Archive for the 'El scouting' Category

08
Jun
11

Los mejores del Campeonato de España Cadete


Jonathan Kasibabu (Canterbury)

Congoleño de 2,03 metros que ya era conocido porque lleva más de un año en el Canterbury Lions de Gran Canaria. Ha sido el jugador que más opiniones ha generado durante el Campeonato. Un vistazo a su portentoso físico explica el porqué. Posee una fisionomía propia de un senior siendo un cadete de primer año (96), apariencia que ha abierto las suspicacias sobre su verdadera edad en las aficiones rivales y que le ha hecho ser dominador absoluto en Zaragoza. En cuando a desarrollo muscular y salto vertical no tenía rival, siendo devastador cerca del aro. Alguna canasta aún está temblando con sus mates. El Canterbury repetía este esquema: pase a Kasibabu en la pintura para que él reciba, se gire y deje la bola bien arriba donde nadie llegaba. En oposición a sus compatriotas Gullit Mukendi (Estudiantes Lugo) y Cedric Alexandra (Peixe Marín), no era ese su único aporte, desarrollando un lanzamiento en suspensión solvente y con días de asombroso acierto (3/4 ante Unicaja) siempre tras bote, por lo que empezaba muchos ataques desde el exterior. Sin embargo, no se le ha visto atacar de cara con asiduidad o desarrollar otros recursos tácticos y técnicos de otro nivel superior que, dada su juventud y potencia, tendrá tiempo de ir asimilando. Curiosamente, lanza mejor de tres que los tiros libres. Su cualidad física le convierte en un buen defensor y un intimidador con su sola presencia (Canterbury defendía mucho en zona con él como pivote central), aunque no era constante en el esfuerzo. Debería eliminar ciertos gestos más propios de la NBA que de categoría de formación y mejorar su actitud en defensa, incorporar nuevos recursos y una mejor lectura del juego. Cuando se ha enfrentado a rivales de su altura, menos ante el Gran Canaria por el tercer puesto (se cargó de faltas), ha realizado sus mejores partidos, con rachas en las que dominaba por si solo el partido en ambos lados de la cancha. Si logra desarrollarse técnicamente podría jugar de alero. Su potencial es extraordinario. Hizo un triple doble en la fase previa ante el Joventut (27 puntos, 19 rebotes y 10 faltas recibidas).

Estadísticas por partido y porcentajes: 20.2 puntos — 51/81 t2 62.9% — 9/23 t3 39.1% — 13/32 tl 40.6% — 10.8 rebotes (8.14-2.71) — 1.5 asistencias — 1.5 tapones — 4.8 faltas recibidas — 22.42 valoración

Bourama Sidibe (Canterbury)

Kasibabu y Sidibe

La pareja de Kasibabu. Este delgadísimo malí de 2.03 lleva pocos meses en España y se nota en la expresión técnica de su juego. Es infantil de segundo año (97). Es limitado en recursos cuando recibe la pelota, pero a su vez, muy efectivo con movimientos básicos, lo que le augura un amplio margen de mejora. En oposición al congoleño, es sobrio gestualmente y se le intuye cierta timidez que no se percibe dentro de la pista, donde es competitivo. Sus largos brazos son su mejor arma en ambos lados de la pista. Taponador y reboteador por definición (su peor marca fue de 13 en un partido y ha logrado más rebotes que puntos), añade muchos de sus anotaciones gracias a estas segundas opciones. Su técnica de tiro, solo descrita en los tiros libres (41%) y en triples (12.5%) que no tiene problema en lanzar, es buena para empezar a ser trabajada. Ha aprendido a sacar rápido la pelota si recibe dobles marcajes. Es ágil y debe ganar peso. Numéricamente, ha sido hasta más destacado que Kasibabu, siendo el mejor reboteador, el que más faltas ha recibido y el más valorado del torneo. Un diamante en bruto que se ha ayudado de la compañía de Kasibabu.

Estadísticas por partido y porcentajes: 17 puntos — 50/91 t2 54.9% — 1/8 t3 12.5% — 16/39 tl 41% — 17.1 rebotes (11+6.1) — 1.1 asistencias — 2 robos — 2.6 tapones — 6.7 faltas recibidas — 29.7 valoración

Gerard Gomila (Joventut)

MVP de la Final por mérito propio. Alero de amplio recorrido, polivalente (podría jugar en todas las posiciones), que saca ventajas en cada acción de 1×1 tanto desde el perímetro hasta en situaciones de poste bajo. Anotó los primeros seis puntos de la Final y fue clave en anteriores partidos, realizando un torneo de menos a más, dando su mejor rendimiento en las eliminatorias. Es descarado y posee sangre fría a su vez, leyendo bien cada situación de juego. Busca la pelota y encara con agresividad, siendo impredecible desde la posición de triple amenaza: arranca, tira y pasa con solvencia. Destaca su juego de pies, trabajando muy bien el pivote con el segundo apoyo. Defensivamente puede encarar a jugadores más bajos y lo pasa peor ante rivales más corpulentos. Rebotea muy bien defensivamente, sacando él mismo el contraataque, pero también carga el rebote en ataque. Debe mejorar su porcentaje en los tiros libres. Ha sido determinante en el triunfo del Joventut, demostrando su mejor cara en los últimos tres partidos (15 puntos de media). Es intercambiable con Nogués e Iriarte como 3-4.

Estadísticas por partido y porcentajes: 10.42 puntos — 23/48 t2 47.9% — 7/16 t3 43.7% — 6/9 tl 66.6% — 7 rebotes (4.2+2.8) — 1.7 asistencias — 1.1 robos — 15.57 valoración

Agustí Sans (Joventut)

Es el nombre que recogía más atención después de haber desarrollado una semana antes un extraordinario Campeonato de España júnior en Porriño, anotando diez puntos en la Final siendo cadete de segundo año. Puede jugar en las tres posiciones exteriores. Pieza clave en la victoria, en la Final no resultó tan protagonista como se preveía, lo que no evitó que se acoplase a otro rol y sumase desde diferentes facetas del juego. Como es la marca en este equipo del Joventut, es una pieza poliédrica, capaz de hacer muchas cosas. Gran defensor por su actividad, ataca las dudas del rival. En semifinales manejó a su antojo el juego, provocando el arranque que desarmó al Gran Canaria, con diez puntos y una asistencia en cinco minutos. Su acierto de tres fue vital en octavos ante la zona del Baskonia. Buen manejo de balón con ambas manos, aunque es zurdo. Jugador de extraordinario futuro y uno de los referentes de su generación y selección. Ha ido de menos a más y en la primera fase fue dosificado, por esos sus estadísticas no son tan espectaculares.

Estadísticas por partido y porcentajes: 10.1 puntos — 12/29 t2 41.37% — 11/27 t3 40.74% — 13/17 tl 76.47% — 4 rebotes (3.28+0.72) — 1.4 asistencias — 1.4 robos — 10.42 valoración

Bernat Camarasa (Barcelona)

Bernat Camarasa

Líder del Barcelona. Base de potente tren inferior y aventajado descaro. Ha estado compitiendo a lo largo del año con el equipo júnior del Barcelona y recibe entrenamientos específicos de tecnificación, lo que acentúa la confianza que en él han depositado en la cantera blaugrana y su técnico, Marc Calderón. Extraordinario jugador en campo abierto, va directo al aro, siempre desde la parte frontal, se encasquilla más cuando tiene que dirigir. Muy buen penetrador porque desborda con potencia desde la arrancada. Sabe definir ante defensores más altos utilizando ‘bombas’ o haciéndose, inteligentemente, su hueco utilizando su cuerpo y/o dibujando un rectificado para evitar el tapón. Esconde muy bien la pelota. Aprovecha las ayudas que recibe para asistir, habilidad con la que se divierte gracias a su gran catálogo técnico, repitiendo el pase sin mirar. Fue el mejor asistente del torneo (tope 7 asistencias) y sólo en la Final eludió esta capacidad. Duda en su tiro por lo que no mira la canasta desde el perímetro y es irregular en los tiros libres. En ocasiones debe frenar su instinto por el bien del equipo, rebajando las revoluciones de su juego y siendo más cerebral, como le ocurrió en el trancurso inicial de la Final en la que terminó en estado de gracia y con unos números buenísimos (24 puntos).

Estadísticas por partido y porcentajes: 11.4 puntos — 31/64 t2 48.43% — 1/8 t3 12.5% — 15/26 57.69% — 3.2 rebotes (2.1+11.1) — 3.85 asistencias — 1.3 robos — 3 faltas recibidas — 12.71 valoración

Adriá Cantenys (FC Barcelona)

Procedente de Figueres, es uno de los becados con los que cuenta Marc Calderón en la generación 95 del Barcelona. Es un proyecto de futuro de la cantera blaugrana al que se le está prestando una atención particular. Este año ha trabajado para transformarse en un alero, logrando grandes avances en el lanzamiento exterior, sobre todo desde las esquinas y en parado, y suelta el balón de cara con soltura. Esta versatilidad le hacen jugar de ‘3’ o de ‘4’ abierto. Mide 1.96, por lo que rebotea bien. Internacional con España, este año estuvo presente en el Jordan Brand Classic de Londres. En la Fase Final del Campeonato de Cataluña fue el mejor jugador, promediando 19 puntos y 10 rebotes. Varias páginas en Facebook atestigua que es un jugador que ha recibido la atención más allá de su juego. Tras ser clave en las semifinales, en la Final le costó entrar en juego ante pares de sus características (Nogués y Gomila), pero fue crucial para que el Barcelona llegara al tramo definitivo con opciones de victoria.

Estadísticas por partido y porcentajes: 11.14 puntos — 26/45 t2 57.5% — 7/34 t3 20.58% — 5/9 tl 55.5% — 6.42 rebotes (4.14+2.28) — 2.2 robos — 9.57 valoración

Mohamed Thiam y Mouhamed Barro (Gran Canaria)

Hablar de Mohamed Thiam es hacerlo también de su alter ego, el también senegalés Mouhamed Barro, que ya ha jugado con la selección canaria. Ambos forman una pareja de torres gemelas. Espigados y con una altura similar de dos metros (Barro es algo más alto que Thiam), han sido determinantes para que el conjunto amarillo alcanzase el tercer puesto. De los africanos que han tomado parte en el Campeonato, ellos son los que desarrollan una mayor capacidad técnica, aptitudes para jugar de espaldas y de cara, incluso para probar con cierta solvencia el tiro desde media y larga distancia. Por ejemplo, se les vió realizar un tiro en suspensión tras giro en el poste bajo, apunte de alta calidad. Thiam es más regular y anotador, mientras que Barro sobresale por su capacidad reboteadora. Son correctos en el juego táctico, realizando continuaciones hacia el aro y el perímetro. Agresivos en defensa, comenten excesivas faltas, como en la semifinal, punto negativo que alteró los planes de su entrenador. Deben mejorar su defensa, sobre todo Thiam, que llegó a Canarias en febrero. Para su envergadura no son buenos taponadores. En sus enfrentamientos ante otros jugadores africanos, Canterbury y Estudiantes de Lugo, siempre salieron ganadores. Thiam firmó su mejor partido (31 puntos y 23 rebotes ante Mekundi). Por su parte, Barro ha realizado cinco ‘dobles dobles’ en siete partidos. Deben mejorar la visión de juego. Gran Canaria trabaja con ellos con vistas a un futuro ACB y pretende convertirlos en aleros. La hermana de Barro fue el año pasado MVP de la categoría femenina de esta competición. Ambos son musulmanes y se comportan con corrección dentro y fuera de la pista.

Estadísticas por partido y porcentajes (Thiam): 18.14 puntos — 52/89 t2 58.42 % — 2/6 t3 33.33% — 17/30 tl 56.66% — 9.42 rebotes (5.71+3.71) — 3.8 faltas recibidas — 18 valoración

Estadísticas por partido y porcentajes (Barro): 12.85 puntos — 33/61 t2 54.09% — 2/8 t3 25% — 18/37 tl 48.64 — 12.28 rebotes (9+3.28) —  1.8 robos — 4.7 faltas recibidas — 19 valoración

Ander Martínez // Basket Vallés

Ander Martínez (Estudiantes)

Los románticos del Ramiro de Maeztu suspiran por aquellos viejos tiempos en los que esa camiseta sólo la usaban chicos del patio. Ahora, los dos primeros equipos de cada generación, lo suelen conformar muchachos y muchachas que se han criado fuera de La Nevera. Pero aún hay excepciones que han mamado esa esencia. A Ander Martínez se le ilumina una sonrisa picarona al reconocer que él es del Estu y del Ramiro desde siempre. Y quizá por eso (los dementes dirían cuerdamente que sí) es el más destacado de su generación. Capitán, alero alto (1.96) es capaz de anotar desde todas las posiciones, sea desde fuera, desde la media distancia o en el poste, gracias a su excelente muñeca, una de las mejores del campeonato, y su tiro, que sale desde muy arriba (difícil de taponar). Es casi infalible en los tiros libres. Sin tener unos fundamentos técnicos muy pulidos, tiene recursos para todo, utiliza la simpleza y, más allá de disponer de un buen dominio del balón, es pícaro para crearse sus huecos, aparecer por donde nadie espera (un corte, esperando en una esquina, desbloqueándose, reboteando…) pero sabe donde está su compañero. Está siempre presente. Corre muy bien la pista, que es el fuerte de este equipo. Excelente reboteador, no es malo asistiendo y esta temporada está destacando como uno de los mejores cadetes de España. Es internacional.

Estadísticas por partido y porcentajes: 11.6 puntos — 13/26 t2 50% — 8/19 t3 42.1% — 8/9 tl 88.8% — 6.2 rebotes (2.8+3.4) — 1.6 asistencias — 1.6 robos — 2.2 faltas recibidas — 14.6 valoración

Gullit Mukendi (Estudiantes Lugo)

Sin llevar mucho tiempo en nuestro país, desde febrero, este congoleño de más de dos metros (2.03) y más musculado que otros africanos que aparecen por el Campeonato de España Cadete, dicen que se ha adaptado perfección a la vida de Lugo. Mukendi, cuyo nombre es el mismo que el del centrocampista holandés del Milan de Sacchi, es una diamante en bruto, todavía sin pulir, pero con unas cualidades físicas extraordinarias, aunque no tan explosivo como sus compatriotas Biyombo e Ibaka ni tan versátil como Kasibabu. Técnicamente es muy limitado por el momento y presenta lagunas en el conocimiento del juego, territorio que se puede aprender, pero tiene la materia prima para ser un pívot referente. Enérgico para coger la posición en el poste bajo, le faltan fundamentos para ser más efectivo en ataque (mejorable 47% de tiro), aunque su ventaja física junto a su salto vertical provoca que no los necesite para anotar por el momento, aunque quizá no se acerca al aro lo suficiente y suelta el balón antes de tiempo. Su aceptable porcentaje en los tiros libres le augura una buena evolución en posiciones de media distancia. Reboteador magistral, va duro al tablero ofensivo, palmeando numerosos balones, y sabe bloquear el defensivo, aunque con un poco más de agresividad sería implacable en esta faceta, dado que deja escapar rechaces que por su capacidad podría alcanzar.  Sus centímetros condicionan la defensa rival y añadido su salto lo configuran como un buen taponador. Es cadete de primer año. Fue clave en la clasificación de su equipo hasta cuartos de final, serie en la que fue sobrepasado por la pareja de senegaleses del Gran Canaria. Era importante en su equipo, pero no la primera opción en ataque.

Estadísticas por partido y porcentajes: 12 puntos — 25/53 t2 47.16% — 10/20 tl 50% — 12.4 rebotes (7.6+4.8) — 2.6 tapones — 4.6 faltas recibidas — 20.8 valoración

Samuel Montoro (Unicaja)

Samuel Montoro

Este alero jienense, becado por el Unicaja, al que sus amigos llaman ‘Samu’ ha liderado a un grupo de jugadores de primer año. Hizo valer su experiencia en momentos delicados, como en la primera fase ante el Blancos de Rueda, y dio un paso al frente cuando su equipo lo necesitaba con acierto individual. Sus tres triples consecutivos en la eliminatoria ante Canterbury demuestran que es un jugador capaz de remontar por si solo un partido. Enérgico, esta actitud es un arma de doble filo que en ocasiones le hace caer en la precipitación y cierto individualismo, pero también le permite aceptar el protagonismo, ir bien al rebote ofensivo y ser activo en la defensa, cometiendo faltas que podría guardarse por su afán de robar el balón. Era esencial en la presión que realizaba su equipo. Tirador de rachas, dispone de una notable suspensión. Debe mejorar sus salidas y ser más constante en la defensa. Toma decisiones oportunas y no es egoísta con el balón, sabiendo cuándo tiene que pasar la pelota. Ha terminado el año entrenando con el equipo júnior de Unicaja. Es internacional y también estuvo presente en la última edición del Jordan Brand Classic de Londres.

Estadísticas por partido y porcentajes: 14.6 puntos — 28/45 t2 62.22% — 9/26 t3 34.6% — 2/5 tl 40% — 6.8 rebotes (4.4+2.4) — 2.8 asistencias — 4.4 robos — 17.4 valoración

Marcos Portalez (CAI Zaragoza)

Ha sido el mejor del CAI con Alberto López de Silanes y autor de la rúbrica del primer triunfo con un rebote ofensivo ante el Baskonia. Sus estadísticas en la fase previa fueron remarcables. Pívot cerrado que nunca juega de cara, pero que sostiene su juego en su actitud, que le hace pelear por todos los rebotes y corregir la desventaja de su escasa formación. Se nota en su técnica que lleva poco tiempo jugando al baloncesto (antes lo hacía en el fútbol), aunque su energía y largos brazos le hacen compensar este tiempo perdido. Ágil para su altura, no es lento, y tampoco patoso. Asume la responsabilidad de atacar de espaldas desde el poste bajo, prefiriendo el lado derecho al izquierdo, y la salida por fuera a la línea de fondo. Buena colección de amagos, que denota su inteligencia. Efectivo con el gancho de derechas. Excelso reboteador. Y generoso en el esfuerzo, no descansa si tiene que realizar un largo balance para llegar a taponar un contraataque. La acumulación de faltas fue decisiva para que su equipo no pudiera defender a Kasibabu y Sidibe en la ronda de octavos.

Estadísticas por partido y porcentajes: 11.75 puntos — 22/54 t2 40.74% — 3/10 tl 30% — 11.25 rebotes (5.75+5.5) — 1 asistencia — 1.5 robos — 2.25 tapones — 3.5 faltas recibidas — 17 valoración

Carlos Martínez (Baskonia)

Jugador todoterreno que con 1.96 tiene ya un físico que le augura un futuro prometedor. Su altura y largos brazos no son un impedimento para tener un refinado control del bote dado que está muy coordinado y tiene en el cambio por espaldas uno de sus movimientos más naturales. Siendo alero, no tiene dificultades para subir la pelota y actuar de base con orientación para crear sus tiros. Más penetrador que tirador, algo habitual en estas categorías, arma con facilidad el tiro tras bote, pero su mejor virtud es la lectura del juego, utilizando un amplio catálogo de pases y siento hábil leyendo la continuación del pick’n’roll (ataca el bloqueo por derecha) o las ayudas que le salen tras desbordar en el 1×1. Juega mejor con que sin balón y aunque sabe doblar el balón, la estructura de juego del Baskonia, que da muchas responsabilidades a los becados, le ha hecho lanzar mucho a canasta. En defensa es capaz de neutralizar a jugadores más pequeños y utiliza sus brazos con habilidad. Su envergadura le permite rebotear, pero no es su fuerte. Llega a machacar el aro. Galicia Calidade.

Estadísticas por partido y porcentajes: 14 puntos — 10/34 t2 20.41% — 7/22 t3 31.81% — 15/23 tl 65.21% — 5.5 rebotes (3.25+2.25) — 3.25 asistencias — 1.75 robos — 6.5 faltas recibidas — 12.5 valoración

Ilimane Diop

Ilimane Diop (Baskonia)

De los africanos que han estado en el Campeonato y pese a que su equipo no ha pasado de octavos, es el que mejor sabe interpretar el juego colectivo. El senegalés esconde bajo sus endebles 205 centímetros de altura y 230 de envergadura un pívot de tremenda solidaridad e inteligencia. En las estadísticas relucen sus números en rebotes y tapones, pero eso parece casi anecdótico, una obligación, para un chico de sus dimensiones. Quizá la virtud menos reconocible y más interesante se centra en su buena lectura del juego cuando recibe al poste. Sabe interpretar las defensas y generar ventajas a través del pase y no aglutinando tiros. Están por pulir sus fundamentos técnicos, pero dispone de un gancho interesante como inicio. Asumió una mayor responsabilidad ofensiva en el partido de octavos, cuando Carlos Martínez estuvo bien defendido. Es hermano de otro joven de la cantera baskonista, Mamadou Diop, y ya dispone del pasaporte español, siendo internacional recientemente. ‘Ili’. como le llaman, llegó a Vitoria en enero.

Estadísticas por partido y porcentajes: 10 puntos — 18/41 t2 43.9% — 0/2 t3 0% — 4/11 tl 36.36% — 13.5 rebotes (9.5+4) — 1.5 asistencias — 4.25 tapones — 3.5 faltas recibodas — 18.5 valoración

Adriá Duch (Valencia)

Exterior (base-escolta) de 1.84 cuya máxima virtud es la verticalidad en ataque. Extremadamente veloz, corre muy bien la pista, descolgándose espídicamente hacia el contraataque y tiene muy buena lectura para finalizar con ambas manos, estilo que se amolda a la perfección a las características de su equipo. Asume mucha responsabilidad en el uno contra uno, definiendo mejor que asistiendo. Por ambas características, asume muchos lanzamientos, tanto en penetraciones como en  un tiro exterior particularmente bueno, aunque enrachado. En defensa es agresivo sobre el hombre de balón, forzando pérdidas. El castellonense estuvo en marzo en el Jordan Brand Classic en Londres.

Estadísticas por partido y porcentajes: 15.5 puntos –14/40 t2 35% — 10/25 t3 40% — 4/8 tl 50% — 5 rebotes (2.75+2.25) — 2 asistencias — 3 robos — 11 valoración

Joel García (Murcia)

Joel García

Referente en su equipo, es un escolta de 1.84 con alta capacidad de liderazgo y decisión, pasando todas las bolas del ataque por sus manos. Capacitado con un notable tren inferior,  genera ventajas gracias a su primer paso, encarando con fuerza el aro. Sobresaliente dominio del balón, bota fuerte, lo que le convierte en un extraordinario anotador en penetración aprovechando su velocidad en arrancada. Irregular en el lanzamiento, es rápido armando el brazo y su golpe de muñeca es brusco. Debe mejorar este aspecto para pasar al siguiente nivel. En defensa su máximo valor es la lectura de la línea de pase. La potencia de piernas y agresividad le hacen ser un buen reboteador pese a ocupar una posición exterior. No realizó ningún partido malo durante la competición.

Estadísticas por partido y porcentajes: 22.5 puntos — 30/55 t2 54.54% — 3/13 t3 23.07% — 21/29 tl 72.41% — 7.75 rebotes (5.25+2.5) — 2.5 asistencias — 3.5 robos — 6.25 faltas recibidas — 25.25 valoración

Didac Cuso (Barcelona): Alero anotador cuya progresión dependerá de su físico. Ahora mide 1.91. Promedió 12.3 puntos en el Campeonato, el más alto de su equipo.

Ignasi Moix (Barcelona): Uno de los gemelos Moix. Tiene argumentos en el 1×1. Uno de los tiradores más puros de su generación (6/12 en triples fue su tope en un partido). Es valiente y juega muy motivado. Casi infalible en tiros libres (87%)

Fernando Andrade (Barcelona): Pívot (2.05) de movimientos lentos y sobrio. Asume el rol de un interior clásico. Es brasileño.

José Ignacio Nogués (Joventut): Ala-pívot de 2.02 que también ha jugado con el junior este año. Completo. Brazos muy largos.

Sergi Costa (Joventut): Base de primer año que demostró tener personalidad en la Final, en la que fue titular y anotó 12 puntos en la primera parte. Terminó como el mejor triplista del torneo (70%)

Joaquín Portugués (Gran Canaria): Compensaba el ataque del Gran Canaria aportando puntos desde el perímetro. Buena técnica.

Brais Gago (Estudiantes Lugo): Base muy rápido y con tendencia ofensiva. Es el motor de su equipo. Bajito (1.75), es listo para recuperar rebotes (7). Tirador irregular y buen asistente. 13.6 de valoración.

Roberto Abuín (Estudiantes Lugo): Jugador que actúa en la posición de base, aunque por altura (1.85) le corresponda otra labor. Organiza y anota (13 puntos).

Beñat Hevia (Easo): Base con buena mano y del que manan muchos puntos de su conjunto (13.7). Sólo mide 1.75. Uno de los mejores directores de la competición, el mejor por valoración (16).

Jon Urtxulutegi (Easo): Ala-pivot de actividad contínua, imprime carácter al juego del grupo. No duda en ir directo al aro (13 puntos).

Tiempo muerto del Easo

Matías Boho (Valencia): Ala-pívot de primer año al que le gusta jugar de cara y lanzar de tres (40%). Colabora en el rebote.

Domantas Sabonis (Unicaja): Hijo de Arvydas. De primer año, se sitúa entre la posición de alero y ala-pívot. Juega de cara y al poste. Con carácter.

Fran Alonso (Unicaja): También de primer año. Base-escolta con muy buen tiro de tres metros. Busca siempre el pase creativo.

Daniel Astillero (Blancos de Rueda): Interior de 1.91, ha sido el referente de su equipo (16 valoración). Largos brazos.

Ibrahima Dione (Club Basket Zaragoza): Jugador de color a mitad del camino entre el 3 y el 4. Gran capacidad atlética y para el 1×1. Juego pausado.

Alberto Clemente (San Antonio): Alero de 1.92 con alta capacidad para desbordar en el 1×1 frontal. Tres partidos muy completos (17.7 valoración).

Javier Cortina (Genovés): Ala-pívot de la cantera de Valencia. sus mejores armas: Lanza muy bien de tres puntos y carga el rebote ofensivo. Acabó con un promedio de 16.3 de valoración.

Javier de la Blanca (Real Madrid): Jugador de Jaén. Compensa su falta de altura (no llega a dos metros) en posiciones interiores con buena técnica y desparpajo.

Alberto Martín (Real Madrid): Base veloz y con excelente dominio del bote y del pase. Le faltó un punto de anotación.

Cedric Alexander (Peixe Marín): El tercero de los congoleños. Interior (1.98), es muy potente. Parejo al nivel de Mekundi. Le faltó compañía en su equipo. Su fue de Utebo sin ninguna victoria pero con unos números de MVP: 24.3 puntos y 12.3 rebotes.

Alberto López de Silanes (CAI Zaragoza): Ala-pívot pelirrojo. Excelente actitud, que le hace rebotear con confianza (11.3). Lanza de tres. A veces juega precipitado.

Antonio José Ruiz-Rico (Jaén): Alero con gran capacidad para penetrar por la derecha y correr el contraataque. Ayuda en el rebote (13 rebotes). En clara progresión. Terminó con 21 de valoración.

Nil Deix (Manresa): Líder del Manresa. Anotador desde todas las distancias (16.3 puntos por partido). Buen triplista. Mide 1.93.

Carlos García (Cajasol): Uno de los mejores interiores de esta categoría. Corre muy bien la pista para su altura (2.02). Es un ala-pívot. Internacional.

Kristaps Porzingis (Cajasol): Alero letón de dos metros muy coordinado y con buena mano. Tiene visión de juego. Debe ganar peso. Fue el sexto mejor valorado del campeonato (18.8) pese a que no jugó tanto como otros jugadores.

Adrián Camino (Cajasol): Escolta con buena técnica, tanto de bote como de pase. Ha progresado mucho esta temporada.

Daniel Tugores (Sant Josep): Máximo anotador de su equipo, fue esencial en el triunfo ante Quintanar. Terminó con 21 de valoración por partido.

Iván Saiz (Pas Piélagos): Alero muy completo y anotador. Buena mano desde la larga distancia. Fue el sexto mejor anotador de la primera fase (18.3).

Alejandro Valle (Covadonga): Ala-pívot que se mueve bien por todas las zonas del campo. Rebotea y puede anotar de tres. Promedió 15 puntos por partido.

Anuncios
16
May
11

¡A Zaragoza!


Hay cuatro parámetros decisivos en el baloncesto que se pueden entrenar: técnica, táctica, físico y actitud. Cinco minutos. No fue necesario mucho más tiempo para comprobar que el Cajasol cadete era superior en los tres primeros repecto al resto de competidores en el Campeonato de Andalucía. Con el Unicaja presentando a la generación del 96 que había eliminado en la Liga provincial a sus mayores de ‘segundo año’, la del ‘Caja’ era la única cantera que podía alardear de estar a un nivel superior en ese triple vértice.

Pero queda ese eslabón, ese última palabra que descentra toda la ecuación. Actitud, ese coeficiente nada caprichoso que depende del alma, del corazón, del ansia… ese ‘pero’ que iguala las fuerzas más desiguales porque nace desde el interior, es una virtud que no sólo se encierra en clubs lujosos. Esa actitud mezclada con ideas muy claras situarán al CB Jaén en el Campeonato de España de Zaragoza y esa misma suma provocó que un club sin el soporte de las dos grandes potencias andaluzas eliminara en semifinales al Unicaja e hiciera sudar al Cajasol lo impensable con el reguero de cadáveres que los sevillanos habían dejado como rastro hasta la final: San Fernando (41-134), Almería (26-114), Priego (127-33), Andujar (100-38) y El Palo (110-59).

Pero eso es el bendito deporte siempre deja esa puerta abierta y por ella Jaén se coló hasta vender su último gramo de esperanza. Hasta que eso pasó, hasta que el depósito con el rotulito ‘querer’ se quedó a cero, el Jaén pensó que era un gigante y el gigante Cajasol dudó de su condición dominante. No lo hizo cuando los sevillanos salieron, como siempre, con ganas de sellar la victoria desde ya, mandando balones al poste bajo para crear ventajas y acertando los tiros exteriores (9-0, min.3).

Saber que es lo que tienes que hacer y saber que es una fórmula con éxito aportan una confianza altísima. Si encima en caso de fallar el nivel de los aplausos va a ser igual de elevado, si no hay nada que perder porque todo ya está ganado, todo eso te hace casi indestructible mentalmente. La primera batalla está ganada. Por eso Jaén, porque sabía que tenía que hacer (una zona cerrada y correr, correr y correr) y porque sabía que tenía éxito (con esa receta se merendó al Unicaja el día anterior), no le importó empezar perdiendo. Siguió a lo suyo y esa confianza se reflejó en su juego y como en el lado oscuro de un espejo, el reflejo proyectó la incertidumbre en el Cajasol, materializado en precipitación y excesivas pérdidas. Con una primer línea muy activa en todo el campo y cerrando magníficamente el rebote con pívots que tenían la misma envergadura que los bases rivales, los jienenses jugaron como diablos la transición y tenían las cartas bien marcadas si había que sufrir en el estático (19-32, min. 13, parcial de 10-32). Eran cuatro ases: un base con el mejor control del balón del campeonato como Juanga, un escolta heroico hasta en el vendaje que le cubría la cabeza, Pablo Fontecha (22 puntos), un escolta productivo en la penetración, Antonio Ruiz (16), y un alero de largos brazos y movimientos inteligentes, Javi Santabárbara.

Cajasol, entrenado por Carlos Romero, probó la misma cucharada de incertidumbre que fue venenosa el día anterior había aniquilado a los precoces jugadores del Unicaja (84-88). Pero las otras tres incógnitas de la ecuación proclamaron su mayoría absoluta. Apretando la defensa, con Gabriel Herrera y Guillermo Corrales muy agresivos, el Cajasol fue componiendo la injusta realidad (45-39 al descanso) apoyándose en la longuitud de sus brazos y de su banquillo (seis jugadores terminaron con más de 10 puntos) ante un Jaén reducido y fatigado por un largo campeonato y castigado por las faltas.

La llave a la zona, a la última resistencia jienense, la encontró Cajasol en su jugador más completo, Adrián Camino (11 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias), que cortaba como un cuchillo la defensa para asistir o anotar con facilidad. Eliminado por faltas Juanga en el tercer tiempo, a Jaén le iba quedando poca gasolina, aunque hasta la última onza peleó por su sueño aprovechando los emparejamientos más ventajosos y siendo fiel a su filosofía de guerrillero. Fontecha y Ruiz se encargaban de aguantar las esperanzas (57-52, min. 25 y 73-65, min. 32). Pero la sentencia fue definitiva porque Cajasol no redujo la presión defensiva (mantuvieron los 2×1 hasta la última jugada), volvió a hallar el perdido acierto desde el perímetro y siguió sumando acelerando la circulación en la ‘pintura’ (Carlos García acabó con 19 puntos y 8 rebotes). Cajasol tuvo que hacer estallar todo su arsenal (salvo el letón Porzingis, diluido por tres faltas tempranas) para cerrar la Final 94-75, pero ni por eso pudo acallar los gritos de ¡A Zaragoza! y los aplausos que cayeron sobre los chicos de Jaén como premio merecido a su resistencia.

CAJASOL 94: Herrera (11), Salvatierra, Iza (2), Gil (11), Carrión (8), Cano, Alcón, Llufriu (12), Porzingis (7), Corrales G (14), García C(19), Camino (11).

JAÉN CB 75: López (2), Jiménez (2), Morales (10), Lara, Pérez (1), Fontecha (22), Ruiz (16), Expósito, Dugnol (5), Santabárbara (8), Baltasar (2), Serrano (3).

PARCIALES: 17-22, 28-17, 26-21, 23-15.

El tercer puesto y, por consiguiente, la clasificación para el Campeonato de España (28 mayo-5 junio) lo logró el Unicaja al imponerse en un sufrido derbi al Palo. El Unicaja 96 luchaba contra un rival muy motivado y que cuenta con un Big Three de exteriores jugones (Imbroda, Rodrigo y Garrido, 60 puntos en su unión) de segundo año descartados en verano por Los Guindos. Francis Alonso (22 puntos), hijo del entrenador del Axarquia, fue clave al anotar los triples que rompieron la zona impuesta por el cuadro paleño (aprendida la lección del Jaén) en el último cuarto (81-90).

15
Ene
11

Top5: Aquellos maravillosos ‘aussies’


¡Oh, la globalización! ¡Qué bello es tener a un base kazajo y a un ala-pívot congoleño en el equipo de mini! ¡Y no te digo nada del georgiano que las mete sin mirar y mide 2.12 con 14 añazos! Nada, hay que tener scouters en los cráteres de la Luna, porque sino llega otro más listo y te ficha a un diamante embrutecido en cualquier rincón de África o Suramérica. Hasta en las Antípodas tenemos buena chicha. Véanse los mozos que han venido a triunfar a Europa en los últimos años. Miren, miren. Hablo de gente como Aleks Maric (Panathinaikos), Matt Nielsen (Olympiacos), Joe Ingles (Barcelona), David Barlow (CAI Zaragoza), Aron Baynes (Oldenburg), Brad Newley (Lietuvos Rytas, equipo especialista en traerse a los oceánicos), Nathan Jawai (Partizan), OJ Ogilvy (Besiktas)… por no citar a los herederos de Luc ‘Cocodrilo Dundy’ Longley NBA como son David Andersen (New Orleans), Andrew Bogut (Milwakee) o Patt Mills (Blazers), el nuevo supercolega de Rudy ‘Bala’ Fernández.

¿Pero queda algo aprovechable en esa isla que está a tomar una Foster? Pues una barbaridad. Acomódense que en Puertatrás hemos empezado a hacer un bujero en el portal de nuestra casa y pasado ya el núcleo terraqueo (en mitad paramos en un estanco a compar tabaco porque allí sí se podía fumar), escuchamos de cerca los didgeridoos. Aquí os dejo a los cinco figuras australianos que están a tope en la NBL. GMs que lean esto, acepto ofertas para realizar scouters más específicos en países como Samoa, Fiji o Vanuatu.

1. Mark Worthington

Considerado como el mejor jugador australiano que queda en la NBL, Mark Worthington tiene condiciones para dar el salto a un nivel competitivo superior y ya tuvo una leve experiencia después de que fichó en febrero, tras cerrar la liga local, como miembro de la plantilla del Brose Basket (6.6 puntos y 2.8 rebotes) que ganó el campeonato alemán. Demostró su carácter ganador, brindando su mejor partido en el tercer encuentro de las Finales (20 puntos) ante Frankfurt.

Wortho, como le llaman, es un alero alto de 2,02 con grandes habilidades ofensivas y reboteadoras, del perfil de Matt Nielsen, pero tiene su debe en la defensa y en la irregularidad desde la larga distancia: es capaz de ganarte un partido con un triple sobre la bocina como hacer una serie de 0/7 como en el debut de la actual NBL. Es un jugador que derrocha energía y que, por su fortaleza física, es capaz de defender a interiores pequeños, como jugar el pick’n’ roll o pick’n’pops desarrollando la función de cuatro abierto.

Quizá su paso por el Brose no fue lo suficientemente exitoso como para consolidarse como un valor válido para una competición de primer nivel, pero en su país es toda una referencia, siendo en la actualidad el líder estadístico de su equipo, los Golden Coast Blaze, con unos promedios de 18.5 puntos y 7 rebotes en 15 encuentros. Su barba es un icono del basket australiano.

El alero nacido en Bunbury el 8 de junio de 1983 no es un desconocido internacional gracias a su participación en las Olimpiadas de Pekín y en los dos últimos Mundiales como miembro de los Boomers, aunque siempre como complemento a sus compañeros de posición como Matt Nielsen, Joe Ingles y David Barlow (4.2 puntos en 12 minutos de juego en Turquía 2010).

También vivió una estancia americana dentro de la universidad de segundo nivel Metro State, acaparando varios premios de jugador del año antes de retornar a la NBL, siendo nombrado mejor rookie del 2005. En su palmarés figura una Liga con los South Dragons en el 2008-09, compartiendo equipo con Joe Ingles, y un título de la Copa Commonwealth en el 2006.

2. Luke Nevill

Los 7 pies (2.16) de Luke Nevill aún son recordados por los estudiantes del campus de Utah State. El pívot de Perth entró en las quinielas para formar parte del draft del 2009 después de llevar a los Utes al Torneo de la NCAA (16.8 puntos y 9 rebotes como senior) y ser el mejor jugador defensivo de la Mountain West Conference. Nevill no logró el sueño de convertirse en profesional de la NBA y optó por mantenerse en el estado mormón dentro de la NBDL (11.9 puntos y 5.5 rebotes).

Antes de cerrarse la campaña pasada volvió a su país, la lejana Australia, fichando por los Melbourne Tigers, club en el que sigue jugando en el presente curso con un rendimiento de 12.4 puntos y 7.9 rebotes. En medio de ambos campeonatos, Nevill fue preseleccionado para representar a los Boomers en el Mundial de Turquía, pero no logró entrar en la lista final y fue uno de los tres cortes.

El pívot se alza hasta los 216 centímetros y es un elemento muy peligroso cerca del aro, pese a que los informes predraft le confirman como un interior con movimientos limitados (se gira siempre a la izquierda y lanza un gancho), pese a demostrar que tiene un amplio espacio para evolucionar su tiro de medio rango, dado que mantiene unos porcentajes superiores al 70% desde la línea de tiros libres. Es su capacidad para tomar rebotes ofensivos (3 por partido en Melbourne) una de sus armas ofensivas más peligrosas. Mientras que en defensa tiene que mejorar su condición física, sus largos brazos le ayudan a taponar balones, recoger los rechaces y sumar en segundas oportunidades. No es un mal ejecutor de la continuación tras el bloqueo directo y para su altura corre bien el campo y tiene buenas manos para pasar desde el poste bajo.

Con solo 24 años, Nevitt puede ser un jugador a seguir si trabaja en el gimnasio y amplia la variedad de maniobras ofensivas, además de mejorar su agresividad y la defensa ante jugadores más potentes. Apodado Nifty (ingenioso, genial) en Utah State, este producto de la AIS, empezó a practicar atletismo (400 metros lisos) antes de decantarse por el baloncesto. Tiene un hermano gemelo que ‘solo’ mide dos metros.

3. Adam Gibson

El compañero de Worthington en los Golden Coast Blaze no es el mismo después de este verano. Turquía le cambió. Adquirido el rol de base titular en los Boomer, Adam Gibson se ha convertido en un jugador preparado para alcanzar cotas más altas. Su edad, cumplirá 24 el próximo 30 de octubre, le permiten soñar con una trayectoria larga para un base que se puede considerar ya un veterano en la NBL. Considerado como uno de los mejores bases de esa parte del planeta, Gibson no es manco en las funciones de creación (12 puntos), liderando la lista de asistentes en la actual temporada (5,2). A sus cualidades añade unos notables números reboteadores (4.9) para sus apenas 188 centímetros, combinación que le convierte en uno de los pocos jugadores que pueden coquetear con el triple doble en Australia. La seguridad en los lanzamientos de larga distancia es la gran duda que rodea a este director de juego que penetra con agresividad y es especialista en la transición. Aquí pueden ver sus estadísticas actuales.

Oriundo de Tasmania y tras formarse en el afamado AIS (Australian Institute Sport, la ‘Blume’ australiana), entró en la NBL en el 2005 y desde entonces siempre ha disputado, al menos, la ronda de semifinales, siendo campeón en dos ocasiones (2007 y 2009) y nombrado mejor defensor en el 2009 con los South Dragons de Joe Ingles y Mark Worthington.

Su participación con los Boomers arranca con su gris paso por el Mundial sub-21 de Argentina. Tres años después, se llevó un reconocimiento a su mejora con la inscripción en la lista de preseleccionados para disputar los Juegos Olímpicos de Pekín, siendo uno de los cortes previos a la cita. Un año más tarde, sí fue reclutado para competir con la camiseta amarilla en los Campeonatos de Oceanía. Su buen papel (9.5 puntos y 4.5 asistencias) y actuaciones reseñables en amistosos previos (22 puntos y 7 asistencias ante Brasil) provocaron que el seleccionador ‘Aussie’ y asistente en los Spurs, Brett Brown, le diese el rol de titular en el Mundial de Turquía formando pareja con el Blazer Pat Mills. Sus números no fueron protagonistas (4,3 puntos), pero la experiencia parece haber aposentado a Gibson como un base a valorar por los directores técnicos de Europa. En su historial tiene una curiosidad nostálgica. Durante unos meses jugó la ABA americana con los Northside Wizards australianos.

4. Julian Khazzouh

Este australiano de origen libanés (declaró su intención de jugar con la selección asiática y hay una página en Facebook de fans que lo quieren ver con la camiseta del país del cedro) es el actual líder de los Sydney Kings, proyecto nacido este año y, quizá por eso, colista de la NBL con una sola victoria en 15 partidos. Esta mala racha no anula los grandes números que están confirmando a Khazzouh como uno de los pívot más interesantes del panorama australiano. Con una progresión constante, es el actual mejor reboteador de la competición (10.4) y el segundo taponar (2.2), además de promediar unos sobresalientes (16.2). Aquí podéis ver todas sus estadísticas.

Seguido por los ojeadores de la NBA, a sus 24 años, sigue progresando y convirtiendo su 2.09 en una poderosa arma para cercar ambos lados, centímetros que mueve con agilidad gracias a un cuerpo poco musculado. Además, su mejora en el tiro es notable año a año, actualmente acreditando 77% en tiros libres. Obtuvo el premio al mejor jugador de la primera jornada. Tiene un tope de 17 rebotes esta temporada.

Debutó en la NBL en el 2005, tras renunciar al periplo universitario americano en Metro State. Siempre disputando la liga en equipos de Sydney, curso tras curso ha mejorado sus estadísticas, explotando la campaña del 2009 promediando un doble-doble (15 puntos y 10 rebotes).

A los más estudiosos les sonará su nombre, no obstante, por su presencia en las dos temporadas pasadas por latitudes más cercanas. Khazzouh se fogueó en el básket europeo en dos competiciones diferentes gracias a los Hanzevast Capitals Groningen de Holanda (11.5 puntos y 7.9 rebotes) y al Ironi Ramat Gan de Israel (10.8 puntos y 6.3 rebotes). Una experiencia que, unida a su progresión, podrían valerle para saltar a otro nivel. ¿Quizá en una LEB donde un pívot hábil de 2,09 es una inversión interesante de futuro?

5. Luke Schenscher

Un 2,16 no se encuentra en muchos sitios. Por esa ausencia, a Luke Schenscher se le abrieron las puertas del baloncesto. Primero en el semillero del AIS, donde pasó tres años, y después en la Universidad de Georgia Tech. Con los Yellow Jackets perdió en 2003 ante los Huskies de Connecticut la final de la NCAA como guardaespaldas de Jarrett Jack. Codiciada su envergadura, sus largos brazos, Schenscher no perdió la oportunidad que le daba su altura para colarse en la NBA tras su periplo universitario. Tras sucesivos contratos de diez días y largas fases en la NBDL, se enroló en los Chicago Bulls y los Portland Trail Blazers en un rol subterraneo y alejado de los focos. En total fueron 31 partidos con unos pírricos 1.8 puntos y 1.7 rebotes.

Aprovechando su condición de hijo de inmigrantes alemanes, de ahí su apellido y el vivo rojo que luce en sus rizos y barba, que le dan aspecto de estribador del puerto de Bremen, fichó por el Brose antes de retornar al hogar de la NBL. Una lesión cortó esta aventura en el mes de noviembre.

Su impacto en Australia fue contundente y con unas estadísticas estelares (16.9 puntos y 10.8 rebotes) en los Adelaida 36ers logró varios nombramientos como jugador de la jornada y del mes en la NBL. Sin embargo, colectivamente, su mejor campaña fue la pasada, en los Perth Wizards, con los que consiguió el título de Liga pese a no ser la primera baza del ataque (10 puntos y 6.2 rebotes). Esta temporada mantiene su protagonismo en los Cocodrilos de Townsville (13 puntos y 6.5 rebotes)

Nacido el 31 de diciembre de 1982, es decir, tiene 28 años, no es un jugador lo suficientemente veterano para no probar suerte en otros lugares y tiene la suficiente experiencia, añadiendo su valiosa condición de comunitario como propietario de un pasaporte alemán, como para ser un interior interesante en un rol de un equipo europeo.

Pese a su envergadura, ‘Big Red’, como le conocen, no es ‘sólo’ un intimidador. Cinco cerrado, que no sale de la pintura, eso sí, Luke Schenscher se luce por sus cualidades para anotar cerca del aro con las dos manos y por su capacidad en el poste para generar juego con buenos pases. No obstante, en los análisis de scouters se le señala como un jugador blando y poco físico, algo que queda comprobado al ver cada vídeo y comprobar su delgadez. Excelso reboteador, la velocidad no es su virtud, pero es un jugador útil para otras tareas menos vistosas y capaz de anotar gracias a su movimientos de pies.

Pese a su fama y su ciclo NBA, su recorrido con los Boomers ha sido corto. Pese a ser el único jugador de instituto que ha sido internacional absoluto con Australia, sus convocatorias han sido aisladas, como en los Juegos Universitarios del 2003. Jugadores más jóvenes como Nevill, Ogilvy o Jawaii le han quitado el puesto en las convocatorias a las citas más importantes.

28
Jul
10

Conoce la generación del 94… por Nacho Villaverde


Punto y seguido a mi minisiesta veraniega. Entre la abrumadora tarea de deshacer y hacer maletas vuelvo a abrir esta Puertatrás para hacer valer mi palabra. En mi anterior post kit-kat os prometía una nueva colaboración en este blog. Con motivo del próximo Europeo U-16 que se disputará en Bar (Montenegro) a partir del jueves 5 de agosto, publicamos un trabajado y extenso análisis sobre los mejores jugadores europeos y españoles de la generación de 1994 que juegan en clubs de nuestro baloncesto, como ya hicimos anteriormente con la categoría júnior gracias a la desinteresada colaboración de Manuel Trujillo.

El autor de este elaborado ‘scouting’ es Nacho Villaverde Landa, que desde su labor como entrenador asistente del Unicaja cadete y encargado del scouting ha podido seguir a estas promesas FIBA en el pasado campeón de España de Durango (Unicaja de Francis Tomé fue quinto) o prestigiosos torneos como el de Terrassa. Nacho Villaverde, a sus 31 años, es uno de los técnicos más prometedores del baloncesto malagueño, después de desenvolverse con éxito (tres veces Campeón Escolar de Málaga y tercero de España entre varias presencias) en la modesta cantera del Salesianos, ha entrado en el cuadro técnico de los equipos de formación de Unicaja. Además, desde hace cinco temporadas es profesor de los Cursos de Entrenador de Baloncesto que organiza la delegación malagueña de la Federación Andaluza de Baloncesto. Al pedirle que se autodefiniera, el propio Nacho escribió este curioso comentario: un ‘7-Eleven’ del deporte de la canasta, desde que me levanto hasta que me acuesto me cuesta pensar en otra cosa que no esté relacionada con el baloncesto”.

Aquí os dejo su interesante trabajo. Espero que lo disfrutéis.

ALEXANDRE ZHIGULIN (REGAL FC BARCELONA)

ALERO – 2.02 m – 26/4/1994

Tiene apenas 16 años pero juega como si fuera senior, de hecho el año pasado debutó con la selección de Kazakhstan en el Campeonato del Mundo sub19 que se celebró en Auckland (Nueva Zelanda). Sus números durante el campeonato no pasaron desapercibidos para nadie y mucho menos para los ‘cazatalentos’, pese a ser 4 años más joven que sus rivales Alexandre sorprendió a todos promediando 30.1 minutos, 10.3 puntos y 7 rebotes por partido. Nada más terminar el verano fichó por el FC Barcelona. En el club blaugrana ha cuajado una excelente temporada siendo pieza fundamental en la consecución del Campeonato de España celebrado el pasado mes de Junio en Durango (Vizcaya). Fue nombrado MVP de la final y acabó con unos números que justificaron la fuerte inversión económica realizada por los culés para hacerse con el transfer que le permitió jugar el torneo.

En mi opinión se trata de uno de los jugadores más interesantes de la generación del 94 a nivel europeo, habrá que seguir muy de cerca su evolución la próxima temporada en la categoría junior.

 

Jugador de complexión fuerte pero a la vez ágil y con movimientos rápidos. Aparentemente está formado lo que nos invita a pensar que no crecerá mucho más. A pesar de que mide 2.02 metros sería interesante que no jugara tantos minutos como alapívot y, sobre todo, de espaldas al aro, pues de lo contrario su progresión podría verse truncada ya que la posición que ocupará en el futuro es claramente la de alero.

Se muestra muy maduro en la toma de decisiones y comete pocos errores lo cual eleva notablemente su porcentaje de acierto en tiros de campo (por encima del 59%). Tiene un buen manejo de balón siendo capaz de desbordar a su oponente en el 1 contra 1 partiendo desde el perímetro. Su capacidad de salto es otra de sus cualidades, suele ser habitual verlo realizar algún que otro mate espectacular durante el encuentro.

Actualmente la mayoría de jugadas ofensivas las protagoniza tras pick & roll o de espaldas al aro, sin embargo, como he dicho antes debería jugar más tiempo en posiciones alejadas al aro. Cuenta con un tiro de tres más que aceptable, y además no duda ni un segundo en utilizarlo si el defensor le flota más de la cuenta, de todas formas, sería conveniente que trabajara más este aspecto ya que tiene margen de mejora y lo puede convertir en un jugador letal.

Estadísticas Campeonato de España: 15,8 puntos, 6,8 rebotes y 14,8 de valoración.

 

MAMADOU NDIAYE (GRAN CANARIA)

PIVOT – 2.09 m – 1994

Otra perla que viene del extranjero, en esta ocasión de Thies (Senegal). Jugador sacrificado, trabajador y muy inteligente, sin lugar a dudas todo un lujo para el equipo que lo tenga en su plantilla el año que viene. Físicamente recuerda mucho a Boniface N’Dong, ya que se trata de un jugador alto con brazos largos y piernas delgadas que no duda en machacar debajo del aro cada vez que tiene la oportunidad.

Tuve ocasión de verlo en directo tanto en el Intersector Sur como en el Campeonato de España -donde además acabó como máximo anotador del torneo con un promedio de 24,2 puntos por partido- y sólo tengo palabras de elogio respecto a este jugador. No me extrañaría nada que el año que viene se convirtiera en una de las sensaciones en la categoría junior.

Tiene una envergadura enorme, consigue que los rivales fallen muchos tiros con él delante por miedo a ser taponados. Su capacidad de intimidación es una de sus virtudes más patentes, pero no la única, ya que en la faceta reboteadora se ha mostrado intratable durante toda la temporada y en ataque no es que sea manco precisamente como demuestran sus números.

Debe mejorar el control del balón y la velocidad sin perder de vista su progresión en lo que a técnica individual se refiere. Si amplía su repertorio de movimientos de espaldas al aro puede convertirse en uno de los nombres a seguir en la categoría junior en los próximos años.

Estadísticas Campeonato de España: 24,2 puntos, 17 rebotes, 4,2 tapones, 6 faltas recibidas y 35,6 de valoración.

 

MODOU MBAYE (UNELCO TENERIFE)

ALERO – 2.03 m – 1994

Hablar de Modou ‘Pape’ Mbaye es hablar de uno de los jugadores más prometedores de la generación del 94. Se rumorea que éste joven senegalés nacido en Dakar está en la órbita del Real Madrid, y no es de extrañar pues aunque su equipo participó en el Campeonato de España cadete, sí pudo disputar el Campeonato de España junior donde brilló con luz propia siendo nombrado MVP del Unelco Tenerife pese a ser un año más joven que sus compañeros.

Se trata de un alero atlético, habilidoso, y con una capacidad de salto sorprendente. Se muestra muy resolutivo en el 1 contra 1, tanto en ataque como en defensa, y, al contrario de lo que ocurre con otros jugadores de corte similar, Pape tiene a su favor el hecho de jugar todo el tiempo que está en pista en su posición natural (la de alero). Su tiro de media distancia no es malo aunque debe seguir trabajando para aumentar su efectividad, sobre todo en lanzamientos desde más allá de 6,25. Otro aspecto destacable de este jugador es la facilidad que tiene para capturar rebotes (en un partido de la Liga Canaria capturó nada más y nada menos que 33 rebotes).

Habrá que estar muy atentos para ver qué club consigue hacerse con sus servicios y, sobre todo, a la evolución de este jugador ya que tiene potencial suficiente para convertirse en uno de los dominadores de la categoría junior.

Estadísticas en el Campeonato de España JUNIOR: 14,4 puntos, 6 rebotes y 1,2 robos.

TRIDON MAKONDA (GRAN CANARIA)

ALERO – 2.05 m – 1994

Alero africano con un físico explosivo. Prácticamente imparable en la categoría cadete y determinante en la categoría junior como pudo verse durante la celebración del Campeonato de España Junior donde realizó muy buenas actuaciones incluyendo la final contra el FC Barcelona, en la que llegó a disputar nada más y nada menos que 30 minutos. Hechos como éste dan una idea aproximada de la capacidad atlética que posee este jugador.

En el 1 contra 1 es muy difícil de parar lo que provoca que el equipo contrario tenga que dedicar muchos esfuerzos para poder detenerlo. Es listo y cuando atrae a las ayudas es capaz de doblar el balón a un compañero libre de marcaje (durante el Campeonato de España Cadete fue el tercer mejor pasador con un promedio de 3 asistencias).

Su punto débil reside en que a veces se muestra demasiado individualista y toma decisiones algo precipitadas. Ciertamente muchos de esos errores son fruto de faltas realizadas de manera intencionada por los rivales para poder detenerle, ya que como he mencionado anteriormente posee un físico muy superior al resto de jugadores de su generación. Si consigue corregir estos dos aspectos negativos de su juego (egoísmo y precipitación) puede convertirse en un jugador interesante para categorías superiores.

Estadísticas Campeonato de España: 15 puntos, 14,2 rebotes, 3 asistencias, 3,6 faltas recibidas, 1,3 tapones y 21,8 de valoración.

SEBASTIÁN DÍAZ (ASEFA ESTUDIANTES)

ALA PIVOT – 2.00 m – 1994

Interesantísimo jugador que puede tener una progresión enorme durante los próximos años. Fuerte, atlético, coordinado y con una magnífica capacidad de salto que le permite capturar rebotes ante jugadores más altos que él (en la foto le vemos pugnando por un rebote frente al gigantón de 2,24 del Joventut Bienvenu Letuni durante el pasado Torneo de Tarrasa).

Mide apenas dos metros pero tiene una envergadura mucho mayor ya que tiene los brazos muy largos. Destaca particularmente en la faceta defensiva, sobre todo en lo que a tapones se refiere.

Entre los aspectos de su juego que deben mejorar está el tiro y la velocidad de ejecución de sus acciones ofensivas.

Contra todo pronóstico su equipo no logró clasificarse para el Campeonato de España, pese a ello, sus cualidades no han pasado desapercibidas para nadie y mucho menos para el seleccionador nacional sub-16 (Luis Guil) que no ha dudado en incluirlo en la preselección del equipo que, del 5 al 15 al de Agosto, disputará el Campeonato de Europa sub-16.

Su equipo no disputó el Campeonato de España

JOSEP PEREZ (REGAL FC BARCELONA)

BASE – 1.83 m – 1994

Tenerlo en pista es un verdadero “seguro de vida”. Durante la temporada 2009-2010 fue el verdadero cerebro del equipo que a la postre se proclamó campeón del Campeonato de España cadete. En mi humilde opinión fue injusto que no le concedieran el premio de MVP de la final después de dominar a su antojo el tempo del partido pese a tener enfrente a otros dos fenómenos como Agustí Sans y Albert Homs.

Rápido, inteligente, creativo y con buen tiro de larga distancia (en Durango promedió un 42% en tiros de tres). Técnicamente tiene muchos gestos que nos recuerdan a Juan Carlos Navarro, los mismos cambios de ritmo, una mecánica de tiro muy similar, y como no, la misma “bomba” que además ejecuta con una efectividad asombrosa. Tiene carácter y es capaz de contagiar con su actitud a los compañeros. No le quema la pelota a la hora de jugarse los tiros decisivos, si bien destaca también como pasador.

Realiza unas acertadas lecturas del partido y, sobre todo, sabe seleccionar muy bien los mejores momentos para forzar falta personal e ir a la línea de tiros libres donde se muestra muy certero (76% de acierto).

Habrá que estar pendientes de cómo se adapta a la nueva categoría, y si su progresión tiende más hacia el puesto de escolta o al de base.

Estadísticas Campeonato de España: 20,4 puntos, 2 robos, 2,4 asistencias y 20 de valoración.

 

ALBERT HOMS (DKV JOVENTUT)

BASE – 1.98 m – 23/5/1994

Es la nueva joya de la cantera verdinegra, y no es para menos, ya que posee unas cualidades físicas y técnicas envidiables. No hace falta ser entrenador de baloncesto para darse cuenta que tiene cuerpo de baloncestista (piernas delgadas y brazos largos). Si a esto le sumamos una velocidad y coordinación casi inaudita para alguien que mide casi 2 metros el resultado es simplemente asombroso.

Como es habitual en los jugadores de la Penya posee una técnica exquisita. Ejecuta cambios de mano y de ritmo con mucha rapidez. Es muy hábil en el 1 contra 1. Otra característica ofensiva de su juego es la utilización del pick & roll, sabiendo castigar muy bien las situaciones de miss-match que se producen (tanto si se queda con un pequeño como si se queda con un grande) si hay cambio defensivo. Posee un tiro de tres puntos bastante decente aunque debe seguir trabajando para mejorar su efectividad. También podemos destacar su capacidad para postear empleando movimientos técnicos que le permiten anotar aún teniendo enfrente a jugadores de su misma altura.

En defensa suele emparejarse con los bases rivales lo cual le causa algún que otro problema pero que beneficia claramente su progresión como jugador (que es lo que debe primar en estas categorías). De todas formas esto no significa que su defensa sea mala, más bien todo lo contrario, siempre consigue robar algún que otro balón. Gracias a su envergadura en defensa aporta también rebotes e intimidación, lo que le convierte en un jugador bastante completo defensivamente hablando.

Se muestra muy maduro en la toma de decisiones. Durante el Campeonato de España no dudó en echarse el peso del equipo encima en situaciones realmente complicadas como las vividas frente a Unicaja y Gran Canaria. Desde la línea de tiros libres se muestra muy seguro (77% de efectividad), lo que unido a su capacidad para sacar faltas al contrario le convierten en un jugador muy incómodo para los equipos rivales.

Muchos entrenadores hablan de él como un base prometedor, y ciertamente no lo está haciendo nada mal en esa posición, pero no estoy del todo de acuerdo con aquellos que buscan encontrar en él al nuevo Ricky Rubio. Hasta ahora la mayoría de rivales a los que se ha enfrentado lo han pasado francamente mal al ser mucho más pequeños que él y no estar lo suficientemente formados en su tren inferior como para poder detenerlo con garantías. Veo más probable que Albert Homs acabe jugando de escolta o incluso de alero, dentro de una semana tendremos la oportunidad de ver cómo se desenvuelve en estas dos posiciones durante la disputa del Europeo sub-16 ya que todo apunta a que Luis Guil no lo empleará como base al tener perfectamente cubierto ese puesto.

Estadísticas Campeonato de España: 16,2 puntos, 6,2 faltas recibidas, y 17,6 de valoración.

AGUSTÍ SANS (DKV JOVENTUT)

BASE – 1.94 m – 1995

Jugador con un valor añadido al ser cadete de primer año. Atlético y muy rápido. Quizás no es tan mediático como Homs, pero sin lugar a dudas junto a él está llamado a ser uno de los referentes del futuro Joventut de Badalona.

Realmente difícil de parar cuando ha iniciado una penetración. Su gran manejo del balón le permite subir la pelota con una velocidad endiablada. Posee una excelente visión de juego, como demuestran las 3,6 asistencias que promedió durante el Campeonato de España. De hecho, acabó como el mejor pasador del campeonato.

Muy sólido en defensa, es francamente difícil de superar ya que tiene bien claros los conceptos defensivos a aplicar en cada momento. Su anticipación le permite robar bastantes balones, algo muy importante en su equipo pues una de sus armas más efectivas fue el contraataque.

Sus números no son tan llamativos como los del resto de jugadores analizados, pero su sola presencia en pista otorga a su equipo cierta consistencia en el puesto de base, haciéndoles jugar como un verdadero equipo, pasándose la pelota con más fluidez, algo que por desgracia no sucede cuando Homs ejerce de base.

Estadísticas Campeonato de España: 3,6 asistencias y 2 robos.

JORGE SÁNCHEZ (REAL MADRID)

ALERO – 1.98 m – 31/7/1994

Se trata de uno de los jugadores nacionales con más proyección de su generación. Sus cualidades han traspasado fronteras, de hecho en Semana Santa participó junto con Albert Homs en el prestigioso Jordan Brand Classic celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York.

Con su coraje y sus puntos este madrileño que aún no ha cumplido los 16 años es capaz de levantar a su equipo cuando las cosas no pintan bien. Excelente tirador, arma el brazo muy rápidamente para lanzar a canasta lo que le permite anotar en situaciones complicadas con el defensor muy encima. Jugador difícil de defender pues se muestra muy seguro desde la línea de tres puntos (38% de efectividad en el pasado Campeonato de España) y en el 1 contra 1 su par tampoco se puede pegar demasiado o de lo contrario se marcha al aro como una moto.

Obviamente sigue formándose, debe seguir mejorando aspectos de su juego como el control del balón, la defensa y, sobre todo, la velocidad y explosividad de sus acciones ofensivas, algo fundamental para un escolta (posición que supuestamente ocupará de ahora en adelante en su etapa junior).

Estadísticas Campeonato de España: 2 robos y 12,8 de valoración.

Otros jugadores destacables de la generación del 94 que juegan en Europa son:

  • DARIJO SARIC (KK ZADAR) ALERO – 2.02 metros
  • NIKOLA JANKOVIC (FMP ZELEZNIK) ALAPIVOT – 2.00 metros
  • TAYFUN ERÜLKÜ (EFES PILSEN) ESCOLTA – 1,88 metros
  • VASILIJE MICIC (FMP ZELEZNIK) BASE – 1,92 metros
  • KYPRIANOS MARAGKOS (PANATHINAIKOS) ALAPIVOT – 2,05 metros
27
Jun
10

Manuel Trujillo repasa la generación 92-93


Manuel Trujillo, actual entrenador del equipo junior y EBA del Unicaja, campeón y mejor entrenador de España de la categoría en el 2009, nos muestra un análisis de los jugadores más destacados de la temporada de la generación 92-93 y que ha podido seguir gracias a la participación de su equipo en los torneos más destacados para jugadores de esta edad, Hospitalet (finalista), el Campeonato de España (cuarto) y el Torneo Paralelo que Nike organiza a la Final Four de la Euroleague (por un punto no fue finalista).

Pablo Villarejo (Cajasol)

Escolta (1.95)

Nacido en: Córdoba, 4/1/1992

Estadística Campeonato de España: 14,4 puntos y 14/41 t3 (37%)

Características: Jugador evolucionado en su última campaña convirtiéndose en un auténtico ‘killer’, anotando triples que parecían valer más puntos por la motivación y la exaltación que creaban en sus compañeros. Tiene algo único en el baloncesto nacional y es su prodigiosa mano que entre otras cosas, le llevó a una exhibición frente al INSEP (actuales campeones de Europa) en la Final Four de París.

Pape Amadou (Cajasol)

Ala pívot (2.05)

Nacido en: Senegal, 4/12/1993

Estadísticas Campeonato de España: 9,2 rebotes, 1,4 tapones y 13,6 valoración.

Características: Dominante en el rebote ofensivo por fe y capacidad, primer paso en driblin excelente y un rango de tiro cada vez más amplio. Defensivamente tiene muy buenos desplazamientos laterales y facilidad para la intimidación.

Gabriel Darín (Cajasol)

Ala-pívot (2.06)

Nacido en: Sao Paulo (Brasil), 26/4/1992

Características: Posee un estilo diferente a su compañero africano, sin la explosividad ni la riqueza física de Amadou, goza en cambio de una muy buena mano que le permite abrir el campo y un uso constante de las fintas y “del engaño” que le permiten sacar muchas faltas; su conocimiento del juego le convierte en un jugador muy maduro e inteligente en la pista.

Alex Barrera (Joventut)

Escolta (1.94)

Nacido en: Esplugues de Llobregat, 01/04/1992

Estadísticas Campeonato de España: 7,5 valoración y 81% tiros libres

Características: Muy talentoso en la faceta ofensiva y equilibrado en su anotación tanto en penetraciones como en tiros abiertos. Facilidad para desbordar en 1c1 y culminar con solidez cerca del aro solventando las ayudas defensivas.

Marko Todorovic (Joventut)

Pívot (2.07)

Nacido en: Podgorica (Montenegro), 19/4/1992

Estadísticas Campeonato de España: 14,8 puntos, 69% t2, 1 tapón y 16,3 valoración

Características: Es un jugador muy inteligente con un gran conocimiento del juego que le permite tomar decisiones correctas, destacando su lectura desde el poste alto; dominando el tiro, asistencia o 1c1. Sus virtudes lo convierten en especial.

Ángel Aparicio (Barcelona)

Alero (1.99)

Nacido en: 14/8/1992

Estadísticas Torneo Hospitalet: 10,3 puntos, 58% t2 y 8 valoración.

Características: Es de los pocos a este nivel que posee la capacidad de poder jugar al poste medio y de cara. Siempre sólido en el rebote ofensivo, es un buen culminador en contraataque y juego sin balón y sin deficiencias en la defensa de exteriores.

Carles Marzo

Escolta (1.90)

Nacido en: 15/5/1992

Estadísticas Torneo Hospitalet: 12,3 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias.

Características: Tiene el talento de poder crearse sus canastas y una habilidad innata para desbordar en el 1c1 y culminar con una buena gama de recursos.

Jordi Mas

Pívot (2.11)

Nacido en: 12/2/1992

Estadísticas  Torneo Hospitalet: 7 puntos y 3,7 rebotes.

Características: Es único en su especie ya que a su altura une buenas manos que le permiten recibir y culminar o asistir con rapidez, una gran inteligencia que le hace jugar muy bien sin balón y, a pesar de su cuerpo ahora delgado, su poder defensivo es alto. Su carácter de seleccionable lo convierten en un buen proyecto.

Christian Díaz (Gran Canaria)

Base anotador (1.85)

Nacido en: Las Palmas, 23/3/1992

Estadísticas Campeonato de España: 18 puntos, 2.2 asistencias, 2 robos, 4,6 faltas recibidas, 33% t3 y 12.6 valoración

Características: Es un jugador de ‘playstation’. Verlo jugar es una gozada por su facilidad para sumar canastas imposibles que transmiten a la grada mucha energía. A su ya conocido don para el 1c1 ha sumado en la fase final del campeonato nacional un aumento en su aportación desde la línea de 3 que le convierte en un jugador excepcional y en un auténtico JUGÓN.

Javier Medori (Estudiantes)

Alero (1.99)

Nacido en: Ibiza, 15/7/1993

Estadísticas Torneo Hospitalet: 8 puntos y 2 rebotes

Características: Ha sido una grata sorpresa esta temporada y da el perfil para ser el siguiente alero alto del equipo ACB de Magariños siguiendo la estela de los Carlos Suárez o de Hernán Jasen. Sólido en su presencia en los dos rebotes y buen criterio al poste bajo, a estas virtudes acompaña una buena mano en tiros abiertos y una sensación de seriedad e inteligencia en su juego que le hacen ser uno de los proyectos más interesantes de esta generación.

Lucas Riva (Estudiantes)

Pívot (2.10)

Nacido en: Rio de Janeiro (Brasil), 26/7/1992

Estadísticas Campeonato de España: 60%t2, 11,8 rebotes 2,2 tapones y 20,4 valoración

Características: Posee un don que le permite jugar a 5 o 6 metros del aro con solvencia mayúscula ya que domina el lanzamiento y el pase. Si consigue administrar dicha virtud y equilibrarla con su juego cerca del aro estamos ante un jugador de primerísimo nivel.

Víctor Arteaga (Real Madrid)

Pívot (2.09)

Nacido en: Cuenca, 7/7/1992

Estadísticas Torneo Hospitalet: 8.5 puntos, 9 rebotes y 14 valoración.

Características: Posee un físico privilegiado y aún por concluir, atlético y con un potencial extraordinario. Jugador de maduración tardía puede ser un senior importante en los próximos años.

29
Ene
10

Ricky promediaría 12 asistencias en la NBA


Creo que pocos jugadores europeos, por no decir ninguno, están teniendo un impacto tan contundente en los medios de Estados Unidos como lo está haciendo hoy por hoy Ricky Rubio. Y sin tener la necesidad de haber jugado ni un minuto de partido oficial en territorio norteamericano. Casi todas las semanas aparecen informaciones sobre las pretensiones de un equipo u otro de negociar sus derechos con los Timberwolves y se generan análisis sobre la necesidad que tiene Minnesota de aguardar a que Rubio tome la decisión de dejar Europa o madurar el equipo entorno a Flynn. Incluso, ahora, con la indudable ascensión del base de Kentucky John Wall (19 años; 17 puntos y 6 asistencias) como número uno del draft, otro base criado por John Calipari, se especula sobre la necesidad que tendrían los Wolves de ‘esperar’ a Ricky si pescan la preferencia en la próxima lotería de novatos.

Generalmente, los comentarios en Estados Unidos se dirigen hacia la incomprensión sobre la decisión de Rubio de quedarse reposando en Europa y piensan que fue un error no haber dado ya el salto, coger el dinero y hacerse una estrella. Normalmente, pienso, muchos hablan desde el desconocimiento y abordando a Ricky desde un prisma lleno de prejuicios hacia el baloncesto europeo, o no procedente de Estados Unidos, y a una visión discriminada de las estadísticas. David Khan, GM de los Wolves, ha manifestado por activa y por pasiva que no quieren desechar la baza de Ricky y desmiente los rumores que lo envían a New York o Phoenix, por comentar los más recientes.

Pero aunque la mayoría se refieran a Ricky como un ‘europeito’ que se ha equivocado, otros buscan raíces más profundas. Eso es lo que me he encontrao hoy en el blog The Painted Area. Se han tomado la licencia de hablar con conocimiento de causa y realizar un ‘scouting’ de Ricky riguroso y agarrado desde varias direcciones. En general, se vuelve a alabar la impresionante visión de juego (se le compara con Magic o Nash), su creatividad y sy habiliada defensiva para cortar balones, pese a no ser un jugador rápido. En el debe, otra vez su limitación ofensiva, pese a que se remarca su mejora en el tiro y detalles defensivos, como el paso de los bloqueos en el pick’n’roll. Pero si hay algo interesante en este artículo es la proyección que han hecho de las estadísticas actuales de Ricky con las que podría estar promediando en la NBA actualmente. Esta comparación, realmente virtual, pero que toma un baremo que se ha dado por válido, habla de la real magnitud que el juego de Ricky tendría en la NBA. Lo sitúa como uno de los mejores asistentes de la Liga (con más de 12 pases) y uno de los bases más reboteadores. Otra vez los puntos serían su mella. En este punto, se reafirman las comparaciones con Nash, en cuanto a pasador y tipo de juego, y con Kidd, por su versatilidad. Conjuntamente se alinea esta progresión estadística, a sus 19 años, con la que han tenido Chris Paul, Steve Nash, Rajon Rondo y Derrick Rose. ¿Saben quién sale victorioso? Finaliza el estudio, situando a Ricky como merecedor del número dos del último draft (recuerden que fue el quinto) y ganando la batalla a los bases de su generación. Interesante.

Aquí podeis leer el ‘scouting’

27
Dic
09

Tucker arma el taco


Todo el Joventut se ha tirado encima de Clay Tucker, todo pincho en mitad de un Martín Carpena enmudecido, pavoneándose de su conquista. La maestra jugada, el doble pivote empezando de espaldas tras hacer saltar a Taquean Dean, sentenció sobre la bocina al Unicaja. Fue una se las actuaciones individuales más espectaculares de esta temporada, y seguramente de los últimos años en la ACB, rubricada con un tiro maestro, ganador (76-78) que vino precedido de una gama de gestos magistrales, triples desde siete metros, lanzamientos tras dribling, suspensiones punteadas, bandejas a aro pasado, triples con adicional… un carrusel para un total de 33 puntos (8/11 en triples) que rompieron la racha del Unicaja y ponen al Joventut en la puerta de la Copa del Rey. El Joventut reaccionó a tiempo cuando en el tercer cuarto perdía por doce puntos. Tucker, como había hecho en el segundo cuarto evitando el primer arreón local, tomó el toro por los cuernos y encadenó una racha insuperable con ¡19 puntos en los últimos seis minutos de juego! Lo mejor llegó en los últimos segundos. Una zona, que había sido bien atacada por Printezis por el centro de la pintura, se atragantó en las últimas posesiones y Hernández-Sonseca puso el empate con 76-76 ante la 3-2 convertible que Aíto practica desde que llegó a Málaga. Welsch falló otro triple limpio y dejó la bola definitiva para el Joventut.

Es tiempo de magia, es tiempo de irreverencia. Según me relatan desde el vestuario de la Penya, Sito plantea una jugada. ¿Qué hizo Tucker? Pasar del mundo y tirarse una pedrada de ocho metros (como hizo el año pasado Hunter para ‘cagarla’ ante el CAI). Por suerte el balón sale fuera palmeado por un defensa malagueño. Segunda oportunidad con seis segundos. Tiempo muerto. Nueva pizarra de Sito. Tucker tiene que sacar de fondo, el tiro no será para él para sorprender a Aíto. Don Alejandro observa el dibujo y pide inmediatamente otro time out. Sito cambia sus cartas marcadas y pone a Bogdanovic en la línea de fondo. Pero, ¡ojo! La jugada no era para Tucker, otra vez será una trampa. Sin embargo, el escolta decide interpretar por sí solo el monólogo. Recibe en una esquina y se pone de espaldas. Y ese amago, ante un Dean sin sangre fría, le premia con su valentía. “Le hemos preguntado si cuando ha tirado ha sentido que iba dentro. Claro, por supuesto”, me desvelaba un compañero de la Penya tras el partido. Más chulo que un ocho.

Aquí podeis ver parte de la exhibición: http://acbtv.acb.com/video/2354

A Don Alejando su alumno Sito le enseña lo cruel que es perder en el último segundo y le muestra el lado contrario de una fotografía que el propio Aíto dibujó unos años atrás cuando visitó con el Joventut el Carpena. ¿Se acuerdan?




Únete a otros 9.526 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Nuestro Facebook

El Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: