27
Oct
11

‘Elevate’, el debate de África


El discurso de Matt pasa de la zarzuela chulapa a los ‘okupas’ de Lavapiés con un chorro de pasión a presión. No baja la intensidad cuando describe el ambiente del Rupp Arena, el ruedo de los Wildcats. Matt es americano, nació en New York, pero su vida le ha llevado por tantos rincones que no sabe exactamente de dónde es, aunque me lo presentan como ‘Matt, el de Kentucky’. “El baloncesto universitario es el orgullo del Estado. Llevar la camiseta azul lo es todo”, me cuenta mientras le echa doble de picante al guiso chino que compartimos sin pan. “Pero el sistema de formación es peor que en Europa. Me gusta más cómo lo trabajáis aquí. En la NCAA los chicos están un año porque quieren irse a la NBA y si no son muy listos no aprenden nada entre tantos viajes y partidos, yendo a tan pocas clases y con tantas facilidades con el programa de deportes”, relata mientras contrapone los ejemplos de John Wall y DeMarcus Cousins, a los que vio jugar durante su estancia en el campus de Lexington.

A pocos kilómetros de allí, un chico congoleño prueba estos días en Magariños. Es cadete, pero entrena con varios equipos, incluido el junior, donde su despliegue físico desborda menos que entre sus iguales. Anicet Lavodrama y otros miembros de You First le acompañan a todos los lados, le llevan a los entrenamientos, a casa, le hacen de traductores, le cuidan… No le faltan las palomitas mientras observa como el Estudiantes remonta al Lagun Aro en el Palacio, esa cancha donde su compatriota Serge Ibaka lucirá de blanco mientras el lockout aguante. En él, como un espejo inmaculado, se refleja un sueño que confluye en la misma encrucijada que el de todos esos chavales que ahora o en los próximos meses vendrán a España, a Europa, ‘a probar’, a jugar al baloncesto en un sitio o en otro.

Tampoco muy lejos de donde come Matt, unos días antes, se desplegaba otro mantel en el que se  mezcla con los platos el tema de los chicos y chicas africanos que llegan a los clubs españoles. “Para un Ibaka que llega hay muchos otros que se quedan en el camino. Fichamos a chicos para las canteras para ganar un campeonato de España, pero sabemos que no valen para la ACB, ni LEB. Pero todos lo hacen y tenemos que ser competitivos”, reconoce un entrenador madrileño mientras con otros comensales recogen historias de sueños rotos, de chicos que sólo jugaban porque querían comprarle un taxi a su padre o abrir una tienda en su pueblo con el dinero que ganarían ese año. “Lo mejor para estos chicos es irse a Estados Unidos y tener una educación en alguna universidad, allí se preocupan más por su educación”, continúa este técnico que no sabe quien es Matt, el de Kentucky. Sin saberlo, los dos desconocidos abren un debate que es de todos.

Esta semana se ha estrenado en Estados Unidos el documental ‘Elevate’. La película producida por ESPN muestra el viaje de cuatro jóvenes africanos en la persecución de alcanzar la gloria del baloncesto. Salidos de la Academia Seeds de Senegal, Dethie Fall, Assane Sene, Aziz N’Diaye y Byago Diouf reciben una beca de institutos del otro lado del charco. Durante varios años, la directora Anne Buford (hermana del GM de los Spurs) trabajó en este proyecto que sigue los pasos de estos cuatro senegales durante su temporada de debut en el baloncesto americano. El desconocimiento recíproco en la brusca adaptación de un joven africano y la sociedad norteamericana dan toques de humor a un historia que en su parte más benévola da la razón a ese entrenador madrileño, pero también, en sus aspectos menos indulgentes, los que hablan de la dureza del cambio, de aquellos que no lograron dar el salto, de los obstáculos que se van sucediendo, apoya el veredicto de Matt.

Mi opinión es otra, contraria a la de mis dos nuevos amigos. Puede que la academia Seeds, fomentada por Amadou Gallo Fall, con vinculación ejecutiva en la estructura de la NBA en África y exscouter de los Mavs, tome en su seno una buena intención incuestionable, la apertura de una ventana hacia el deporte, la educación, el crecimiento económico y todos los valores positivos que en su práctica se adhieren en un entorno hostil por pobreza económica en contraposición al oasis del sueño de Occidente que es innegable. Adosada a este esfuerzo no hay que obviar que queda el reclutamiento de promesas para la causa del baloncesto universitario y profesional en los Estados Unidos. Pienso, considero, que el esfuerzo debería encaminarse a proporcionar ese sueño entre los suyos sin pedir nada a cambio, no fuera de ellos, sin becas ni meses de prueba, sin tener que arrancar a una juventud fuera de su entorno protector tan pronto, generar proyectos de baloncesto educativo, social, ético, bajo el mecenazgo de los clubs internacionales que no vean en ese continente una veta de éxito, un pívot de largos brazos y musculatura colosal o en escolta veloz y anotador, sino una oportunidad de sembrar lo mejor de su deporte amado de forma desinteresada, compartir la experiencia de sus entrenadores, enseñar cultura deportiva y de las otras, enseñanza del ser humano y que sea el desarrollo deportivo de cada uno el que lo aúpe a esa oportunidad en otros lugares cuando toque y sin que manipulaciones. Que sólo ellos se beneficien de nosotros sin pedir nada a cambio. El baloncesto como herramienta, no como amplificador de la persecución de una ambición que acaricia la  cruel utopía. El proyecto de Casa España de la FEB encierra esa esencia de solidaridad, aunque se desdice por las nuevas reglas de asimilación que promueve el éxodo de adolescentes africanos y de otros países para pescar algún Ibaka que llevarse a la selección. Sin contar con otros aquellos que se quedan enganchados a las redes por las que casi nunca pasa ese sueño que les prometimos.


6 Responses to “‘Elevate’, el debate de África”


  1. 27 octubre 2011 a las 20:10

    Me parece de lo mas acertado tu enfoque. El problema es que “quieran” invertir alli a largo plazo, formando y educando. Como bien dices, es mejor (para ellos) y mas barato, a mi entender, traer a unos elegidos y “convertirlos” en jugadores. No se si me explico o repito lo que tu comentas.
    Sorprendente la declaracion de Matt, elige la manera de hacer de aqui.

  2. 27 octubre 2011 a las 20:12

    Por cierto, el primer video no se ve.
    El segundo es una delicia … rosa ¡¡¡

  3. 3 Ernesto
    30 octubre 2011 a las 8:03

    Ya sabes mi opinión: en este mundo raro,como reza el titulo del último de los secretos,la globalización está sesgada, el deporte politizado, la libertad coartada.pero lo seguimos intentando…un saludo

  4. 4 Vazkezball
    30 octubre 2011 a las 12:18

    Hay muy poco altruismo en el mundo del basket a nivel medio-alto. Es una pena, porque el nuestro es un deporte cargado de valores (creo que junto al rugby, el que más) que se extienden más allá del ámbito estrictamente deportivo. El problema es que estos valores no trascienden del todo al nivel estructural organizativo de los grandes clubs y otras organizaciones.

  5. 5 Matthew Feinberg
    3 noviembre 2011 a las 21:48

    Pues, soy yo el “Matt de Kentucky.” Me ha gustado mucho lo que has escrito, quiero clarificar que no he dicho que lo de aquí me gusta ni me atrae. Sólo he criticado el sistema de baloncesto (o sea, el negocio del deporte universitario en general) que tenemos allí. De hecho, no puedo comentar lo de aquí porque admito mi ignorancia de ello. Para un John Wall o DeMarcus Cousins, el sistema les sirve muy bien. Salen de la universidad después de aparecer en la televisión nacional muchas veces (en el torneo principalmente), algo que probablemente no les hubiera pasado sin jugar en Kentucky. Por ello, John Wall recibió un contrato de publicdad muy alto desde el principio (Kwame Brown no puede decir lo mismo; y lo de Lebron fue único. . . el “eligido” desde luego).

    Me quejo más de los jugadores que no llegan al NBA pero luego tampoco han tenido su “sueldo” de una educación universitaria. Luego, tambien me quejo de DeMarcus Cousins haciéndose el payaso en sus clases en Kentucky mientras un pobre estudiante, quien está trabajando tres trabajos para pagar la matrícula y el alquiler, no puede registrarse para esta asignatura porque se ha llenado hasta el límite . . .y la necesita para graduarse a tiempo. Es decir, porque Demarcus Cousins ocupa una silla en la clase, otro no puede.

    Finalmente, quiere añadir un comentario sobre el post en su totalidad. El elemento racial del NBA es algo que nos dificulta comentar. Viendo el “strike” del NFL (recién acabado este verano) y del NBA, se nota que el NFL no tiene este problema de jugadores negros y dueños blancos. Hay mucho más diversidad en el NFL, por lo tanto, no entra en la conversación. En el NBA este elemento de “blaxploitation” siempre corre debajo de la superficie.

    Un saludo .. . 🙂

    • 6 sraly
      5 noviembre 2011 a las 14:29

      @Matt, de Kentucky Muchas gracias Matt por aparecer por Puertatrás. Es un placer poder leerte aqui y escucharte, porque fabricas un discurso lleno de educación del que aprender. Me gusta especialmente tu comentario porque aclaras tu opinión sobre este tema. Disculpa por utilizar tu frase sin autorización y quizá aglo fuera de contexto dentro de una opinión mucha más amplia que, como todas las que son merecedoras de ser escuchadas, no se queda en un blanco y negro, sino que atraviesa un largo espectro de matices.

      Nos veremos, pronto, seguro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

octubre 2011
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: