23
Feb
16

Blanco y en cantera


Nueve de la mañana. El frío se enrosca por los huesos. Los pequeñajos esprintan por el esfuerzo de atrapar la pelota y por la necesidad de espantar la tiritera. En la esquina se cobija el espía blanco. La chaqueta del chándal con ese escudo le delata. En las catacumbas del baloncesto escolar de Madrid no cuadra. “Venimos por si hay algún chaval que se nos escapa y no está en los programas de la Federación”, dice un entrenador de la cantera del Real Madrid perdido en el madrugón del sábado en un pabellón de Carabanchel.

Que no se les escape nadie. Ni uno. En Madrid y más allá. La red de captación del Real Madrid es infinita y planetaria. Su círculo coronado se refleja en todas las latitudes. El sueño blanquea a esos chavales de Usera o Pozuelo y a otros en, Minas Gerai, Teherán, Yaundé o Hokkaido. Recuerdo la frase de un amigo de un club rival. “Si quieren pueden fichar a la totalidad de la selección mini de Madrid para formar su primer infantil. A tí te toca pelearte con los demás por los que te quedan”. Tan contundente como incontenible.

Este domingo en A Coruña el Real Madrid conquistó su cuarta Minicopa, todas de forma consecutiva. Iguala así el palmarés de la Penya. Su dominio ha sido tan incontestable que ha achicado a las otras cuatro canteras con mayor pedigrí de España: Estudiantes (+44), Unicaja (+26), Barcelona (+20) y Joventut (+52). Esta ‘dictadura’ es la continuación de una tendencia reiterada en las últimas temporadas, alcanzando su cúspide con el tricampeonato en la totalidad de las categorías (infantil, cadete y junior) del baloncesto formativo del país.

El MVP de la primera Minicopa del Real Madrid fue Luka Doncic. El esloveno maravilló en Vitoria. Cuatro temporadas después, con poco más de 16 años, se convirtió en el jugador más joven en levantar una Copa del Rey, superando a un tal Ricky Rubio, otra perlita que debutó curiosamente con el campeonato para infantiles que nació en 2004 en Sevilla. A Doncic, le siguieron como estandartes el lituano Blaciunas y el inglés Queeley y en esta ocasión Usman Garuba. El enorme pívot de 2.01 ha confundido a algunos por el color de su piel. Usman es madrileño y se crió en Azuqueca. Fue ‘descubierto’ en un Campeonato de Mini con la selección manchega haciendo mates como alevín de primer año. Un bestia. Con el  DNI en regla.

garuba_Madrid_Minicopa

La cantera del Madrid gana. Gana mucho y de mucho. Ya no es Barcelona y Joventut quienes se rifan los campeonatos de formación y sacan pecho de sus organigramas de cantera. La tendencia ha virado hacia el centro. Pero estos triunfos de vitrina son sólo metales para el olvido si las simientes no germinan en realidades. Y en esto el buen ojo del Madrid también se ha enfocado desde la llegada a la dirección de cantera de Alberto Angulo Espinosa. No sólo Luka Doncic, como talento de potencial inimaginable, sino otros jugadores jóvenes están alcanzando la repisa de la ACB: Willy Hernangomez, Andrés Rico, Emanuel Cate, Santi Yusta o Alberto Martín son algunos de los nombres propios que han dado el salto en las últimas temporadas. La lista se alarga por detrás y bajando de generaciones se presenta ilimitada temporada a temporada. El Madrid no tiene en la cantera una necesidad competitiva para sobrevivir, como es el caso de Estudiantes o Joventut, pero gracias a la globalización sí le ha sacado réditos en los últimos tiempos (recuerden a Mirotic) en una costumbre que parecía olvidada tras la Ley Bosman.

Ser la mejor cantera con el mejor presupuesto y el mejor imán de atracción de talento no parece una misión complicada de antemano. Pero el riesgo al error cuando se tiene todo por delante es inmenso. Y calibrar ese peligro al fracaso es el gran acierto de Alberto Angulo, un hombre que fue un escrupuloso profesional y un tenaz competidor criado desde el trabajo. Recuerdo perfectamente sus calentamientos, siempre tirando del grupo o estirando su cuerpo hasta el límite, en su último año en el CAI Zaragoza. Luego, ya retirado en casa, como director de cantera del club aragonés, limpió una estructura que era un desierto y montó ciertos cimientos que no pudo terminar por su interés en tomar las riendas del primer equipo, acto para el que no estaba del todo preparado (se produjo el descenso en 2009) y le separo casi definitivamente, o hasta hoy, de los banquillos de la élite.

Angulo, nacido deportivamente en la cantera del CB Zaragoza, una de las exitosas de los ochenta y noventa, se ha desvelado como un buen gestor de los mejores recursos con una buena simbiosis con sus amigos de vestuario Alberto Herreros y Pablo Laso. El Madrid vuelve a fichar a los mejores y pretende ganar siempre para formar campeones. No sólo hablamos de jugadores, que también. La contratación de Paco Redondo desde Joventut o esta temporada de Javi Juárez para dirigir a su junior/EBA son excelentes medidas de apuntar a técnicos cualificados y ambiciosos. Y de ahí se puede desfilar por diferentes niveles y puestos, con buenos elementos en diferentes sectores y jóvenes con ansias de mejorar. Aunque para ello haya que irse a pasar frío una mañana de sábado a Carabanchel por si hay una joya en el barro.


0 Responses to “Blanco y en cantera”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: