10
Dic
14

El único


Hace un tiempo me preguntaron por qué Rodrigo San Miguel era el único jugador aragonés de la Liga Endesa. La respuesta es complicada porque va directa al corazón de la nostalgia. La obsesión por recuperar un pasado glorioso persiguió al nuevo CAI en sus torpes gateos. Los retornos de ‘hijos pródigos’ como Fran Murcia, Alberto Angulo, Rafa Vidaurreta o Jesús Cilla simbolizaban el romanticismo de los tiempos en los que Zaragoza era la Pequeña Belgrado y el CBZ un caladero de inagotable talento. Bajo ese sentimiento mentiroso de recuperar lo irrecuperable se sacrificó a un imberbe base que aún estudiaba en el instituto y que, para ayudarle menos, le pusieron en la espalda el número 10 de Pepe Arcega. Ese pequeño Rodrigo ya lleva más de 150 partidos en ACB. Ninguno con el CAI.

Los años han pasado y esos efluvios se han quedado sepultados por los sucesivos escalones que ha superado el proyecto. La bandera aragonesa quedó plantada en el banquillo con José Luis Abós como capitán, pero sin soldados en un ejército que ya no podía ‘resucitar’ a los viejos guerreros del CBZ. El paso del tiempo y con él la ausencia de valores locales que aparecen sobre el parqué del Príncipe Felipe han llevado al desánimo a los que aún tienen esa idílica visión de los que es la identidad de un equipo de la tierra.

Pero más allá de buscar razones o culpables, en este reportaje me gustaría hacer una revisión matemática de si existe una desigualdad entre la cantera de Aragón y la de otras regiones españoles, valorar su eficacia. El análisis, reducido a datos, sí es eficiente para razonar que Aragón está muy por debajo de su potencial en el mundo del baloncesto. ¿Hay razones para el desánimo, hay alguna tara o la situación es la que es porque no hay más?

Rodrigo San Miguel entrena en la pista de Doctor Azúa //  Heraldo de Aragón

Rodrigo San Miguel entrena en la pista de Doctor Azúa // Heraldo de Aragón

De las 17 comunidades autónomas del Estado, excluyendo Ceuta y Melilla, sólo hay dos que no tienen representación en las plantillas oficiales del inicio de temporada en la Liga Endesa: Extremadura y La Rioja se quedan huérfanas de jugadores en primera línea. Aragón, con el único, se sitúa en la última fila de la clase como compañera de pupitre de Asturias, Murcia y las dos Castillas. En el otro rincón están Cataluña (27 representantes), Madrid (11), Andalucía (8) y Baleares (7). En mitad de la tabla se quedan Euskadi, Navarra y Canarias (3) y un pelín por detrás desfilan Cantabria, Valencia y Galicia (2), uniéndose a este pelotón la Andorra (2) de los hermanos Colom.

¿Es esta 11ª posición justa para Aragón? Depende de los indicadores con los que se busque la comparación. Mirando la relación con índices generales como población sí está en el lugar apropiado (también es undécima en habitantes a escala nacional), pero no tanto si se iguala con su posición con respecto al PIB (quinto). Evidentemente, estos datos son muy generales y poco vinculados al ámbito deportivo y del baloncesto.

Una medida más real puede establecerse con el número de licencias que tiene en la actualidad la federación regional. Aquí Aragón sale mucho peor parada. En el último registro, recogido por el Consejo Superior de Deportes y correspondientes a la temporada pasada, nuestro baloncesto es el décimo por cantidad de practicantes masculinos con 7.081 inscritos. Andalucía lidera esta liga de ‘licencias’ con 58.726, completando el podio Catalunya (47.925) y Madrid (35.618). En total, en 2013, jugaban al baloncesto masculino federado 255.405 chicos y adultos.

Una aproximación más certera a la realidad lo aporta otro baremo. ¿Cuántos jugadores se necesitan en una comunidad para que aparezca uno de élite? La división en el caso aragonés es obvio. Unas 7.000 licencias con respecto a la temporada actual, lo que es el doble de la media (3.498). Solo hay cuatro regiones por detrás: Andalucía (7.340), Castilla-La Mancha (7.476), Valencia (11.028) y Castilla y León (19.649). Los modelos más eficaces son Baleares (599), Navarra (957). Cantabria (1.110) –ninguno de ellos con escuadra en Liga Endesa–, Catalunya (1.775) y Canarias (2.431). Madrid, el otro caladero en potencia del básket FEB, se queda por detrás sustancialemte (3.238).

Luis Arbalejo posa en la grada del Príncipe Felipe // ANGEL DE CASTRO (El Periódico)

Luis Arbalejo, jefe de la cantera del CAI // ANGEL DE CASTRO

¿Y a nivel competitivo? Tiene alguna equivalencia disponer de campeones en formación en su traslado al mundo profesional. En los campeonatos regionales hay un claro dominio de cuatro federaciones. Tomando como marco los últimos diez años, solo equipos de Madrid (10), Catalunya (9), Andalucia (8) y Canarias (3) han conquistado los títulos en las categorías Minibásket, Infantil y Cadete.

La división de estas cuatro potencias se repite en el lado de las competiciones de clubs, donde son equipos de las mismas regiones las que han copado los primeros puestos en esta década. Aquí Catalunya alarga su dominio con 21 campeonato entre los nueve del Joventut (cinco en infantil, tres cadetes y un junior) y los doce del Barcelona (cinco junior, cuatro cadetes y tres infantiles). Madrid le persigue con cuatro títulos conseguidos por el Madrid (tres, uno en cada categoría) y el Campeonato Infantil que Estudiantes celebró recientemente. Andalucía iguala con otro cuarteto (tres junior para Unicaja y un cadete de Sevilla). Canarias aparece en la lista por la edición cadete que se adjudicó el Gran Canaria.

¿Qué importancia puede tener esta estadística? Quizá ninguna, pero si configura el potencial de futuras estrellas que los clubs ACB tienen en sus canteras. Entre los años ochenta y noventa, el CBZ, famoso por sacar jugadores a la élite, conquistó cuatro campeonatos nacionales (tres junior y uno infantil) y otros dos subcampeonatos junior. Desde la fundación del nuevo proyecto, el CAI cuenta con una cuarta posición, en el cadete del 2010 (generación de Javi Marin), como mejor clasificación, igualando la que obró su vinculado del Stadium Casablanca en el junior del 2003 con Rodrigo San Miguel al frente. Doctor Azua, Alierta o CBZ son los otros equipos aragoneses que se han colado en puestos de mérito en los Nacionales, aunque de forma esporádica.

Este conjunto de ganadores condensa dónde se sitúan las mejores vetas baloncestísticas en España: Badalona, Barcelona, Madrid y Unicaja. La Penya es la ‘fábrica’ que más miembros aporta a la familia de la ACB. Hasta 13 jugadores formados bajo los colores verdinegros han llegado esta temporada al máximo nivel. Detrás están Unicaja y Barcelona, con una decena entre ambos, y empatados por el bronce los dos semilleros de la capital, el Madrid y el Estudiantes. Por detrás viene Manresa (5), Valencia (4) y Sevilla y Baskonia (3). Los centros formativos del Siglo XXI (4) y de tecnificación de la federación balear (2) tienen un hueco en esta lista. Actualmente, el CAI, tras la salida de Javi Marín hacia el Lucentum de Adecco Plata ha perdido a su único representante, y tiene en el escalafón anterior a Marcos Portalez dentro del Planasa Navarra de Adecco Oro. A ellos se añade el oscense Jorge Lafuente en el Peñas. Ellos parecen los más cercanos para poder mejorar la estadística aragonesa.

Son sólo fríos números, un análisis matemático que no arroja optimismo para los románticos de los tiempos en los que había aragoneses a puñados en la primera plantilla del CAI, en la ACB e incluso en la selección absoluta. Más allá de que las circunstancias del mercado no son las mismas, que han entrado los jugadores extranjeros en las plantillas de formación (hay cinco senegaleses formados en España en Liga Endesa), los cupos, la Ley Bosman, los COTONOU, los pasaportes… y que el parón de la élite durante seis años ahogó el trabajo hecho anteriormente, el futuro de la cantera aragonesa no se vislumbra prometedora en el horizonte. Al menos en sus salidas al ‘mundo profesional’. La apuesta del CAI Zaragoza por jugadores de otras regiones, sobre todo baleares (Sergi García y Marc Martí como máximos exponentes) aprovechando el conocimiento de Luis Arbalejo y Willy Villar, no mejora la previsiones. Aunque aquí los números ‘probaleares’ apoyan la tesis de la dirección de la calle Zurita. Aunque son ´solo estadísticas’.


1 Response to “El único”


  1. 1 Torrente
    10 diciembre 2014 a las 17:38

    Eduardo Guillén, turolense, está jugando en Lucentum. De Teruel, pasó por el CAI…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: