01
Abr
12

Entrevista a Jordi Sampietro: “El baloncesto en Serbia es respeto y trabajo”


Quien tenga ordenador y le guste el baloncesto se ha tenido que encontrar con él en algún rincón del ciberespacio. Jordi Sampietro es un ‘culo inquieto’. Es uno pero parece mil. Siempre activo, no perdona un segundo para dar a conocer su proyecto, una plataforma que organiza viajes para vivir todo el baloncesto de Belgrado, desde partidos en el Pionir a entrenamientos específicos o campus (puedes consultar las próximas salidas en el Puente de Mayo y Verano en su web). Su vinculación con el baloncesto empieza en los patios de colegio de Barcelona, su ciudad natal, para echarle una mano a un amigo como titulado en Educación Física. Aunque él siempre había sido más futbolero, se enganchó tan rápidamente que pronto se tiró a la aventura y buscó suerte en otras latitudes. Primero probó en Estados Unidos, en Indiana y en la Universidad de Syracuse, pero no encontró lo que buscaba. Entonces sembró por todo el mundo una cosecha de emails que terminó marcando su destino: Belgrado. Un club, ahora extinto, le acogió en su seno ‘gratuitamente’. Tras una mala experiencia profesional, en 2005 el Estrella Roja se interesó por él y de forma altruista trabajó en uno de los dos clubs más prestigiosos de una ciudad que ya es su casa, tanto que hasta rechazó una oferta para trabajar con el Lagun Aro. Trotamundos (también lo intentó en Nigeria), polifacético (trabajó como ‘scouter’ para una agencia española), deportista (ha hecho algún ‘Ironman’) su perfil encaja a la perfección con la del emprendedor sin miedo a nada. Arriesgarse o morir. Y él arriesga y vive.

–Defina baloncesto…

–Es mi vida tanto porque es mi trabajo como mi pasión y es un juego que se asemeja a mi vida: unas veces ganas y otras pierde, pero siempre trabajando e interactuando con diferentes tipos de personas. Mi experiencia y mis padres me han enseñado que si vas por la vida de cara siempre recibes más de lo que te quitan, aunque en ocasiones las decepciones en el baloncesto y la propia vida son grandes.

–Leí que usted era ‘futbolero’ y se pasó al básket casi por casualidad. Recupere el momento del flechazo. ¿Cómo fue? ¿En qué lugar se enamoró de él?

–Un compañero que trabaja en un colegio conmigo y era entrenador nacional me propuso para llevar la preparación física del club que trabaja, fui allí y el flechazo fue instantáneo. En 3 años me saqué todas las titulaciones de baloncesto. Realmente desde ese día hasta hoy no he dejado de pensar y trabajar para y por el baloncesto.

–Creo que hay algún GM leyendo esta entrevista. Véndase como entrenador. Currículum, estilo, principios, valores…

–La verdad que como ya no trabajo de entrenador no tengo que venderme, pero el estilo es claro: duro, trabajador, sacrificio, pero sobre todo un juego algre, bajo unas normas y dar lo máximo cada dia.

–Pronto se lió la manta a la cabeza, ¿qué le hizo dar el salto? ¿Qué dejó atrás que mereciera la pena?

–El salto, como en todo, lo dan las ganas de aprender y conseguir otros retos. Atrás dejé una vida cómoda, familia y amigos, pero ellos siempre están. Es cierto que no es ni fue fácil empezar desde la nada, un mundo nuevo, país diferente, un idioma que ni te cuento, otra cultura, pero también es igual de real que todo depende de tu manera de ser y motivación. Por suerte en estos dos ámbitos siempre he sido un luchador y con poca manías.

–Su primera experiencia fue en EEUU. No duro mucho. ¿Qué sacó de esa estancia y por qué no encontró lo que esperaba?

–Allí vi una manera diferente de trabajar, muchos medios y profesionalidad, pero no pudieron darme la opción de quedarme, pero fue una gran experiencia.

–No se quedó parado y envió miles y miles de currículums por todo el mundo. ¿Qué le decía la familia? ¿Recuerda alguno de sus envíos más exóticos?

–Mi entorno simplemente no entendía ni entiende muchas cosas, pero cuando ven las ganas y pasión que pongo en lo que hago, entonces te apoyan. Los destinos… pues imagínate. Con tantos emails alguno llegaría a Nepal.

–Y le tocó el gordo: Belgrado. ¿Qué es lo primero que hizo al pisar esa tierra?

–Me vinieron a buscar al aeropuerto, me llevaron a mi apartamento y allí me dejaron una semana. Lo primero que hice es ir al supermercado a comprar lo mínimo que necesitas. Vamos, imagínate qué panorama. En esos días me pasó una de mis mejores anécdotas en Belgrado. Resulta que en el primer piso que estaba la línea de teléfono era compartida con la vecina y, claro, cuando estaba en internet o llamando venía mosqueada a casa para pedirme que colgara. Otra anecdota que ahora hace gracia pero que en su momento lo pase fatal fue la que me ocurrió un día en el que salí a correr un rato. En el barrio donde vivia todos los edificios eran de la época comunista, es decir, eran todos iguales. Total, que a la vuelta me fue imposible encontrar el mío, porque además los nombres de las calles estaban en cirílico y no veas. Vamos que creo que estuve corriendo todo un día hasta que lo encontré.

–¿Por qué Belgrado es diferente para vivir el baloncesto allí?

–Es una religión, sin él no pueden vivir y gracias a él han conseguido muchas cosas, reconocimiento a nivel mundial, exportación de jugadores, pero sobre todo es RESPETO y TRABAJO. Ser entrenador de cualquier deporte en Serbia es un trabajo y como tal es respetado. De esa forma actúan los entrenadores y jugadores. No importa el nivel ni la categoría. Desgraciadamente en muchos sitios depende más de donde entrenes o a quien para que crean que eres tal o sino cual.

–Dice que en el club donde aterrizó no le hicieron mucho caso, pero luego pudo trabajar en Estrella Roja. ¿Qué hacía concretamente?

–La primera experiencia fue más que dura ya que en ningún momento de mi estancia tuve la oportunidad de tener un acercamiento para poder estar cómodo y, lógicamente, en mi faceta laboral, que realizaba todo el tema del scout, pues no había ningún tipo de feed-back. Simplemnte era hacer esto y punto. En el Estrella Roja fue muy diferente. Estaba en todos los entrenamientos para ayudar en lo que fuera necesario y daba una ayuda en temas de scout. Cierto es en el Estrella Roja me sentía mucho más cómodo, tranquilo y valorado, quizás porque era y es un club mucho más profesional y supieron valorar mi esfuerzo y situación personal.

–Más allá de eso, ¿cómo era su vida cotidiana en Belgrado en esos primeros momentos?

–Mi vida era entrenar, ir a casa e intentar en mis ratos libres conocer ciudad, hacer deporte y socializarme porque realmente la gente que está inmersa en un club profesional sabe que no tiene casi tiempo para él y en mi caso se multiplicaba porque para hacer cualquier tipo de gestión o demás todo era más complicado. Yo era nuevo en la ciudad y tenía que adaptarme y conocerla, por lo que cualquier proceso se hacía más largo.

–¿Qué leyenda sobre el baloncesto serbio habría que desterrar y cuál es como la vida misma?

–Leyendas pocas, simplemente lo que comentaba que si trabajas y respetas, sumado eso a su genética y talento sale lo que sale. Las leyendas son por algo. Yo siempre lo defino como trabajo, talento y ganas de ser mejor que los otros.

–Luego empezó a trabajar como ‘scouter’. Desde fuera da la impresión que levantas una piedra en los Balcanes y te sale un alero tirador y un pívot con fundamentos. ¿Es posible encontrar algún diamente escondido o está todo muy machacado?

–En todos los países del mundo hay algún chaval tremendo, lo que está claro que cada vez está todo más controlado y explotado. Si quieres que te dé algún nombre de los que están despuentando aquí quiero que apuntes éstos dos: Dusan Ristic y David Bertans. Durante un tiempo estuve trabajando en la búsqueda para algún club, pero en estos momentos no.

–¿Cómo nace la idea de BBB?

–La idea nace de las ganas y experiencia de poder ofrecer a todos los amantes del baloncesto la oportunidad de ver y experimentar todo lo que quieran del baloncesto en Belgrado. Después de siete años en la ciudad y muchos otros dando vueltas por el mundo, creo que estoy en la disposición de saber ofrecer y afrontar este proyecto, para poder ofrecer a todos los que nos gusta el baloncesto ver algo diferente de lo que siempre hemos oido hablar, pero sobre todo con un servicio profesional, personal y de alta calidad.

–¿Y cómo quiere que progrese esta idea?

–Quiero que progrese poco a poco, de forma escalonada y lo profesionalmente posible para dar un servicio de calidad y lo más cercano posible.

–¿Cuántos clientes ha tenido ya BBB?

–Unos 25 aproximadamente.

–¿Da para vivir este proyecto?

–Estamos en el proceso. Y como todos los proyectos y negocios lo importante es que crezcan de forma gradual, para que se puedan estabilizar para luego ir creciendo de una forma segura.

–¿Cuál ha sido la demanda más extraña que ha tenido que solventar de todos sus clientes?

–De momento extraña no, original así y fue un encargo para un regalo muy especial para un aniversario, que le querían hacer una sorpresa diferente. Realmente fue una muy buena idea y un regalo diferente.

–¿Cuánto puede costar por día una visita?

–Aproximadamente unos 100 euros. Eso sí, con todo incluido. Pero existen diferentes modalidades dependiendo de lo que quieran hacer y los días de la estancia, claro.

–¿Qué incluye una visita?

–Todo lo que quieran los clientes. Eso es lo más importante para mí. Pero a rasgos generales se pueden ver partidos de Euroliga, Liga Adriática, Balkan League, Liga serbia, ligas de categorías juniors o cadetes, entrenamientos en la Academia FMP-Estrella Roja. Allí se pueden ver entrenamientos del primer equipo del Estrella Roja, pero también del segundo equipo, del junior, del cadete o cualquier equipo de la Academia. También existe la opción de estar en algún entrenamiento puntual de categorías inferiores de Partizan, o de otros clubs, además de todas las sesiones individualizadas… Y, sobre todo, conocer y vivir la ciudad maravillosa de Belgrado.

–También ofrece clínics. ¿Cuál es su ‘factor diferencial’ con respecto a otros que se pueden encontrar en España?

–El aspecto diferencial es que son entrenadores de aquí con su metodología diferente, en otro idioma (inglés) y el ambiente especial que se respira.

–Seguro que hay alguien que está interesado en contratar sus servicios ¿Dónde recomienda comprar los billetes? ¿Y dormir? ¿Qué hay que echar en la maleta?

–Para los billetes hay muchos servidores por internet. Eso no es un problema. Lo de dormir lo organiza BelgradoBasketBall. En la maleta, lo típico que si te vas de vacaciones. Nada más. Y muchas ganas de aprender y conocer. Pero, sobre todo, estar abierto de mente para ver cosas nuevas e interesantes, porque el viajar es uno de los placeres y mejores lecciones que nos puede ofrecer la vida.

–Se mueve más que los precios, que diría Chiquito. El mundo (y el básket) es para listos y sin promoción… ¿Cuántas entrevistas ha hecho en estos últimos meses? Cuéntenos algo que no le haya dicho a los demás…

–Si, la verdad es que me estoy moviendo mucho, pero es el camino para seguir creciendo y dar a conocer el proyecto. Hombre, pues como primicia te puedo contar una que estoy organizando en este momento. Y es que igual en breve sortearé un viaje a Belgrado para un partido de Euroliga.

–El ambiente en un encuentro en Pionir es espectacular, pero lejos de las medidas de seguridad que se exigen en España y con unos ultras… ¿Ha pasado miedo en algún partido?

–Miedo nunca, pero es mágico y espectacular. He tenido la suerte de estar en casi todos los partidos de Euroliga desde hace siete años en Belgrado y cada vez te quedas algún minuto en ‘shock’ al ver el ambiente y como lo viven. Es diferente.

–¿Cuál es su rincón favorito de Belgrado?

–Es Ada, la playa artificial de Belgrado. Está a unos 15 minutos en bicicleta desde el centro de la ciudad. Tienes una playa de diez kilómetros de perímetro y en la otra parte existe una extensión igual o mayor para la práctica de todo tipo de deportes, pero también con muchos bares, restaurantes…

–Un lugar para comer y un lugar para echar un trago.

–Hay infinidad y para lo segundo… ni te cuento.

–Cómo describiría en una frase a Belgrado.

–La ciudad que te engancha.

–Leí que también estuvo un tiempo en Nigeria. ¿Qué hizo concretamente?

–Eso fue muy duro, complicado. Fue para intentar entrenar, pero terminó siendo un fraude. Y ahí sí que es peligroso de verdad. Como comentaba anteriormente en la vida, baloncesto y con las personas te llevas grandes decepciones. Pues en Nigeria tuve una de las mayores en mi vida. Fue un fraude en el sentido de que no pude hacer nada, contactar con nadie y simplemente fui utilizado al ser europeo para que mi contacto se marcara goles con sus contactos. A saber para qué, pero lo importante es que pude volver y aquí estoy.

–En estos tiempos de crisis, a usted le concederían un premio como ‘emprendedor’. ¿Cree que hay miedo a los retos? ¿Qué le recomendaría a alguien que se esté pensando hacer algo similar a usted?

–Lo único que puedo decir es que nadie lo va hacer por tí. Está claro que es muy duro y cuesta mucho empezar las cosas y mantenerlas, pero hay que arriesgar o al menos intentarlo.

–¿Cree que algo parecido a BBB se podría hacer en Badalona, Madrid o Málaga, por poner tres ejemplos?

–En eso estoy también. Vamos a ver cómo lo tiro hacia adelante.

–Se ve por mucho tiempo allí ¿Volver a España es una opción o si cambia de aires será a otro lugar?

–A España voy de visita y trabajo, por nada más. Por ahora me quedo en Belgrado. Además mi famila y amigos o vienen a verme o voy yo. Es decir, ningún problema.


1 Response to “Entrevista a Jordi Sampietro: “El baloncesto en Serbia es respeto y trabajo””


  1. 1 Yandrakovic
    2 abril 2012 a las 13:20

    Impresionante persona Jordi, de esas que te dan envidia porque te planteas qué has hecho con tu vida o en qué gastas el tiempo en tu vida… pero impresionante también tú, crack, que nos sigues acercando las historias más cotidianas y aventureras de un deporte que es mucho más que lo que vemos en los medios. Un abrazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

abril 2012
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: