Posts Tagged ‘CBZ

02
Oct
16

Las Tecnycuentas de la nostalgia


El CAI ya no es el CAI. Ahora es el Tecnyconta. Cambio de nombre que despertó un cierzo de nostalgia por Zaragoza. Recuerdo perfectamente lo que supuso el anuncio del bautizo del ‘nuevo’ CAI en un comedor de un hotel maño reconvertido en sala de prensa. La noticia de la involucración de la Caja Inmaculada, el patrocinador más clásico y exitoso de la etapa del CBZ en la élite, sirvió de respaldo para el recién nacido proyecto del Básket Zaragoza 2002. La cosa iba en serio si detrás estaba la entidad financiera del Paseo Independencia y confundía bajo disfraz rojo  a los aficionados no aragoneses en la creencia que ese CAI era el otro CAI, el de toda la vida.

Pero es que ahora ni la CAI era la misma CAI. La fusión con Ibercaja hacía irreal la vigencia de un mecenas que estaba cantado iba a dejar de apoyar al club de baloncesto. Alrededor de la ACB habían sido otras las ‘cajas’ que habían salido tarifando de la esponsorización de equipos ‘de provincias’ como precipicio de un modelo de gestión bancaria azuzado por la crisis y el rescate millonario. Caja Postal, Caja San Fernando, Caja Bilbao, Laboral Kutxa, Cajacanarias, Caja Extremadura, Cajamadrid… se han ido despidiendo de los aros y dejan solitaria a una Unicaja propietaria en Málaga. En sus tiempos de bonanza, la CAI llegó a patrocinar al Básket Zaragoza, el Peñas Huesca, el Balonmano Aragón y el Voleibol Teruel.

Final cantado

La ausencia de subvenciones públicas, copiosas en época de vacas gordas, y el deseo del Grupo IberCaja de apartarse (seguirá apoyando a la Fundación) ha ido descendiendo el presupuesto que se manejaba para construir una plantilla que cumpliera con unos objetivos debilitados en las últimas dos temporadas. La caída de ingresos por la bajada de abonados añade peso a este lastre. La situación se volvió más alarmante este verano con el riesgo de impagos, la necesidad de realizar una nueva ampliación de capital, la renuncia de la plaza del filial en LEB Plata y la ejecución de cambios profundos en la estructura. La salida de cuatro empleados, entre ellos los dos que resistían desde la fundación (el responsable de Márketing Miguel Mur y el médico José Sarasa), y una oferta de renovación inaceptable para el entrenador asistente Rubén Perelló, van encaminadas hacia la reducción de nóminas. Pese a haber renovado, también abandonaba la nave Willy Villar, el arquitecto deportivo de los éxitos de la etapa del recordado José Luis Abós. Su puesto ha sido amortizado por un cónclave formado por el presidente, un consejero, el entrenador y el jefe de cantera.

A unos pocos días de la apertura de la temporada, el anuncio del cambio de patrocinador pilló por sorpresa a muchos, tanto que hasta la presentación de las nuevas camisetas, con el logo incrustado sobre el rojo característico del CAI, tenía un aire de precipitado. Sin embargo, Tecnyconta no es un extraño en la órbita del Príncipe Felipe. Como otras marcas aragonesas como Simply o Ambar, ya era patrocinador secundario y ahora adquiere un valor mayor.

822100baloncesto

La empresa de prefabricados de hormigón, un sector insólito en la Liga Endesa, es propiedad de Emilio Garcés, consejero de la directiva del Básket Zaragoza 2002 desde la ampliación de capital acometida tras el primer ascenso (2008). Garcés es un amante del deporte. Saltó al escenario público cuando se involucró en la compra de las acciones del Real Zaragoza en propiedad de Alfonso Solans junto a Agapito Iglesias. Al no poder ocupar la presidencia y por discrepancias con el soriano, decidió vender su paquete accionarial (casi el 30%) a su antiguo socio y salir del mundo del fútbol.

La vinculación de Garcés con el deporte en los tiempos que corren le honra. Reynaldo Benito, presidente del club, agradeció el cable del que parece su socio más cercano y en la presentación reconoció que el montante del acuerdo servirá para pagar los gastos pendientes y afrontar el futuro con otra perspectiva. Y quizá sea más pronto que tarde. En la primera derrota ante el Valencia, algo previsible y sin exhibir un mal juego, Casadevall utilizó una rotación cortísima en la que quedó señalado el croata Kraljevic. Teniendo a un base como Agustí Sans entrenando con el equipo, ya se habla de la posibilidad de cambiar alguna pieza de la plantilla y traer algun refuerzo bajo el nuevo amparo de Tecnyconta. El contrato alberga la posibilidad de alargar el matrimonio la próxima temporada.

Puente de apoyo

Como casi todos en este país, Tecnyconta está recuperándose de la crisis económica, que le llevó a sumergirse en un concurso de acreedores en agosto de 2013. Anteriormente, la empresa llegó a contar con 500 empleados en 2008 cuando fue actor principal en la construcción del Ikea, el Pabellón de Participantes de la Expo o el recubrimiento de las vías del AVE y Cercanías de la capital aragonesa. Posteriormente, ante la bajada de pedidos, tuvo que ejecutar varios EREs de regulación de empleo temporales, despedir a casi un centenar de trabajadores y reducir en un 5% sus salarios. Según el portal eleconomista, la sociedad ocupaba el puesto 645 en el ránking de empresas de la provincia de Zaragoza en 2014, 300 por debajo que un año antes. Estos malos tiempos parecen pasados, aunque están aún cercanos para obviar cierta incertidumbre sobre la solvencia del nuevo patrocinador del Básket Zaragoza para fortalecer a un proyecto en retroceso.

La nostalgia de estos días viene además provocada por la evocación de lo que pasó cuando la CAI dejó de apoyar al CBZ. Ni Anway ni Natwest terminaron de ser balsas de auxilio para un club que acabó naufragando en su deuda acumulada y dejado a la deriva por los poderes políticos, como ha ocurrido ahora. Cabe ahora agradecer a Emilio Garcés por su valentía y por darte este paso al frente, pero Tecnyconta parece ser un puente de apoyo entre los propios consejeros para afrontar una urgencia inmediata y ampliar el tiempo para hallar nuevas salidas necesarias para que la nostalgia no se convierta en tristeza. Tristeza por la desaparición de un club que, llame como se llame, es tan necesario para un deporte tan amado en Zaragoza.

 

 

 

16
Nov
14

‘Yo los vi jugar’, acercándonos al pasado


En mi anterior entrada os quise hablar de una de las ideas que me rondan por la cabeza en relación a la falta de valor que dan los equipos de baloncesto españoles a su historia. En concreto, hacía referencia al casi uso de equipaciones retro que hay en el mercado español, cuando son un buen enganche de mercadotecnia en el mercado NBA.
Justo esta semana leía en el Diario Sur que el retorno a los colores originales del Unicaja, aquellos que tiñen la bandera de Málaga, el verde y el morado, estaba siendo un éxito de ventas para la marca Spalding. Esta noticia anula aquella teoría que dice que los clubs no se ‘mojan’ en estos productos porque no rentan económicamente.
Así lo han debido de ver los creadores de la Agencia TR3S25 que desde hace unos meses han arrancado con un proyecto de diseño y venta de camisetas antiguas de nuestro baloncestos. La web ‘Yo los vi jugar’ les sirve de escaparate. OAR Ferrol, Licor 43 de Santa Coloma, el mítico CBZ, el Cáceres CB, el Lobos Cantabria, el Coren Ourense, el Askatuak o el Elosua León son nombres que pretenden recuperar de la memoria en forma textil.
–¿Cómo nace la idea de ‘Yo los vi jugar’ y cómo se pone en marcha?
–La idea llevaba mucho en mente. Tenemos una agencia de gestión deportiva (agencia TR3S25) y estamos constantemente buscando productos nuevos y novedosos que ofrecer a nuestros clientes. La chispa saltó justo después del Informe Robinson de Nate Davis. Somos de Ferrol y el OAR era nuestro ‘tester’ perfecto. Así que en el partido homenaje sacamos a la venta las camisetas y ¡pum! se vendieron como churros. 

–¿Cómo elaboráis los productos? Veo que son por encargo…

–Aunque visualmente son iguales a las camisetas originales, después de mucho debatir, nos decidimos por hacer una patrón más actual y un tejido de última tecnología. ¿Por qué? Pues por la simple razón de que queremos que se use. Queremos ver a Essie, Magee, Nate… en las canchas de las ciudades. Pero si fuesen igual que las originales nadie las pondría. Sientan fatal y el algodón es poco agradecido para el deporte. La gente cuando las ve, se queda impresionado con la calidad. 
El tema del encargo es por la técnica que utilizamos para elaborarlas. Cada camiseta se fabrica única y exclusivamente para cada comprador. Esto es porque evitamos stock innecesario (ya que no todas se venden bien) y como el club no asume ninguna gasto, hacerlo de tantísimos equipos sería inviable económicamente. 

–Entonces… ¿Cómo decidís qué equipos y qué jugadores ofertáis?

–Nosotros llamamos a los clubes, les presentamos la propuesta y ellos dicen si o no. Actualmente la propuesta está encima de los 45 clubes que formaron la ACB. Los jugadores… nosotros planteamos unos que tenemos en mente, pero es el club el que decide, ya que saben mejor que nosotros qué jugadores dejaron más huella en la ciudad. 
 
–¿Cuáles son los futuros productos que tenéis en mente?
–Europa y selecciones. Probablemente cuando se publique esto… ¡ya estarán a la venta!

–¿Y de la etapa anterior a la ACB?
En realidad nos centramos en los 80 y principios de los 90. No es que distingamos ACB o la antigua 1ª. Pero si es verdad que a partir del 85 hay mas fotografías y documentos en los que basarnos para los diseños.
 
12-category_default


–¿Habéis recibido propuestas de aficionados que os pidan alguna camiseta o jugador en particular? 

A diario. Pero es imposible satisfacer todas las necesidades. Pero el ansia por tenerlas juega a nuestro favor. Tenemos muchas campañas en mente, y muchos equipos que serán un auténtico bombazo.


–¿No tenéis problemas con los derechos de imagen? ¿Cómo solucionáis este obstáculo?

–Los derechos es el mayor problema. Localizar al club, a los patrocinadores, etc… Es un trabajo complicado, los clubes se mueven poco y las empresas tienen mucho trabajo como para pararse a analizar pros y contras para otorgar el permiso…


–Dicen que ustedes se ponen contacto con los clubs, ¿pero ha sucedido el recorrido contrario?
–El año pasado el COB Ourense jugó su último partido con la camiseta que tenemos a la venta de ellos. La del 25 aniversario de su ascenso a ACB. Algún club más se interesó pero al final no llegó nada a buen puerto. Pero bueno, esperemos que poco a poco los equipos vayan entrando y vean que lo retro puede ser un enganche para sus aficionados. También hay que decir que algún club nos copió la idea y la hizo por su cuenta, pero no vamos a tenerlo en cuenta (jajajaja).

–¿Pensáis en poder llegar a acuerdos con clubes actuales para hacer encargos especiales para ellos?
–Pues creemos que algo del tipo Ourense sí que se hará. Pero las marcas actuales de los clubes tienen unos contratos muy fuertes y blindados que nos dejan fuera completamente del mercado.
 

–¿Es rentable el negocio o puede ser rentable?

–La verdad, como un producto paralelo a nuestra actividad, sí. Lleva muchas horas, esfuerzo y quebraderos de cabeza, pero la satisfacción personal es elevada ya que somos ‘basketlovers’, pero a nivel económico como producto individual no es que sea un maná. Piensa que los equipos llevan una comisión por camiseta vendida y es más de lo que nosotros ganamos. Ellos no hacen absolutamente nada, más que una presentación oficial y poco más. Es una pena que no se muevan más porque podrían ganar mucho dinero con ello, pero bueno, ahí ya no le podemos hacer nada.

–¿Cuántas habéis vendido?
–Pues la verdad es que la web nació por mayo, con muy pocos equipos, y en una fase beta, para ver la demanda y fue mucho mejor de lo esperado. Ahora empezamos a mejorar la web, trabajar redes sociales y parece que empezamos a ser conocidos. Un dato es que del OAR llevaremos unas 250 camisetas. Lleva un año a la venta y al haber tantas en la calle la gente las ve y las quiere. Pero ELOSUA o Askatuak tienen mucho tirón.
 
–¿Por qué pensáis que los equipos ACB no ponen más hincapié en realizar este tipo de productos retro?
–Porque son las marcas las que deciden todo sobre sus productos. Firmaron contratos demasiado exigentes y ahora están pagando las consecuencias.
 
Nota: Las camisetas del CBZ aún no están a la venta, pero afirman que lo estarán en breve.
25
Mar
14

Sin rescate ni memoria


Sonaba el teléfono. Existía ese riesgo. Al otro lado un compañero de una redacción en una ciudad no tan lejana. Te vendía la primicia. Había escuchado que el club de marras ponía en el mercado su plaza ACB y los ‘euromaños’ de Zaragoza sonaban como compradores. Normalmente era un cebo por si picaba la institución de turno para ingresar la subvención que aliviara la deuda para tirar hacia adelante. Nunca el CAI tomó este desvío rápido, prefirió la paciencia para consolidar un proyecto que vive sano y ejemplar porque ha sabido subir la escalera del éxito paso a paso.

Los jugadores del Bilbao Básket han dicho basta. Se plantan. Recuerdan su calidad de trabajadores del baloncesto para denunciar su estado de impago con una huelga. Si no hay reacción no jugarán más partidos de la ACB y se pondrá fin a un proyecto que ha pretendido ser grande de Europa porque ‘yo lo valgo’. La afición de Miribilla en pie en la despedida, las lágrimas compartidas y un campeón haciendo pasillo simbolizaron un epílogo bello en solidaridad y amargo en frustración y franqueza. Este es el cuadro de la dignidad de en un mundillo que se admira como una élite y que arrastra los mismos males que los simples humanos: retrasos en los salarios, huelgas  y EREs, cinturones apretados, profesionales que emigran a la fuerza…

El grifo institucional se ha recortado también en el deporte. No había rescate posible. Ahora está mal visto. El populismo político de invertir en deporte, la foto en el salón de plenos tras la victoria, la rentabilidad turística  del patrocinio institucional, quedaba todo marchito ante la mala prensa de privilegiar el espectáculo del domingo por las necesidades primarias de lunes a viernes. Fue una de las primeras burbujas en explotar. Sin la pasta pública, el Ayuntamiento, la Diputación o el Cabildo como mecenas detrás de los votos que te paguen una ronda o dos, no hay quien pueda fichar y despedir a gusto. Los cadáveres se agolpan en la cuneta del apoyo perdido y los zombies mantienen su cansina marcha hacia la nada bajo la presión de la deuda fiscal o el miedo a la intervención.

Fue un mes de julio cuando, una de esas llamadas de auxilio, procedía de Valladolid. Ofrecían su sitio en la ACB al mejor postor. La puja gastó tinta en la prensa de Zaragoza por unos días, pero el CAI siguió en LEB y el Fórum Filatélico (recuerden como terminó ese pufo antes de precipitarnos en la crisis) rascó unos millones salvadores del presupuesto público sobre la bocina. No ha cambiado tanto la cosa por Pucela.

El Consejo Superior de Deportes ratificó esta semana la gestión que está realizando el CB Valladolid, colista en la Liga Endesa con dos triunfos en 24 partidos. El Ayuntamiento de la ciudad castellana es el propietario de una entidad que decidió salir en la máxima categoría otra temporada más con el tiempo agotado y un presupuesto mínimo. El CSD apoya el intento de la sociedad de sanear sus cuentas, ponerse al día con sus proveedores y dar viabilidad  económica y deportiva a una referencia del baloncesto en las últimas décadas. La visión externa no avala este respaldo. El equipo ya ha utilizado una veintena de jugadores, que entran y salen del vestuario como si de una pasarela del despropósito se tratara.

valla

El Valladolid y el Bilbao no son casos aislados. Once de 18 clubs se agolpan en la cola de los números rojos con sus jugadores, persiguiendo una empresa suicida que invierta en deporte para romper las facturas retrasadas que se amontonan en los cajones. Sólo las cuentas de las multinacionales del fútbol, las últimas cajas que han sobrevivido al rescate bancario y algún filántropo loco mantienen a flote proyectos no tan sólidos como antes o menos que los dinerales que se gastan por Turquía, Rusia o Grecia.

Siempre he pensado que el CAI Zaragoza tuvo la suerte de no caer en la trampa. Nada más nacer, en el 2002, compró la plaza de LEB Oro del Sondeos del Norte de La Coruña. La idea era que sirviera de moneda de cambio con la que atraer a uno de los equipos ACB con problemas. Se negoció con Cáceres, que finalmente se refundó para terminar igual (descendido). Ni las llamadas de Tenerife, Valladolid… se contestaron a tiempo y se siguió con el tortuoso camino de lograr el ascenso deportivo y ajustar el balance sin depender en exceso de las rentas políticas. En esa espera Valladolid se ha ido mutando en un extra de The Walking Dead y Bilbao pasó como el rayo de los infiernos hasta la Euroliga para electrocutarse ahora en la realidad del ahogo financiero.

La ejemplar situación (con sus peros, como todo)  del CAI Zaragoza procede del bien hacer de sus jefes y del recuerdo reciente de ver como se disolvía la grandeza del CBZ (desaparecido de la ACB en 1996 por problemas económicos). La lección aprendida sirvió para iniciar ese lento ascenso contracorriente del pelotazo deportivo que era lo normal  y que ahora arrastra a tantos al declive o la desaparición, como ha pasado siempre con otros (revisen las hemerotecas de Granada, Menorca…). La memoria sirvió de referente para el CAI donde tienen que estar la obligación y el sentido común de los que mandan en el deporte: hacer cumplir las leyes y sancionar a los que no cumplen. Medidas tan impopulares como vitales para estabilizar el negocio del deporte y no convertirlo en un pozo sin fondo. Anular el canon de ascenso que mantiene cerrada la competición y permite el rescate sin fin de sociedades agonizantes podría ser un movimiento arriesgado para las arcas de la ACB, pero necesaria para promulgar un plan B y no llevar a la condena a quien pasa por apuros. Bajar de categoría no es el fin. Seguir recto sin solucionar nada, repitiendo errores, si lo es. Y en esas estamos. Con la ACB peleándose por saber quién es capitán de un barco con graves vías en la zona de flotación. Hundiéndose.

31
May
11

Tercera jornada: Kasibabu contra el mundo


Canterbury 52 Joventut 58

El Canterbury School es un colegio situado en Las Palmas. En su ideario reza esta frase como uno de sus objetivos pedagógicos: “Animar a nuestros alumnos a que se consideren ciudadanos del mundo con un deseo de promover el bienestar de todos sus habitantes”. Su web resalta que el 15% de sus alumnos son extranjeros. Uno de ellos es diferente. Es Jonathan Kasibabu, un congoleño que pasaría por el padre de la mayoría de los colegiales del Canterbury. Mide más de dos metros y es del Congo. Desde allí llegó a Las Palmas hace más de un año para jugar al baloncesto. Ahora tiene 15 años, pero como siempre le ha pasado, destaca en campeonatos poblados de otros niños que no parecen niños, pero sí son mayores, sin serlo. Porque la supremacía de este al que los titulares facilones compararán con Ibaka o Biyombo, otros diamantes extraídos de África para jugar en España, es absoluta. Ayer, la seguramente mejor cantera de España, la del Joventut, en el partido que decidía el primer puesto del grupo H, sufrió la indecible para extinguir todos los fuegos que desata esta fuerza de la naturaleza.

A su lado juega otro chico africano, el malí Boudama Sidibe, más delgado, pero igual de alto, infantil de segundo año y que ha llegado hace unos meses a Canarias. Ambos condicionan tanto el juego que hasta una potencia con jugadores como Agustí Sans, Marc Bauza, David Jofresa… estuvieron contra las cuerdas por no saber franquear su dictadura física.

Los compañeros de Kasibabu y Sidibe saben que tienen que ponerles la bola lo más cerca del aro, que ellos ya se apañan, o lanzar sin complejos, porque el rebote ofensivo, si no es suyo, es raro, raro, raro. Y atrás, una zona (primero una 2-3 y luego una 1-3-1) es suficiente para que cualquier lanzamiento sea intimidado e invitar al rival a vivir en el perímetro. El Joventut movió bien la bola, hizo lo que tenía que hacer, pero sus lanzadores estaban encasquillados por la presión y no acertaban (3/15 de tres en la segunda parte), mientras Kasibabu, solito (27 puntos, 19 rebotes… 37 de valoración), remontó los diez puntos de diferencia en el tercer cuarto y forzó al máximo la maquinaria verdinegra, atorada por un tronco robusto.

Pero hasta Kasibabu se cansa, como todos, y, agotado de afrontar triples marcajes, pidió el cambio cuando faltaban dos minutos y el partido estaba en vilo, aunque cometió la quinta falta antes y terminó animando a sus compañeros de aula desde la banda, esos, los ‘normaluchos’ (Canterbury sólo presentó ayer diez fichas) que aún tuvieron un triple para empatar el partido. Pero eso ya era cosa de humanos.

Canterbury (17+10+20+5): Moreno, Kasibabu (27), Sánchez, Navarro (2) Sidibe (11) –quinteto–. Rodríguez (6), Fernández (1), González (2), Jiménez (3). Entrenador S.López.

Joventut (18+15+12+13): Gomila (5), Jofresa (6), Assalit (8), Nogués (6) y González (6) –quinteto–. Costa (6), Sans (6), Abalde, Iriarte (3), Ventura (4) y Bauza (8). Entrenador: F. Redondo

Sant Josep 84 CB Zaragoza 91

Era una final. Su final. Una que permitía al ganador avanzar de casilla y al perdedor le cortaba el paso al Siglo XXI. Y los ingredientes de una final son los que son. Y si aliñas otros, pues no te sale lo mismo. Una pizca de pasión, dos cucharadas de incertidumbre, un chorreón de tensión… Y de la cocina de Utebo salió un dulce CBZ-Sant Josep con guinda maña. Esas siglas que significan básket y cantera (el club que elevó a Zaragoza en la ACB y se mantiene de criadero) se medirán mañana a Unicaja en octavos.

El CBZ movió su primer peón en forma de zona press (2-2-1) que no provocó el pánico esperado y fue finiquitada para resguardarse en la guarida de la 2-3. Pero antes de lograr su formación, un lento balance proporcionó al Sant Josep una buena cuenta de puntos para meterse en el partido.

Las faltas y las imprecisiones se iban acumulando como si fueran ellas las que estuvieran dilucidando un duelo. El CBZ se precipitaba en ataques diminutos, encontrando la recompensa en las faltas (lanzó 26 tiros libres, solo anotó 12 en esta primera parte) y en un bonus temprano que le sirvió para ir con paso corto detrás de su rival. Sant Josep movía más la pelota, pero en una configuración yerma que terminaba con fallos enmendados por una retahíla de rebotes ofensivos (17 en esta primera parte) que parecía no tener fin. Un triple de Daniel Tugores sobre la bocina hacia que los baleares se fueran al descanso con su máxima ventaja (46-41).

La cara del partido se transformó cuando el CBZ supo precintar la zona, dejó de regalar segundas opciones y Sant Josep siguió perdiendo tiempo en un concurso de tiro sin diana. Cerrada la puerta del rebote, los maños lograron la puerta del contragolpe. Esa vocación provocó que el Sant Josep probara también la zona 2-3, cuando el CBZ se puso por delante (54-56). El cambio de velocidad, el torbellino de aciertos y desaciertos en cadena, benefició a un CBZ que parecía dirigirse hacia el triunfo cuando una protesta del banquillo rival provocó una técnica y que la ruptura del marcador se elevara sobre los diez puntos. Una antideportiva compensatoria y un parcial de 0-11, con tres triples seguidos (6/35 al final), volvieron a poner a los baleares con opciones de triunfo (82-82, a 2.58).

Pero a los maños no les pudo el supuesto bajón anímica de verse remontados y dos acciones de Pablo García y un triple de Álvaro Navarro demostraron su sangre fría para volver a ponerse por delante y finiquitar el pase a octavos ante la alegría de la afición local y la decepción de la visitante, que cargó contra los árbitros, que no estuvieron bien. Jose Luis Rubio, fundador y presidente, símbolo del CBZ, bajó a la pista a felicitar a los muchachos.

San Josep (21+25+16+22) Tugores (17), Valles (12), Hack, Gómez (11) y Juan (13) –quinteto–. J.Fernández (13), Arnold (4), Ruiz (12), Salvador (2) y Colomar. Entrenador: P.Navarro.

100×100 Basket CBZ (18+23+26+24): Tanase (17), Dione (8), Cobos (10), Navarro (15) y Ferrando (10) –quinteto–. García (9), Cebada (7), Lou (2), Medina (3), Solanas y Gaudo (10). Entrenador: J.A. Martín

Blancos de Rueda 66 Genovés 59

Abrió la mañana en Utebo una pugna por la supervivencia. Genovés, cadete B del Valencia, y Blancos de Rueda alcanzaban la última jornada tras haber perdido con el Unicaja y ganado al San Antonio cacereño. Por lo tanto, decidían quién pasaría a octavos. La tensión propulsó un inicio parejo y debilidades defensivas entre dos equipos que concedían puntos por espacios divergentes: los interiores Mario Rodríguez y Dani Astillero (32 puntos en su unión) en Valladolid que superaron al lituano Tomas Klikna y el completo ala-pívot Javier Cortina (19 puntos y 2 triples) por Valencia se movía por todo el campo de ataque. El primer estirón de los valencianos (11-18) fue contestado rápidamente por los vallisoletanos, que terminaron de abrir una pequeña brecha al iniciarse la segunda parte con un parcial de 6-0. Esta renta fue bien administrada por el Blancos de Rueda, que estiró su ventaja hasta los doce puntos, merced a la vigilancia sobre Cortina, una disposición de dos postes y la alternancia de las defensas. El Blancos de Rueda aguantó y se metió merecidamente en octavos.

Blancos de Rueda (20+16+17+13): Rodríguez (8), Heras (8), De Ante (5), M.Rodríguez (15) y Astillero (17) –quinteto–. Hormanseder (2), J.Martínez (5), S.Martínez, Andrés (2), Rojo (4), Nasarre y Fisac. Entrenador D. Enciso.

Genovés (20+12+12+15): Monzón (8), Rodenas (12), Ruiz, Klikna (4) y Cortina (19) –quinteto– Fernández (6), Velázquez, Llopis, Ferrando (6), Rogers (2), Ferruses y Andrés (3). Entrenador J.A. Canales

Unicaja 90 San Antonio 39

No daba la impresión que Unicaja estuviera clasificado después de ganar los dos primeros partidos del Campeonato de España. Más bien, la sensación era la contraria, la de un equipo que quería seguir enchufado competitivamente para redimirse del mal trago que pasó el día anterior, ante Blancos de Rueda, al que superó tras remontar en el último cuarto y forzó la prórroga. Los cadetes malagueños lograron el objetivo de pasar con  buenas sensaciones a la ronda de octavos, donde les espera o el CB Zaragoza aragonés o el Sant Josep balear.

Unicaja salió a presionar muy arriba con tres hombres, provocando la aceleración del ataque de San Antonio, que rápidamente fue llenando un cubo de pérdidas (37 al final del partido) del que Unicaja recogía ataques cómodos (4-10, min. 5). La salida de Samuel Montoro (13 puntos y seis rebotes en la primera parte) y Rubén Guerrero, dos de los jugadores de segundo año que se han unido a este grupo en Zaragoza, apuntalaron la idea de asfixiar el ataque local y ayudaron a cargar el rebote ofensivo. El entramado defensivo de Rafael Piña se completó con la negación de juego al base local Ángel Zazo.

Esta extrema actividad, remarcada con las indicaciones desde la banda por el cuerpo técnico y la rotación constante de piezas, provocó que las diferencias fueran estirándose sin remedio para los chicos extremeños (11-21; 20-39; 24-50…), que solo encontraban cierta claridad en situaciones de uno contra uno frontales de su alero, Alberto Clemente.

No se alteró la dirección del partido tras el descanso, aunque la presión no fue tan efectiva, apareciendo ya de forma más aislada, lo que promovió más situaciones de juego estático y un tempo más lento. Las dudas en algunas acciones y la falta de distribución hacia el poste bajo (los dos jugadores de dos metros, Rubén Guerrero y Sergio Mendiola estuvieron varios minutos juntos en la pista), provocaron que el Unicaja disminuyera su ritmo anotador: ‘sólo’ anotara 17 puntos en este cuarto. Sin embargo, no presionar no significó que los andaluces fueran menos exigentes en defensa, dejando sin anotar al San Antonio en los primeros seis minutos del tercer cuarto. Un dato resalta el mérito defensivo de los malagueños: en todo el partido el San Antonio sólo fue capaz de realizar un parcial de 4-0.

Con el resultado decantado, Rafael Piña y su ayudante, Pablo García, pretendieron que sus jugadores terminaran con la misma actitud que habían empezado, siendo muy activos sobre el balón y las líneas de pase. Fruto de ello, los extremeños, rebasados por los circunstancias, se quedaron en apenas 14 puntos en la segunda parte. En estos compases finales se vieron varios detalles de calidad de Francis Alonso y el carácter de Álvaro Blanes, que se fue hasta los 15 puntos. Solo el punto negro de los tiros libres (14/29) agrieta la solidez de una actuación con la que el Unicaja recupera las buenas sensaciones perdidas en la jornada anterior y avanza hacia las eliminatorias donde se verá la medida de un grupo joven y en formación.

San Antonio Cáceres (11+14+4+10): Uso (5), Ruiz, Zazo (4), Clemente (12) y Moreno –quinteto–. Rey (4), G.Martín, Latorre (6), A.Martín, Alcántara, Vázquez (6) y Lajas (2). Entrenador: M. Segalas.

Unicaja (21+28+17+24): Jiménez (5), Moreno (6), Aguado (6), Mendiola (6) y Blanes (15) –quinteto–. Montoro (20), Pérez (5), Cobo (4), Cortés (5), Alonso (4), Sabonis (7) y Guerrero (7). Entrenador: Rubén Piña.

Real Madrid 90 Quintanar 37

El nuevo formato del Campeonato de España, con 32 equipos y clasificación directa desde la fase autonómica, sin sectores que filtren el nivel de los equipos, pero permitiendo la participación de todas las federaciones, hace que se vean partidos tan descompensados como el de ayer. Pero eso no es malo. Porque el deporte debe regirse por otros parámetros y el hecho que un equipo de Quintanar del Rey, una localidad de Cuenca de menos de 10.000 habitantes, pueda acceder a esta fase y jugar, como hizo ayer, ante el Madrid, un club mundial de una metrópolis de cuatro millones de habitantes, supone un triunfo del deporte. El triunfo de los humildes, de aquellos que, lleguen a jugar donde lleguen (el equipo senior logró ayer el ascenso a EBA), podrán decir seguro que un día fueron a un Campeonato de España y jugaron ante algún LEB o un ACB. La foto que ambos equipos se hicieron juntos y las señales de que los chicos de ambos equipos habían hecho buenas migas fuera de la pista son indicios de que los valores del baloncesto se alejan de la victoria. Esos pequeños detalles son los que deberían difundir los medios de comunicación.

El Madrid no despreció al rival, pero tampoco lo quiso aniquilar. Mantuvo el rigor táctico, una defensa individual sin alto voltaje, y compuso su juego de pases, siempre buscando la ventaja del pase extra, fuese en una circulación por el perímetro o en el pase al pívot desmarcado.

Y el Quintanar hizo lo que debía, luchar, poner todo lo que tenía (que tampoco es poco), por lo menos, suficiente para igualar un cuarto, el tercero (17-17). Y una foto que atestigua que un día se enfrentaron al Madrid. Enhorabuena a ambos.

Quintanar  (8+4+17+8) Carrasco (2), Martínez (2), Cebrián (8), Valero (3) y Escribano (15) –quinteto–. Peñaranda (1), Balleste (2), García, L.Escribano, Rivera (4) y López. Entrenador José Luis Morcillo.

Real Madrid (19+21+17+33) De la Blanca (6), Ruiz (11), Vivas (9), Moreno (4) y De Miguel (4) –quinteto– Gómez (4), Martín (5), Calle (20), Pozuelo, Morell (15), Gil (6) y Ayuso (6) Entrenador José Luis Pichel.

Resultados de la jornada

Grupo A

Piélagos 81 Urbanova 73 Estadísticas

FC Barcelona 69 Gran Canaria 58 Estadísticas

Grupo B

Burlada 47 La Salle 43 Estadísticas

Cajasol 97 Covadonga 47 Estadísticas

Grupo C

Estudiantes 96 Escuelas Pías 36 Estadísticas

Estudiantes Lugo Covadonga

Grupo D

Agustinos 49 Valencia 74 Estadísticas

Murcia 86 Helios 42 Estadísticas

Grupo E

Blancos de Rueda 66 Genovés 59 Estadísticas

San Antonio 39 Unicaja 90 Estadísticas

Grupo F

Real Madrid 90 Quintanar 37 Estadísticas

San Josetp 84 CB Zaragoza 91 Estadísticas

Grupo G

Jaén 39 Baskonia 50 Estadísticas

CAI Zaragoza 63 Iberostar Canarias 57 Estadísticas

Grupo H

Canterbury 52 Joventut 58 Estadísticas

Marín Peixelago 66 Manresa 85 Estadísticas

Los cruces de octavos

FC Barcelona — Easo

Estudiantes — Murcia

Canterbury — CAI Zaragoza

Valencia — Estudiantes Lugo

CB Zaragoza — Unicaja

Real Madrid — Blancos de Rueda

Baskonia — Joventut

Cajasol — Gran Canaria




Únete a otros 9.411 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: