente. Doctor Azua, Alierta o CBZ son los otros equipos aragoneses que se han colado en puestos de mérito en los Nacionales, aunque de forma esporádica.

Este conjunto de ganadores condensa dónde se sitúan las mejores vetas baloncestísticas en España: Badalona, Barcelona, Madrid y Unicaja. La Penya es la ‘fábrica’ que más miembros aporta a la familia de la ACB. Hasta 13 jugadores formados bajo los colores verdinegros han llegado esta temporada al máximo nivel. Detrás están Unicaja y Barcelona, con una decena entre ambos, y empatados por el bronce los dos semilleros de la capital, el Madrid y el Estudiantes. Por detrás viene Manresa (5), Valencia (4) y Sevilla y Baskonia (3). Los centros formativos del Siglo XXI (4) y de tecnificación de la federación balear (2) tienen un hueco en esta lista. Actualmente, el CAI, tras la salida de Javi Marín hacia el Lucentum de Adecco Plata ha perdido a su único representante, y tiene en el escalafón anterior a Marcos Portalez dentro del Planasa Navarra de Adecco Oro. A ellos se añade el oscense Jorge Lafuente en el Peñas. Ellos parecen los más cercanos para poder mejorar la estadística aragonesa.

Son sólo fríos números, un análisis matemático que no arroja optimismo para los románticos de los tiempos en los que había aragoneses a puñados en la primera plantilla del CAI, en la ACB e incluso en la selección absoluta. Más allá de que las circunstancias del mercado no son las mismas, que han entrado los jugadores extranjeros en las plantillas de formación (hay cinco senegaleses formados en España en Liga Endesa), los cupos, la Ley Bosman, los COTONOU, los pasaportes… y que el parón de la élite durante seis años ahogó el trabajo hecho anteriormente, el futuro de la cantera aragonesa no se vislumbra prometedora en el horizonte. Al menos en sus salidas al ‘mundo profesional’. La apuesta del CAI Zaragoza por jugadores de otras regiones, sobre todo baleares (Sergi García y Marc Martí como máximos exponentes) aprovechando el conocimiento de Luis Arbalejo y Willy Villar, no mejora la previsiones. Aunque aquí los números ‘probaleares’ apoyan la tesis de la dirección de la calle Zurita. Aunque son ´solo estadísticas’.

01
dic
14

Espero


Hoy he ido al Palacio de los Deportes. Qué novedad. Pero no lo es tanto. Son tres imperdibles citas a lo largo del año. Fuenlabrada ya tocó y este fin de semana era la segunda de la temporada. El CAI visitaba al Real Madrid. Había conseguido entradas y no falté al encuentro con ‘mi’ equipo en la capital. Como siempre. Una siesta demasiado larga me ha hecho hacer una contrarreloj entre el tren y el metro para llegar antes del pitido inicial a mi butaca. El retraso me jode especialmente porque falté al homenaje a Fernando Martín. Llego a mi fondo y comienzo a seguir el juego.

En el descanso me he encontrado a un amigo de un trabajo veraniego. Él es del Madrid y trabaja para el club en las jornadas caseras. Conversamos un rato. Me alegro de verle y nos emplazamos a volver a charlar otro día entre cañas. Al subir las escaleras me topo con un chico con la camiseta roja del CAI. Es domingo y echan el partido por la televisión así que no ha habido esta vez viaje en autobús de Inchas desde Zaragoza. A su lado hay una chica recostada en su pecho. Ella viste una elástica rosa con el nombre de Ronaldo. Al volver a mi sitio veo que mi ayudante ‘vikingo’ se mofa de la que será la derrota del CAI en un whatsapp. Me saca una mueca cercana a la sonrisa. Sé que en el próximo entrenamiento me vendrá con el chándal de marras para refrotarme el resultado en mi cara. Qué cabronazo.

El CAI lucha en la igualdad hasta mediados del tercer cuarto. Celebro alguna canasta de forma sosegada. Una fila más abajo, el único aficionado que a mi alrededor lleva una camiseta de baloncesto del Madrid, se queja de los colegiados. Un poco más a la derecha veo un veinteañero con una zamarreta de los Blazers. A la espalda el diez de Fernando. De fondo se escuchan los gritos de los Bersekers metiéndose con el Barcelona y pidiendo un negro futuro para el Estudiantes.

La derrota se consume y marcho hacia casa dando un paseo por el Retiro. Es de noche, pero no hace mucho frío pese al fin de semana lluvioso. Los adornos navideños de la rotonda de Atocha son unos arbolitos de colores blanco y morado. Son bastante horteras. El cercanías me devuelve a casa. Repaso mis puntos en el Supermanager. No ha sido una buena jornada. Kirksay y Dani Diez me han hundido en la miseria.

900px-La_Demencia_-_Estudiantes_-_02Esta mañana cerca del Vicente Calderón, en la orilla del Manzanares, han asesinado a un aficionado del Deportivo de La Coruña. Lo han matado por ser de un equipo rival. Jimmy Romero Taboada fue víctima de los Frente Atlético, ultras del conjunto rojiblanco. El fallecido era miembro de los Riazor Blues. Éste grupo radical del ‘Depor’ se había citado con los nazis colchoneros para pegarse. La bronca, en la que han intervenido unos 250 individuos, ha terminado con diez heridos. Jimmy ha sido la segunda víctima mortal de los radicales del Atlético. Hace ya unos años, en 1998, Aitor Zabaleta fue apuñalado hasta morir por el fascista Ricardo Guerra. Unas temporadas atrás, siendo un adolescente que acompañaba a un amigo y un familiar a ver en Atlético-Zaragoza, un grupo de fanáticos violentos del mismo fondo nos insultaron en los aledaños del estadio y siguieron de forma amenazante durante unos largos minutos de tensión.

Nunca me he sentido en una situación parecida en un pabellón de baloncesto. Nunca he pensado que por ir a ver un partido de mi deporte me iban a dar un navajazo o propinar una buena paliza por llevar unos colores u otros. Nunca me han insultado por ser del CAI o del Estudiantes. He vivido en varias Copas del Rey un ambientazo de fiesta y cordialidad entre aficiones que me ha hecho sentirme orgulloso de la pasión que amo. Nunca he visto a nadie pegarse en una cancha de la Liga Endesa, aunque seguro que hay imbéciles entre nosotros.

Espero que nunca estos radicales sin excusa que utilizan un escudo para camuflar sus ansias de sangre y protagonismo psicópata atormenten al baloncesto. Espero que esos fogonazos de ira que percibo en las canchas, incluso de formación, se extingan en el futuro y reine la concordia y el sentido común. Espero que ni los clubs ni la Policia les den tregua, sean todos detenidos y expulsados de entre la mayoria de aficiones pacíficas. Porque espero que todos nos concienciemos de una vez que el deporte no puede ser  una excusa para dividirnos y enfrentarnos en ningún caso, lo peligroso que es verter esos odios inútiles sobre nuestros niños. Espero que nunca se utilice una palabrota, un mal gesto, se señale a una víctima para culpar de nuestros fallos, se genere una rivalidad insana en nombre de un ente deportivo. Espero que no dejemos ni una mínima rendija para que la violencia de cualquier tipo entre en nuestros estadios y canchas y en la que todos denunciemos y condenemos a los inútiles que no quieran seguir esta línea. Eso espero.

29
nov
14

Sobre los jugadores franquicia


Es la entrevista el género periodístico más ninguneado en las últimas fechas. La muerte del diálogo afilado y el riesgo al cara a cara, hacen del intercambio pregunta-respuesta un combate nulo habitualmente por tópicos y cuestionarios hechos a medida de personajes a la defensiva. La televisión parece querer revitalizar ante los nuevos aires de tertulianos capacitados para dar guerra y jugar al ataque, dando espectáculo. La combativa Ana Pastor puso contra las cuerdas al escurridizo Pablo Iglesias con sus ganchos directos al programa de Podemos hace no tanto en La Sexta. Fuera la temática rutinaria, mejor ir al ruedo de la ‘interviu’ con la documentación sobada y el coco encendido para la réplica.

Esta semana Carlos García entrevistó en La Opinión de Tenerife a Francisco Roca, presidente ejecutivo de la ACB. Un medio de Canarias. una cabecera secundario, con un periodista de primera. Carlos no acorraló al señor Roca a las esquinas, pero sí sacó de sus respuestas buena información, como debe hacer un buen informador. Chequear la entrevista es de obligado cumplimiento para aquellos que queramos saber qué tiene en la cabeza el hombre que debe poner en rumbo correcto a la perdida nave ACB. La pérdida de enganche mediático, un nuevo marco televisivo, la apertura del telón cerrado del canon, la incompatibilidad de horarios con Euroliga y un futuro nuevo modelo de competición, una reorientación de prioridades de inversión… Roca da soluciones a los problemas de la Liga. Se moja. Otra cosa es que le dejen hacer los clanes que configuran una asociación de intereses enfrentados que tardó mucho tiempo en encontrar al cirujano que le metiera mano en su propio cuerpo. Los poderosos mandan y Roca no va a tener carta blanca para deshacer y hacer a su antojo sin pedir permiso a sus excelencias.

roca

Reviso lo que nos cuenta y me gusta, salvo un punto que no encajo. Roca advierte de la necesidad de abrir el cupo de extracomunitarios, ahora limitado a dos por equipo. La razón de esta ruptura se sintetiza en la necesidad de generar ‘jugadores franquicias’, grandes valores que perduren en los equipos, generando identidad y franquicia, que sean el enganche para que los aficionados vayan a los pabellones. El espejo de la NBA, organismo para la que Roca trabajó como delegado en el Sur de Europa durante trece años, se advierte cercano en el querer de esta medida. Allí, en los United States, las estrellas brillan más que los equipos, salvo que a los Spurs se les ponga lo contrario entre ceja y ceja. Así el marco de contratación termina siendo un intercambio de cromos poco humano y las bondades de la publicidad hace emerger a iconos deportivos que traspasan lo deportivo. Los jugadores entienden este ‘showbussines’ y se entregan a él como actores protagonistas. Es otro rollo.

La idea de los jugadores franquicia no me parece mala. Sí la ampliación de cupos extranjeros. ¿Recuerdan los viejunos del lugar la Liga de los tres americanos? Para muchos el principio del fin del éxito del básket patrio. Y eso fue antes de la Ley Bosman y los acuerdos Cotonou, que arrinconaron a los ‘jugadores de formación’ al rincón de los apestados. Esta volatilidad del mercado y la supremacía de las potencias que fichan y desfichan a todo aquel que brilla en equipos menores han destruido las figuras que pasaban toda su carrera en un mismo lugar. Además ,esta venta suele ser la forma de subsistir de los peces pequeños., desprovistos de altas subvenciones, millonarias taquillas, audiencias rebosantes y patrocinadores generosos. Es raro encontrar a un Jaime Heras, hombre que hay que sacar con espátula de la configuración de una plantilla. Llevar más de dos temporadas seguidas en el mismo vestuario es un récord de supervivencia que ni los esquimales en mitad del Polo Norte.

Lo que no me concuerda tanto es que con esto se justifique la medida de aumentar el número de yankees. ¿Realmente así se podría captar a americanos con ganas de echar raíces en España o de una calidad o carisma suficiente para ser gancho de aficionados españolitos? Pongo en duda que con esta medida se logre engatusar a las estrellas NBA (aunque sean de segunda fila) a saltar sobre el Atlántico para continuar sus captación de ganancias por la Liga Endesa. Y no creo que los americanos de segunda o tercera fila que llegan a nuestro territorio tengan un nivel deportivo netamente superior al del producto autóctono. Quizá en ligas de otro calado y nivel, como ocurre en Alemana, con contados valores nacionales, se pueda secundar el incremento de americanos por bien del espectáculo. En España no tiene tanto sentido. O miren los recientes resbalones de Baskonia o Baloncesto Sevilla inundando sus proyectos como americanos con la purpurina de la ‘embiei’ o de jugones de medio pelo.

Si nos remontamos a los añorados ochenta y noventa, cuando el baloncesto se codeaba en nuestras casas los sábados por la tarde en ‘prime time’ y cuando todo quisqui conocía el quinteto del Madrid y el Barcelona, podemos redactar una buena lista de americanos que se ganaron nuestros corazones: Kevin Magee, John Pinone, Brian Jackson, Audie Norris, André Turner, Cornie Thompson… Astros que prefirieron ser cabeza de ratón que cola de león, jugadores con implicación, cultura y un carisma desbordante. Sin embargo, considero que eran los ‘chicos de la casa’ los que representaban como nadie los colores y sentimiento de cada equipo: Corbalán, Martín, Epi, Solozábal, Creus, Arcega, Azofra, Raúl Pérez, Rodilla, Aller o Villacampa. Que Iturriaga publique en estas fechas su segunda biografía o que Romay siga siendo parado cada tres pasos de gigante por cualquier individuo curioso por la calle ponen en relevancia esta teoría. Los jugadores franquicia, con los que se identifica el vulgo, son aquellos que podrían ser el vecino del quinto, aquellos que hemos amamantados desde pequeñines y hablan con el mismo acento de los hinchas que corean su nombre.

audie

Si Francisco Roca quiere copiar algún asuntillo de la NBA para evitar el ‘transfugismo’ de valores de la clase media-baja a los poderosos quizá debería pensar más en la frontera presupuestaria del ‘limite salarial’. Quizá no en una fórmula tan estricta, pero sí en un rango que reduzca las abismales diferencias que ahora hay dentro del deporte. Si recuerdan, y viene al pelo para hablar de desigualdades y castas, este es uno de los doce polémicos puntos que se apuntaron como guía en la comisión deportiva de Podemos. Puede que no sea una regla tan descabellada para democratizar el deporte. Aunque ahí, Roca se encontraría la oposición frontal de los que ahora dominan, de los que le han puesto ahí (recuerden que fue director de la Liga de Fútbol Profesional) y ahora le pagan y podrían relevarle.

Y si se quiere añadir a ello un plus de identidad quizá habría que preguntarse por qué hay jugadores como Juan Carlos Navarro que sólo conceden entrevistas en años bisiestos o que las campañas de mercadotecnia de los clubs siguen siendo un compendio de fórmulas añejas que no acercan al público a sus ídolos. O podría ser otra buena norma acerca a los basketbolistas a las calles, verlos en mercados, puertos, plazas, colegios como hasta ahora, pero también en acciones sociales que beneficien a todos o viendo a los equipos de sus canteras. Quizá estas secuencias sean más complicadas, porque hay que buscar la implicación de los jugadores más allá de sus horas de entrenamientos y partidos, que los entrenadores compartan su pastel de dominio sobre el grupo con otros departamentos de imagen, pero ellos tienen que ser los primeros en entender que para que el chiringuito no tenga que cerrar tendrán que ser los primeros en salir a vender su carita sonriente. Hay que vender, no solo encestar, chicos. ¿O han visto a alguna vez a Magic o Bird enfurruñados delante del ‘pajarito’ de una cámara?

27
nov
14

De nombres y hombres


Cualquier ciudadano español que quiere cambiar su nombre tiene que acreditar ante la administración que utiliza esos apellidos, que son legítimos de su rama familiar paterna y materna y que ambos le pertenecen legítimamente. Hay excepciones, pero ésta es la norma general. La cosa no es tan fácil como parece y el laberíntico lenguaje jurídico no ayuda a aclarar las cosas.

Es más sencillo darle la vuelta al apellido de un ladrillo. Este verano las arcas municipales de Madrid se embolsaron oficialmente un millón de euros por bautizar al Palacio de Deportes de la ciudad con la marca de una entidad bancaria. No fue el primero. El consistorio que gobierna la popular Ana Botella emparentó el Madrid Arena a una empresa de telefonía y  ahora también busca ‘papá’ para otras agoras millonarias, como la Caja Mágica. Los ingresos mandan después del inmenso gasto en instalaciones deportivas que perseguían el inútil proyecto olímpico de la capital española. Equipos de fútbol como el Manchester United o el Bayern Munich y franquicias de la liga americana de baloncesto (NBA) ya utilizaron esta fórmula para lograr un patrocinio extra con el reclamo de las decenas de miles de espectadores y consumidores que acuden a sus estadios y ‘arenas’.

La nueva nomenclatura del espacio de la calle Goya se inauguró con la Copa del Mundo de baloncesto y es la pista habitual de juego de los dos equipos de la ciudad de la Liga Endesa, el Real Madrid y el Tuenti Móvil Estudiantes. Sin embargo, el cambio no ha calado entre los aficionados, que siguen dirigiendo sus pasos al ‘Palacio’ de toda la vida.

Esta mañana otro ayuntamiento, el de Zaragoza, gobernado por el Partido Socialista, ha desautorizado la propuesta de Chunta Aragonesista (CHA) de renombrar el Pabellón Príncipe Felipe en Pabellón José Luis Abós, casa del CAI Zaragoza. El grupo aragonesista, apoyado por IU, no hacía más que transportar al pleno la propuesta popular iniciada por el caísta Jorge Lambán y que por medio de la red change.org reunió más de 15.000 firmas a favor de una iniciativa aplaudida unánimemente por la población local y la familia del deporte nacional. Las autoridades han hecho oídos sordos a la voz de sus ciudadanos que sólo quieren honrar la figura del entrenador zaragozano que recuperó la pasión por el baloncesto en la ciudad y que falleció hace unas semanas víctima de un cáncer. Las muestras de cariño desde entonces han sido continuas. En su desaprobación, ratificada a la par por PP y PSOE, se añade la opción de que el torneo municipal pasé a denominarse Memorial Abós, un buen gesto, pero insuficiente para la mayoría.

abos

En el entorno de la Liga Endesa sólo cuatro clubs juegan sus partidos en pabellones con nombres propios. El Unicaja defiende el Martín Carpena de Málaga y el Baskonia persigue la gloria desde el Fernando Buesa Arena. Ambos honran a políticos víctimas del salvaje terrorismo. Normalmente, los pabellones de baloncesto españoles se identifican por el lugar, barrio o zona en el que están situados o por algún apelativo aséptico o que los simbolizó en su construcción (el Olímpic de Badalona, por ejemplo). Solo el Fernando Martín de Fuenlabrada y el Santiago Martín (expresidente del CB Canarias) de Tenerife recibieron su apellido de personajes célebres del deporte. En Adecco Oro hay tres casos más: el arquitecto Joan Busquets (Prat), el entrenador Javier Imbroda (Melilla) y la atleta Marta Domínguez (Palencia). Curiosamente, sin quitarle mérito a sus éxitos deportivos, el hermano de Imbroda, Juan José,  es el presidente de la Ciudad Autónoma desde 2000 y la famosa fondista fue concejala y senadora del Partido Popular.

De Alejandro Pérez a Pepe Garcés

En Zaragoza hay 48 instalaciones deportivas regentadas por el orden municipal. Casi todas siguen la ley no escrita de denominarse como el barrio, calle o colegio público al que están unidos y donde residen sus usuarios. Sin embargo, hay excepciones. Los vecinos maños pueden ir a lanzar unas canastas al Alberto Maestro (periodista), nadar en la piscina del Pepe Garcés (alpinista), ejercitarse en el Fernando Escartín (ciclista) o echar un partido en el Eduardo Espiau (funcionario), Alejandro Pérez (atleta) o el Cecilio Pallarés (piragüista). Solo en el caso del ciclista oscense se le concedió tal honor en vida. En la lista no hay baloncestistas, pese a ser Zaragoza cuna de grandes campeones y, construirse el pabellón Príncipe Felipe, dada la incipiente afición que se vivió en la ciudad gracias a los éxitos del entonces CB Zaragoza. Su inauguración, en abril de 1990, coincidió con la celebración de la Final Four, que volvió a acoger en 1995. Además ha sido dos veces la sede de la Copa del Rey y la Supercopa, otra del Eurojunior y del Torneo preolímpico de 1992. El paréntesis de la desaparición del baloncesto de élite dejó casi en desuso al emblema del deporte maño. Por poner un ejemplo, en Madrid, hay centros deportivos municipales dedicados a figuras del deporte de la canasta como son Antonio Díaz Miguel, Pepu Hernández o Fernando Martín.

No he escuchado razones de peso por parte del Ayuntamiento de Zaragoza para no hacer valer la opinión de los hinchas caístas. La única sospecha que me viene a la cabeza es el miedo a la descortesía ante la institución monárquica que supondría quitarle este ‘título’ al Príncipe Felipe. No son los mejores tiempos para las coronas, pese a que la subida al trono del susodicho ha encubierto la impopularidad de los actos de Urdangarín, las cacerías elefantinas de Juan Carlos y otros escándalos derrochadores en época de crisis.

Si esta es la verdadera causa del ‘no’ a escuchar a la masa, el eradio maño pondrá por delante su servilismo real, como súbdito de rodillas rasgadas, que al real ostentador de la soberanía nacional, sus ciudadanos, que tendrán que hablar en las urnas el próximo año. Si hay otras razones debería explicarlas bien. Si argumenta efectos económicos de renovar pancartas y murales, ahora que eso vende, habría que repasar el dineral que costó hace cuatro días instalar un megamarcador que sirve para que salga el vídeo de la mascota agitando una bufanda o unas estadísticas más simples de las que hay en los electrónicos de las esquinas. Si hay otras razones, quiero escucharlas. Yo y Zaragoza.

Y lo que me gustaría, y le pido a nuestras queridas multinacionales por el amor al dólar, es que se lance el cebo a los hombres de Belloch con la opción de dar a su queridísimo Príncipe Felipe el apellido de una marca que deje pasta gansa en sus arcas. ¿Por qué no Muchajetabank PF o Constructores Amigotes PF? ¿Qué harían entonces? ¿Olvidarían las reverencias de pequeños Nicolases por el cazo en bien del colectivo? Entonces quizá todo el lenguaje jurídico sería una cantinela más fácil de interpretar… O no. Porque ni el tiempo nos hará olvidar la leyenda de José Luis, pero sí a los que hoy dieron la espalda a sus ciudadanos.

26
nov
14

Aragonesas y dementes


Rocío y Alicia se llevan de maravilla. Sus sonrisas cómplices las delatan. Son amigas. Su juventud se enreda en sus miradas confidentes y en las anécdotas divertidas de sus primeros meses de convivencia. Su piso en Cuatro Caminos debe ser una fiesta, un escenario rebosante de esa energía vital de cualquier veinteañera ‘de provincias’ que se ha ido a la capital para progresar con su carrera. Pero ellas encima son algo más ‘especiales’ de lo normal. Son estudiantes al cuadrado… por culpa del baloncesto. Estas simpáticas mañicas son jugadoras del mítico club colegial de Madrid.

Rocío Torcal Barba recogió la pasada temporada el testigo aragonés de la montisonense Pepa Castán y este verano Alicia Lapuente Casanova se le unió en el grupo de Liga Femenina-2 del Tuenti Móvil Estudiantes. El origen del viaje tiene nombre propio. Fue el técnico Sergio Josa quien apuntó a ambas en la misma dirección. “Es mi entrenador de toda la vida, Sergio Josa, el que se pone en contacto con varios equipos que estaban interesados, entre ellos, el Estudiantes. Desde el momento que pisé Magariños supe que ese seria sin duda mi nuevo equipo”, explica Torcal, que promedia 11 puntos y es titular en la presente campaña. Extrovertida y dicharachera, esta zagala de Escolapios ha introducido a Alicia, dos años menor que ella, en una entidad especial que encima este curso celebra el 25 aniversario de su sección de baloncesto femenino.

De clase a la pista

Deporte y estudios. Una ecuación que es inviolable y más en un mundo como el baloncesto femenino, de presupuestos mínimos y oportunidades raquíticas. Rocío cursa un grado superior de educación deportiva y Alicia se ha matriculado en la Complutense porque quiere ser criminóloga. Combinan las horas de ‘codos’ con los entrenamientos, normalmente a última hora, bajo las órdenes de Adolfo ‘Fito’ González. Estar juntas ayuda. Y mucho. “Vivir juntas ha ayudado mucho a llevar mejor tanto entreno y tanta clase. Para mi es muy importante en mi día a día”, explica Alicia, natural y orgullosa de Tarazona.

estuNEGRA

Saben que la posibilidad de ganarse la vida con el baloncesto es una quimera y más en Aragón, pero ellas quieren intentar jugar al máximo nivel, aunque ello suponga salir de su entorno. “Las chicas de mi generación que destacábamos nos hemos tenido que ir fuera. En Zaragoza sólo hay un equipo de élite. Hay pocos huecos y el resto son de un nivel inferior. Si quieres progresar tienes que salir”, dice Alicia Lapuente, que en su etapa de formación ya tuvo que marchar a Navarra a jugar en el Arenas de Tudela. Para ambas vivir lejos del entorno familiar es una nueva experiencia. “Tengo días en los que echo mucho de menos mi casa, a mis padres, mi hermano, mi abu, mis amigas… y tener la comida hecha”, ríe Lapuente. Pero la independencia y una ciudad tan grande y con tanta oferta de ocio como Madrid tiene su lado positivo. “Al principio cuesta adaptarse porque es una ciudad muy grande y con mucha gente, pero todo hay que decirlo… la capital mola y ¡¡¡mucho!!! –suelta la sonriente Rocío– Pero los Pilares no nos los perdimos”.

Su procedencia salta en el habla. Su acento maño es más cerrado que el de Alicia “y eso que la de pueblo soy yo”, afirma Lapuente. Rocío se crió en el CB Almozara antes de pasar al Mann Filter, donde no coincidió por ser de diferente generación con ‘Ali’ aunque sí se enfrentaron en varias ocasiones. “Yo era muy mala de pequeña. Pero era muy grande y me captó la federación aragonesa. Después de estar en Tudela me fichó el Mann Filter”, afirma esta alero de 180 que la pasada temporada compitió con Helios. Su hermano pequeño Sergio juega en el cadete B del CAI Zaragoza que entrena… Sergio Josa.

Un lugar especial

Su imagen fresca ha encajado a la perfección en un club con una estirpe canterana interiorizada como en pocos lugares. El Estudiantes es en esencia el patio del colegio Ramiro de Maeztu, es mil jugadores correteando por un rincón histórico del baloncesto español, es tradición de formación. “No es un club cualquiera, no solo es un sitio donde formarte como jugador sino como persona. Transmite magia. Ser del Estu es un sentimiento que se contagia”, dice la ‘demente’ Rocío. “Es un club con un ambientazo especial y en el que te acogen desde el minuto uno”, avala Alicia Lapuente. Su involucración es tal que ellas fueron las modelos que presentaron las nuevas equipaciones del Tuenti Móvil Estudiantes y a los equipos femeninos del club en un reportaje de televisión.

A 200 metros de la entrada de Magariños se encuentra la Casa de Aragón, el centro regional en la capital. “Sí, nuestro entrenador nos ha hablado de él. Tenemos que ir”, dice Rocío. Una fotografía inmensa del Pilar gobierna un comedor donde se bebe Ambar y se sirve ternasco y pollo a la chilindrón. En el salón de arriba hay una foto autografiada de Paco Martínez Soria, el icono del inmigrante aragonés durante la grisacea y triste España franquista. “Yo también soy de Tarazona, pero no vine con las gallinas”, sonríe Alicia Lapuente. Sin gallinas ni choricicos y en colores vivos de una ilusión y una sonrisa enorme, unas ganas de triunfar y experimentar contagiosas se han venido pa’Madrid estas dos mañicas para plantar la bandera de Aragón en mitad del Estudiantes.

_ECR8335

16
nov
14

‘Yo los vi jugar’, acercándonos al pasado


En mi anterior entrada os quise hablar de una de las ideas que me rondan por la cabeza en relación a la falta de valor que dan los equipos de baloncesto españoles a su historia. En concreto, hacía referencia al casi uso de equipaciones retro que hay en el mercado español, cuando son un buen enganche de mercadotecnia en el mercado NBA.
Justo esta semana leía en el Diario Sur que el retorno a los colores originales del Unicaja, aquellos que tiñen la bandera de Málaga, el verde y el morado, estaba siendo un éxito de ventas para la marca Spalding. Esta noticia anula aquella teoría que dice que los clubs no se ‘mojan’ en estos productos porque no rentan económicamente.
Así lo han debido de ver los creadores de la Agencia TR3S25 que desde hace unos meses han arrancado con un proyecto de diseño y venta de camisetas antiguas de nuestro baloncestos. La web ‘Yo los vi jugar’ les sirve de escaparate. OAR Ferrol, Licor 43 de Santa Coloma, el mítico CBZ, el Cáceres CB, el Lobos Cantabria, el Coren Ourense, el Askatuak o el Elosua León son nombres que pretenden recuperar de la memoria en forma textil.
–¿Cómo nace la idea de ‘Yo los vi jugar’ y cómo se pone en marcha?
–La idea llevaba mucho en mente. Tenemos una agencia de gestión deportiva (agencia TR3S25) y estamos constantemente buscando productos nuevos y novedosos que ofrecer a nuestros clientes. La chispa saltó justo después del Informe Robinson de Nate Davis. Somos de Ferrol y el OAR era nuestro ‘tester’ perfecto. Así que en el partido homenaje sacamos a la venta las camisetas y ¡pum! se vendieron como churros. 

–¿Cómo elaboráis los productos? Veo que son por encargo…

–Aunque visualmente son iguales a las camisetas originales, después de mucho debatir, nos decidimos por hacer una patrón más actual y un tejido de última tecnología. ¿Por qué? Pues por la simple razón de que queremos que se use. Queremos ver a Essie, Magee, Nate… en las canchas de las ciudades. Pero si fuesen igual que las originales nadie las pondría. Sientan fatal y el algodón es poco agradecido para el deporte. La gente cuando las ve, se queda impresionado con la calidad. 
El tema del encargo es por la técnica que utilizamos para elaborarlas. Cada camiseta se fabrica única y exclusivamente para cada comprador. Esto es porque evitamos stock innecesario (ya que no todas se venden bien) y como el club no asume ninguna gasto, hacerlo de tantísimos equipos sería inviable económicamente. 

–Entonces… ¿Cómo decidís qué equipos y qué jugadores ofertáis?

–Nosotros llamamos a los clubes, les presentamos la propuesta y ellos dicen si o no. Actualmente la propuesta está encima de los 45 clubes que formaron la ACB. Los jugadores… nosotros planteamos unos que tenemos en mente, pero es el club el que decide, ya que saben mejor que nosotros qué jugadores dejaron más huella en la ciudad. 
 
–¿Cuáles son los futuros productos que tenéis en mente?
–Europa y selecciones. Probablemente cuando se publique esto… ¡ya estarán a la venta!

–¿Y de la etapa anterior a la ACB?
En realidad nos centramos en los 80 y principios de los 90. No es que distingamos ACB o la antigua 1ª. Pero si es verdad que a partir del 85 hay mas fotografías y documentos en los que basarnos para los diseños.
 
12-category_default


–¿Habéis recibido propuestas de aficionados que os pidan alguna camiseta o jugador en particular? 

A diario. Pero es imposible satisfacer todas las necesidades. Pero el ansia por tenerlas juega a nuestro favor. Tenemos muchas campañas en mente, y muchos equipos que serán un auténtico bombazo.


–¿No tenéis problemas con los derechos de imagen? ¿Cómo solucionáis este obstáculo?

–Los derechos es el mayor problema. Localizar al club, a los patrocinadores, etc… Es un trabajo complicado, los clubes se mueven poco y las empresas tienen mucho trabajo como para pararse a analizar pros y contras para otorgar el permiso…


–Dicen que ustedes se ponen contacto con los clubs, ¿pero ha sucedido el recorrido contrario?
–El año pasado el COB Ourense jugó su último partido con la camiseta que tenemos a la venta de ellos. La del 25 aniversario de su ascenso a ACB. Algún club más se interesó pero al final no llegó nada a buen puerto. Pero bueno, esperemos que poco a poco los equipos vayan entrando y vean que lo retro puede ser un enganche para sus aficionados. También hay que decir que algún club nos copió la idea y la hizo por su cuenta, pero no vamos a tenerlo en cuenta (jajajaja).

–¿Pensáis en poder llegar a acuerdos con clubes actuales para hacer encargos especiales para ellos?
–Pues creemos que algo del tipo Ourense sí que se hará. Pero las marcas actuales de los clubes tienen unos contratos muy fuertes y blindados que nos dejan fuera completamente del mercado.
 

–¿Es rentable el negocio o puede ser rentable?

–La verdad, como un producto paralelo a nuestra actividad, sí. Lleva muchas horas, esfuerzo y quebraderos de cabeza, pero la satisfacción personal es elevada ya que somos ‘basketlovers’, pero a nivel económico como producto individual no es que sea un maná. Piensa que los equipos llevan una comisión por camiseta vendida y es más de lo que nosotros ganamos. Ellos no hacen absolutamente nada, más que una presentación oficial y poco más. Es una pena que no se muevan más porque podrían ganar mucho dinero con ello, pero bueno, ahí ya no le podemos hacer nada.

–¿Cuántas habéis vendido?
–Pues la verdad es que la web nació por mayo, con muy pocos equipos, y en una fase beta, para ver la demanda y fue mucho mejor de lo esperado. Ahora empezamos a mejorar la web, trabajar redes sociales y parece que empezamos a ser conocidos. Un dato es que del OAR llevaremos unas 250 camisetas. Lleva un año a la venta y al haber tantas en la calle la gente las ve y las quiere. Pero ELOSUA o Askatuak tienen mucho tirón.
 
–¿Por qué pensáis que los equipos ACB no ponen más hincapié en realizar este tipo de productos retro?
–Porque son las marcas las que deciden todo sobre sus productos. Firmaron contratos demasiado exigentes y ahora están pagando las consecuencias.
 
Nota: Las camisetas del CBZ aún no están a la venta, pero afirman que lo estarán en breve.



Únete a otros 8.562 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

  • RT @FabasketAragon: Revista BASKETFAB 144 Torneo @BasketLupus Felicitación @Adaagzgz Godoy @CBPenasHuesca @CBMonzon Opinión @puertatras h…Hace... 15 hours ago
  • Y si los cubanos ya no son el enemigo de los USA... ¿Qué va a ser de las carreras de Gloria Stefan y Andy García?Hace... 1 day ago
  • La renovación de Xavi Pascual ha provocado un seísmo en Catalunya con epicentro en la guarida donde se esconde Capitan EnciamHace... 1 day ago
  • Después de más de una década siendo engañado por Orange el patrocinio de Movistar por el @ClubEstudiantes me hace ver las cosas más claras.Hace... 1 day ago
  • Si Aradori ficha por el #Estu realmente tendré que hacer un curso de Macroeconomia para entenderlo, además de comprarme su camisetaHace... 1 day ago
  • Cómo odio a esas personas hipócritas que te dicen las cosas con una sonrisa pero un fondo de autoridad cochina y mentirosa.Hace... 1 day ago

Nuestro Facebook

Nuestros comentarios

Torrente on El único
adiskide on Espero
Miguel Ángel Lamana on Aragonesas y dementes
yandrakovic on Aragonesas y dementes
hesisair on Puta vida

El Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.562 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: