08
Nov
11

La muerte de Bambi


Los puentes no siempre unen. Algunos separan. Son símbolos de ruptura. Quien cruza el río Ibar en Mitrovica sabe el significado exacto de esta contradicción. En cada orilla las mismas aguas desgastan hemisferios antagónicos, enfrentados. El Norte es serbio, eslavo y ortodoxo. El Sur es albanés y musulmán. Un cuartel de Gendarmes es la señal de que pasamos por un punto del horno aún caliente de los Balcanes. La policía francesa vigila una frontera invisible de odio en una ciudad dividida que sintetiza el conflicto étnico que agita Kosovo y que explota justo en este cruce cada vez que una chispa brota en la región. El estallido de la llamada Guerra de Kosovo y la intervención de la OTAN (1999) agrandó esta diferencia con una tumba de unas 12.000 personas y un millón de desplazados por la represión étnica o por las bombas caidas sobre Belgrado. La mayoría de los serbios que se resistieron a no abandonar ‘sus’ provincias cruzaron el Ibar (menos de 100.000, un 5% población de Kosovo y solo una cuarta parte de los que había antes del conflicto armado) y se instalaron en las casas abandonadas por sus ‘vecinos’ albaneses en su huída de los paramilitares de Slobodan Milosevic. Las tres comarcas, unas treinta localidades que distan desde este afluente del Gran Morava hasta el borde, es su territorio (98% serbios), aunque el 17 de febrero de 2008 el dominio albanés autoproclamase su independencia bajo la protección de la OTAN y pese al veto ruso en la ONU y parte de la UE, incluída España.

Hace un mes volvieron a levantarse las barricadas en el puente de Mitrovica. Los serbios reaccionaban ante la decisión ejecutada en julio por el Gobierno de Pristina de imponer un bloqueo comercial en respuesta a la prohibición de importaciones decretado desde Belgrado. Los primeros enfrentamientos se recrudecieron con el asesinato de un policía kosovar el 26 de julio. Los líderes de la población local se interponen a que las fuerzas de la OTAN (KFOR) y la misión policial de la UE (EULEX) alcancen el control de las aduanas para un gobierno, el de la República de Kosovo, que no reconocen como propio. Las investigaciones señalan la gestión de los disturbios a jefes del contrabando que reina en una zona denunciada por ser paso frecuente de tráfico de armas, drogas y objetos robados como petróleo, coches de lujo… Este tráfico hace que Mitrovica ya no sea conocida por ser un enclave minero e industrial orgullo de Tito, sino, como la llaman algunos, por ser la ‘pequeña Colombia’ de los Balcanes. Entre las sombras de esta nueva hoguera se sitúan cara a cara los ideales nacionalistas de Belgrado y el estudio de la entrada de Serbia en la Unión Europea bajo la obligación de que normalice sus relaciones con el gobierno de Kosovo.

Barricada de serbios del norte de Kosovo en el actual conflicto de las aduanas

Esta tensión ha terminado por derrumbar otro frágil puente que se elevaba sobre el Ibar, uno que pretendía ser la antítesis de ese hecho con escombros de batallas y agrietado por el goteo de sangre. Era una pasarela de voluntades por la que sólo rodaba una pelota de baloncesto, libre de intolerancias y dispuesta a romper las redes de la segregación, reflejando la paz en un rectángulo entre dos aros. El KK Bambi de Mitrovica, el único equipo serbio que participaba en la Superliga de baloncesto kosovar, decidió retirarse de la competición a principio de octubre. La crisis económica, la falta de apoyos dentro de su comunidad y de estamentos kosovares y los crecientes problemas de seguridad suponen una riada irrefrenable que se lleva por delante a uno de los proyectos más visibles que han intentado sofocar ese rencor que rasga Kosovo.

Los pilares han resisitido ocho años en pie. Pocos lo hubieran dicho. Miomir Dasic (Dashiq en albanés) fundó el Bambi en 2003 en el norte de Mitrovica como una escuela de baloncesto a la que llamó como el cervatillo de la Disney. Miomir no había destacado como jugador, nunca jugó contra sus grandes ídolos yugoslavos, pero intentó que su amor por el baloncesto sirviera para unir bajo un mismo tablero a chicos de diferentes origenes étnicos. En un principio los equipos compitieron con licencia serbia en las competiciones eslavas, por lo que no se despertó ninguna reticencia por parte de los aficionados nacionalistas, cuyo orgullo es el equipo de fútbol del Partizan de Mitrovica y el tenista Novak Djokovic, cuyo padre, como Dasic, nació en la vecina Zvecan y ha apoyado económicamente a la iglesia ortodoxa de la zona.

Todo cambió en 2006. Dasic acordó con la Federación de Baloncesto de Kosovo (FBK) entrar a formar parte de la SuperLeague, la primera de las dos divisiones del baloncesto de la nueva República. El ejemplo de multietnicidad que podía dar la inclusión de un club del norte de Mitrovica llevó a la FBK a apoyar económicamente al KK Bambi y auparlo por decreto a la máxima categoría ante el aplauso de las autoridades que veían en esta medida una forma de reivindicar sus avances hacia la paz ante el orden internacional. “La participación de un equipo serbio en Kosovo es única. El deporte puede servir como medio neutral para unir a las comunidades”, exponía para AFP en 2006 Marc-Andre Buchwalder, entonces asesor de Deportes de la ONU en Kosovo.

Plantilla del KK Bambi con Miomir Dasic

Las repercusiones no tardaron en tomar forma violenta. Dasic, presidente y entrenador del equipo, tuvo que pagar su peaje dentro de las enrocadas aduanas étnicas de su comunidad. Un alto peaje. Muchos padres retiraron a sus hijos de la escuela por miedo a recibir las represalias que sufrió en persona el ‘patriarca’ del Bambi. Quizá eso fue lo de menos. Traídor. Esa palabra le perseguía. “Un oficial serbio ha arengado públicamente por mi linchamiento”, denunciaba Dasic en esos días. Contínuas amenazas de muerte, pintadas y la rotura de ventanas en su casa y en su negocio familiar de juguetes, que dejó de tener pedidos, cesado de su trabajo municipal…. múltiples intimidaciones violentas que alcanzaron su máxima violencia cuando explotó una bomba en su vehículo. Algunos de sus vecinos más radicales le denunciaban por venderse al ‘enemigo’ sólo por un puñado de euros (el dinar sigue siendo la moneda oficial del norte de Mitrovica) y por ser un títere de las intenciones kosovares, dado que Miomir Dasic obstentaba además el cargo de vicepresidente en la FBK reservado a las minorías. “La mayoría de los serbios aceptan lo que he hecho, pero en silencio. Me muestran su apoyo y me dicen que hago bien, pero en privado. No quieren que les vean hablando conmigo”, declaraba Dasic en un reportaje a un medio francés. “Dasic es una excepción, que está dispuesto por motivos personales y materiales a poner en peligro el futuro y los intereses de la región en la que vive”, reclamó Nebojsa Jovic, destacado dirigente de los serbios en Mitrovica, a Reuters.

El ejemplo del Bambi llevó a que Miomir Dasic fuera visto como un portavoz de los serbios que estaban abiertos a integrarse en Kosovo en contra del ‘ultranacionalismo’ que conjuga el discurso de la mayoria de su comunidad. De esta forma, el entrenador fue parte de los 40 integrantes que participaron en abril del 2006 en un debate televisivo que unió por primera vez a ciudadanos de las dos Mitrovicas en el cuartel de la ONU cerca del puente de la división y que fue emitido en Serbia y en todo Kosovo. “Quiero aclarar que yo no vengo aquí a representar a la comunidad serbia ni a la posición serbia, solo vengo a representarme a mi mismo y a mi equipo de baloncesto”, aclaró Dasic nada más tener la palabra.

No sólo le daban la espalda sus vecinos, tampoco había patrocinadores ni subvenciones que sorportasen los gastos que conlleva una infraestructura profesional. Dasic se vio forzado a completar el equipo con jugadores que procedían del interior de Serbia con un salario mínimo de 300 euros, cantidad irrisoria ante ofertas del extranjero, como es el caso de Milos Martinovic, exalero del Bambi que el año pasado compitió en la Liga EBA con el CB Ferrol. Tampoco podía jugar como local en la zona norte de Mitrovica por la negativa de los organismos locales y tuvo que albergarse en el pabellón Sportska Dvorana Minatori, feudo del Trepca, el club de la Mitrovica albanesa. En el primer partido que jugó allí el Bambi, sólo un aficionado se atrevió a ocupar la grada ante la atención de centenares de policias franceses que rastrearon el pabellón por temor a la colocación de explosivos.

Recibimiento al Bambi de la afición albano-kosovar en un partido de la Superleague

Las altas medidas de seguridad fueron reduciéndose poco a poco, aunque las amenazas persistían desde ambas orillas del Ibar. El equipo del norte de Mitrovica lucía los colores de serbia (rojo, blanco y azul) en su equipación y para grupos de radicales albano-kosovares seguían viendo en ellos un símbolo de la opresión serbia o una excusa para enfrentarse con los policías que circundaban la pista en cada partido del Bambi. El último incidente se produjo el pasado mes de abril, cuando aficionados del Sigma Pristina y miembros de la seguridad nacional se enfrentaron al concluir el partido. El altercado, que fue expuesto por parte de la opinión pública como un ejemplo de brutalidad policial, terminó con varios hinchas heridos y la quema de un coche de policia entre otros daños materiales. “Vamos a esperar el informe de la policía. Si algún policía ha actuado de forma impulsiva, tomaremos medidas. Por otro lado, los aficionados tienen que tener unos límites y no pueden caer en el vandalismo ni dañar la propiedad”, declaró sobre el tumulto Bajram Rexhepi, Ministro del Interior de Kosovo.

La precariedad económica había provocado varios amagos de retirada de la competición (en dos ocasiones no completó todo el calendario y fue advertido por varios cambios de horarios), pero aún así el Bambi fue poco a poco completando una plantilla competitiva para llegar a luchar con adversarios con más medios como el Sigma Pristina o el Peje. La temporada pasada, tras acabar en segundo lugar la fase regular con un registro de 23 victorias y 5 derrotas, el Bambi logró su mejor clasificación al acceder a las semifinales de la Liga y de la Copa. Fue el canto del cisne. “No vamos a jugar en la nueva edición, es definitivo, ya que nadie de la Federación se preocupa por nosotros. No sólo ellos, pero no hay otras instituciones que pueden atender a Bambi. Entiendo que la Federación no puede hacerlo todo, pero en cooperación con el Ministerio de Deportes y el Primer Ministro puede encontrar los medios para ayudarnos”, declaró en un comunicado el Bambi a principios de octubre. Mientras, el secretario de la Federación de Kosovo, Nazmi Paçarada, mentaba como causa el problema de seguridad con el conflicto generado en los puntos fronterizos: “El problema es la seguridad laboral para los jugadores de Bambi que viven en Kosovo. Si la edición se inicia este fin de semana, y el Bambi no puede jugar en las dos primeras jornadas, tomaremos una decisión”. Tras no presentarse a los partidos frente a la Universidad de Kolegji (15 de octubre) y al Kosova, el segundo equipo albanés de la zona de Mitrovica (18 de octubre), la retirada del Bambi era un hecho sin vuelta atrás.

La Federación se guardaba un as en la manga. A la desaparición del ‘amigo serbio’ le siguió de forma inmediata la decisión de invitar para completar su vacante al Futura de Pristina, un club recién formado por la comunidad montenegrina en Kosovo, muy inferior en número a la serbia y que sí reconoce la independencia del nuevo estado, para mantener el porcentaje de ‘multietnicidad’ de la SuperLeague y bajo la promesa de potenciar su estructura y contratar a entrenadores y jugadores del nivel exigido. La propuesta no fue bien recibida por algunos de los responsables de otros equipos, que lamentaban la falta de rigor deportivo en los ascensos. Bekir Berisha, presidente del Ylli de Theranda, protestó en los medios ante el ascenso por decreto de un club que posiblemente no tendría la estructura necesaria para competir en el máxima categoría y amenazó con retirar a su plantilla de la competición en la A1. “No existe ningún precedente en Europa, ni en el mundo, por el que un equipo que no ha jugado ni un partido en una competición sea ascendido a la Primera División. Esto solo pasa en Kosovo”. En la réplica, Slobodan Vujiçiq, presidente del nuevo conjunto kosovo-montenegrino, se levantó ante estas insinuaciones, aunque a la vez pedía lo que el Bambi reclamó para no abandonar la competición, apoyo económico: “Estamos listos para ayudar al baloncesto de Kosovo, pero en primer lugar, nuestro club debe ser ayudado en la medida que se merece, ni más ni menos. Somos un club nuevo, pero bien organizado. Pero somos un club de jóvenes que necesita ayuda ahora más que nunca, como repetidamente ha ocurrido con el Bambi”, afirmó al periódico Koha. De los tres partidos que ha disputado, el Futura ha perdido los tres y es último junto al Kosova. Este jueves se enfrenta al Bashkimi.

Miomir Dasic

La ausencia del KK Bambi daña la lucha por la complicada integración étnica en Kosovo, apertura en la que el baloncesto quiere ser la punta de lanza en un país dividido por tantas heridas abiertas. El ejemplo del ‘cervatillo’ del Norte de Mitrovica no debe caer con el olvido pese a su desaparición. No lo hubiera querido Miomir Dasic. El ‘patriarca’ falleció cuando contaba con 54 años en octubre del 2010 dejando la presidencia a su hijo Igor.  Su cuerpo descansa en una tumba del cementerio de Zvecan. Su legado no se esfumará junto a su club y debe alcanzar a todos aquellos que amamos el baloncesto como un ejemplo de que nuestro deporte puede tender puentes sobre cualquier adversidad, como perfectamente señalan estas palabras de Miomir Dasic. “Lo importante es la convivencia, educar a los jóvenes acerca de la tolerancia a través de los valores del deporte”.


15 Responses to “La muerte de Bambi”


  1. 1 Yandrakovic
    8 noviembre 2011 a las 20:01

    Impresionante artículo, amigo. De lo mejor que he leído en mi vida sobre baloncesto y no estoy exagerando. Me ha puesto la piel de gallina y me ha emocionado de una manera indescriptible. Amigo, hace tiempo que lo pienso, pero ahora más que nunca, eres el puto amo del periodismo baloncestístico.

  2. 8 noviembre 2011 a las 22:17

    Suscribo en su totalidad el comentario anterior. Parece que en el mundo de la pelota naranja existen más problemas que el tan nombrado “lock-out”. Al igual que en los medios de comunicación de información general, en el mundo del baloncesto también existen noticias “prescindibles”, que tapan otras cuestiones más importantes. Enhorabuena por el post.

  3. 8 noviembre 2011 a las 22:31

    Me sumo a cada una de las palabras de Yandrokovic ¡¡¡
    Eres especial Sraly, con posts como estos hace mas grande el blaoncesto.
    Solo puedo aportar (sere claro) si me permites … ¡¡¡ ACOJONANTE ¡¡¡

  4. 9 noviembre 2011 a las 0:12

    Se lo mucho que estas trabajando en este tema, así que toda mi admiración por el resultado. Imginaros: un tema de actualidad, un proceso de investigación, una información novedosa… en definitva periodismo del bueno. Eso que sólo practican cuatro gatos y nadie en este país. Un lujo de post al alcance de muy pocos.

    Miomir Dasic se merecería un nobel del paz, pero lo suyo es auténtico y no esta a la altura de insignes líderes de la hipocresia como Kissinger.

    Amigo, muchas felicidades por el trabajo.

  5. 9 noviembre 2011 a las 0:24

    Repito mi tweet donde enlazo el (tremendo) post: Todavía hay sitios donde se cuentan grandes historias sobre baloncesto.

  6. 9 noviembre 2011 a las 0:31

    No es fácil comprender desde aquí el enfrentamiento étnico de esa sociedad. Gente como el Sr. Dasic lo tienen muy díficil.

    Y nosotros preocupados por las audiencias y el “lock out”

    Un acierto darlo a conocer, gran trabajo.

  7. 7 albericious
    9 noviembre 2011 a las 10:22

    Me sumo a todo lo expresado en los comentarios previos. Has convertido Puerta Atrás en uno de los mejores medios sobre deporte y sobre baloncesto en internet; y el mejor blog de basket, sin duda alguna. Es tremenda la historia, y la presentas y cuentas de una manera excelsa. Los que contemplamos el baloncesto como fenómeno de masas, por así decir, no reparamos en esas otras dimensiones que tiene el deporte, y el basket (aunque hace tiempo las hayamos podido vivir, o conocer). Algunos programas de canales también digitales, algunos artículos más o menos relacionados con estos asuntos, nos iluminan y abren la mente de vez en cuando (recuerdo algún programa sobre escuelas de fútbol en África, otros posts de este mismo blog). Hay mil millones de contenidos en internet; pero sólo unos pocos que sirvan para algo. Congratulations (y lo mejor es que Continuará…!).

  8. 8 Coach_Blas
    9 noviembre 2011 a las 14:16

    Preciosa esta entrada, genial, me ha encantado a pesar de no tener mucho conocimiento de los conflictos,has presentado y contado la historia de una manera magistral.
    Estas historias ayudan a dar otra dimensión a nuestro deporte,dimensión que siempre debe tener presente aunque a veces se deje olvidada,la de educar y socializar a los grupos de jóvenes.
    Enhorabuena.

  9. 9 noviembre 2011 a las 17:57

    Increíble esta historia Sergio. Y se hace más grande aún por la manera de ser contada. Esta son las historias que a muchos nos gusta leer, pero tranquilo que habrá más gente que prefiera ver un vídeo de un anuncio de Kevin Durant. En esta situación estamos en el periodismo español. Mientras, los demás seguiremos buscando pequeñas ventanas al mundo real como esta de Puerta Atrás.

    Gracias por este post.

  10. 9 noviembre 2011 a las 17:59

    Simplemente IMPRESIONANTE ojala el baloncesto ayude a cerrar odios

  11. 11 alejandropena-jenarodiaz
    9 noviembre 2011 a las 18:59

    Estos artículos son los que nos anima a seguir escribiendo y ver el baloncesto desde otro punto de vista.
    Enhorabuena!
    http://www.basketandtalent.com

  12. 10 noviembre 2011 a las 15:06

    Bueno, … pues parece que hice bien en reservarme esos 20-25 minutos para la lectura pausada. Veo que mis compañeros de lectura ya se han servido a gusto con los halagos pero es que llevan toda la razón. Soy de los que prefiere un blog con 1/2 entradas al mes pero de calité, pero no una opinión constante y bombardeante del punto de vista de cada uno sobre un tema de actualidad y concreto. Para eso prefiero Twitter, mucho más directo. Los Blogs, reposados. El tuyo delicatessen.

    Bendito seas

  13. 13 sraly
    10 noviembre 2011 a las 16:54

    Voy a hacer un comentario respuesta comunitario para agradeceros en plural estas palabras de cariño que mostrais hacia mi persona y mi trabajo. Todos amigos, algunos desconocidos físicamente, colgados de un hilo cibernético, otros desde una amistad carnal, pero todos presentes en un momento lleno de nubarrones vitales. Gracias al blog y a la gente que he conocido por él y a los que ya estábais de antes, se hace menos duro este recorrido. Y ejemplos como el del Bambi ayudan a refugiarse en el baloncesto como un elemento vital que debe rebotar un mensaje positivo y humano.

    Desde hace unos meses, tras una reflexión, decidí variar el rumbo de Puertatras, dejar de obsesionarme con la actualización diaria y pretender algo más profundo, también para descentrarme psicologicamente de esa carga. Calidad antes de cantidad. Estos adjetivos que lanzáis hasta este post no hacen más que reafirmar mi nuevo rumbo y me llenan de fuerzas para atacar el aro del teclado con hambre de canasta.

    Gracias, a todos, gracias!!!

  14. 12 noviembre 2011 a las 22:22

    He tardado un poco en leer este post, pero ¡¡Dios!!, ha valido la pena…

    La falta de tiempo me está matando últimamente y no siempre tengo tiempo para entrar en los demás blogs y comentar, pero tarde o temprano intento hacerlo…

    Miomir Dasic ha sido un ejemplo para la humanidad, ojalá existieran muchos tipos como él; el mundo, sin duda, sería un poco mejor…

    Saludos.

  15. 15 Ernesto
    12 noviembre 2011 a las 23:24

    Sí, al poco tiempo de tener el blog que me dí cuenta de que cada vez tenemos mas obligaciones y menos tiempo. Me alegro de que cambies actualizaciones diarias o semanales,agotadoras y nada remuneradas, por post disfrutados desde la paz y la calma. Me alegro de tu rumbo,casi siempre bien valorado sea cual sea…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: