16
Nov
11

El respeto a la tradición


A última hora no queda nadie. Ni el de seguridad. Todos se han ido. Entonces, en ese silencio, con la penumbra de la noche acechando tras la puerta, es cuando la magia de La Nevera o el ‘Magata’ se percibe con los huesos. No es sólo el frío, es el escalofrío. Es esa sensación de estar ahí, rodeado de la nada que lo expresa todo, de un montón de imágenes imaginarias que se perciben con absoluta viveza. Se palpa que allí, entre las grietas del parqué dorado, se pierden recuerdos en forma de contragolpes valientes, tiros a cuchara, tablerazos a quemarropa, triples huérfanos de raya, mates prehistóricos sin querer hacer ruido, finales de finales. El respeto por esa historia que reposa como el polvo sobre el metálico escudo del Estudiantes de la Nevera hace que algunos entrenadores del Ramiro aún mantengan pequeñas tradiciones que heredaron de cuando eran colegiales: no se puede lanzar ningún objeto al parqué, menos escupir o arrojar agua, no pisar con zapatos ni ropa de calle. Respeto a la tradición. Respeto.

La amplia cantidad de pabellones que galonan Aragón es una bendición para todo aquel vecino que quiera echarse de cabeza al deporte. La red de modernas instalaciones en Zaragoza es una conquista social y un orgullo que nos permite disfrutar de campeonatos, clinics o cursos. Es un lujo y una envidia para los ojos forasteros. Doy fe.

Pero el paso al futuro no debe pisotear el pasado, aquellos santuarios donde nació todo, esos patios de colegio, esas canchas ribereñas, esos teatros de techo de chamizo en los que cuántos balones se desgastaron y que no son tantos en nuestra tierra: el infrautilizado Huevo, el pabellón del Parqué de Huesca, el Azúa, Calasancio… lugares telúricos que deberían ser museos vivos en los que, como ocurre en el Ramiro, enseñar a los niños y a todos lo que es BA-LON-CES-TO. Porque olvidarnos de lo que fuimos es negar lo que somos. Porque el que no conoce de dónde viene, camina perdido. Y aquí ya no sólo hablamos de pabellones. Hablamos de personas. Como perdido iba el CAI hasta que la serenidad la trajeron cabales que conocen ese valor de la tradición. No nos desorientemos.

Este artículo ha sido incluido en la revista de la Federación Aragonesa de Baloncesto


3 Responses to “El respeto a la tradición”


  1. 16 noviembre 2011 a las 19:06

    Amén.

    Grandes palabras.

    Saludos.

  2. 2 Santi
    16 noviembre 2011 a las 19:33

    y además de verdad. En el caso del Estu la obra del Magata era imprescindible… pero da un nosequé por dentro

  3. 3 alejandropena-jenarodiaz
    17 noviembre 2011 a las 16:38

    Estupendo artículo cuando sólo se habla de fichar NBA´S temporeros, mercenarios del momento en que vivimos…Recuerdo en las canchas de Asturias donde jugué.
    Siempre tradición: http://basketandtalent.wordpress.com/2011/10/06/tradicion/
    Puertatrás, cada vez mejor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: