10
Oct
11

Baloncesto de serie: ¿Steve Urkel o ‘Pasársela a Will’? (1a parte)


Para todos aquellos que sobrevolamos en nuestra adolescencia la década de los 90, la memoria televisiva está repleta de sitcoms con carcajadas en lata o series de acción en la que no se morían ni los suicidas de media hora que nos zampábamos como una caja de donuts en ‘Canción Triste de Hill Street‘. Era nuestra pantalla. Sin internet, ni Ipod, BlackBerry y cuando las tabletas eran de chocolate con almendras, la tele reinaba sin necesidad de vender a su madre en ningún ‘Sálvame’. El baloncesto NBA, por lo tanto, era cosa de cátodos y no de bits, y como el sexo de pareja, de una noche a la semana. Por eso cada aparición de un balón colándose entre nuestras series era una fiesta, una emoción que ni las sucesivas repeticiones nos hacía disipar.

En el anterior ‘tomo’ de este repaso serial he cometido el descuido a drede de no citar, seguramente, dos de los iconos basketboleros televisivos que más marcaron esa época en la que Michael Jordan gobernaba nuestros sueños. Las hijas VHS de Bill Cosby fueron El Príncipe de Bel Air y Cosas de Casa, cuyo éxito radicó en la omnipresencia de sus dos personajes:  The Fresh Prince y Steve Urkel. Encontrar similitudes entre ambos es más complicado que hacer el sodoku de la edición de domingo de un periódico, salvo en su cualidad como ‘jugones’. Luego repasaremos alguna más.

Por orden cronológico presentemos primero al Príncipe de Bel Air. La serie que encumbró a Will Smith fue ideada y producida por Quincy Jones (el moldeador de Michael Jackson como Rey del Pop) para la NBC y se alargó durante seis temporadas (1990-1996) y 148 capítulos. La primera y más clara referencia al básket en la serie, como muchos recordaréis porque está impresa en la memoria musical colectiva de esa generación,  es la introducción rimada que explicaba la historia del personaje. Éste juega en un playground mientras  suelta frases alusivas como “Jugaba al básket sin cansarme demasiado” o “Cierto día jugando al básket con amigos”, que cambiaban un poquitín en la peculiar versión mejicana y que sólo se acercaban de refilón en la original (On the playground was where I spent most of my days/Chillin’ out maxin’ relaxin’ all cool/And all shootin some b-ball outside of school).

La relación entre básket y rap es indivisible y, por lo tanto, la presencia en la pelota naranja era inevitable en un programa centrado en el estilo de vida de una familia afroamericana y, más concretamente, en el cambio de ambiente social de un chico que sale de un barrio marginal para entrar en la rica zona residencial de California. Indudablemente, el cénit de este noviazgo llegó con el ‘Pasársela a Will’. El capítulo en cuestión es el undécimo y fue emitido por primera vez en Estados Unidos un 10 de noviembre de 1990 bajo el título ‘Courting Disaster’, traducido en España como ‘Desastre de Cancha’. Los guionistas, Sandy Frank y Lisa Rosenthal, no se estrujaron la ‘pelota’ y escribieron una trama mil veces vista y que ya aparecía en el anterior post. El gamberro y mal estudiante Will Smith encuentra su hueco en el elitista instituto de Bel Air al ser descubierto como una máquina de la canasta. Pasa de ser un desterrado a una estrella (y de paso logra el coche del entrenador) y desparrama su chulería al mismo ritmo que anota una detrás de otra todas las canastas en un equipo perdedor que pasa a convertirse en ganador. Esta fama no la digiere el cuadriculado Carlton, el primo sabelotodo y celoso, que en la jugada clave del campeonato, en el partido ante los chicos de Malibú, le roba la posesión a Will y se la tira él. De nuevo cámara lenta, primeros planos y… La caga, cómo no, con la pelota se marcha la construcción de un nuevo gimnasio (el actual medía como unos 10 metros de largo) para el instituto y la opción para su odiado primo de una beca deportiva de Los Hoyas de Georgetown en lucha con el guaperas de Malibú. Y a eso le añadimos la moraleja final. (ver capítulo online)

‘Pasársela a Will’  (Pass it to Will) no es una frase al azar. Los ortodoxos hasta dirían que resume perfectamente la filosofía reinante en la NBA, el ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Su exclamación no resulta extraña en pachangas mañaneras. Es un clásico que hasta tiene su propio grupo en Facebook. El ‘gag’ lo clava el atolondrado Profesor Smiley repasando la táctica ante un foro de palidos y empollones jugadores del Bel Air Prep, un Carlton Banks  ‘enterao’ y un Príncipe echándose la siesta tan típica de las realezas. La traducción que vimos en Antena 3 y ahora en Neox es pésima (¡defensa, centro, delantero!) y refleja lo poco familiarizados con el lenguaje del básket que estaban los espectadores de entonces. Recuerdo perfectamente como en un capítulo del Equipo A se habla de ‘Mágico Johnson’.

El capítulo está lleno de sketches geniales, pero casi todos los aficionados recuerdan el ‘cameo’ de una superestrella de la NBA y entonces campeón de la Liga: Isiah Thomas. En medio de uno de los sueños de Will Smith, Zeke aparece con la indumentaria de los Pistons  para recibir toda una paliza en un ‘one and one’ ante las virtudes en la cancha del ‘Príncipe Descarado’.

La promoción de la serie también se aventuró en el parqué y la NBC rodó un anunció especial que, evidentemente, no se emitió en España, y en el que un grupo de patosos baloncestistas se convierten en intrépidos malabaristas del balón tras echarle un ojo a la sitcom.

Pese a que el Príncipe de Bel Air era el alter ego de Will Smith no he encontrado referencias sobre la eclosión del actor como jugador del baloncesto en la high school de Philadelphia. Su carrera como rapero y empresario comenzó siendo un veinteañero a finales de los 80 y destacó pronto con el micro, sin pasar por la universidad. No obstante, su gusto por el baloncesto es evidente, claro y se visualiza por su habitual presencia en los encuentros de los Lakers en el Staples Center, pese a declararse hincha de los Sixers. Y su fervor con los 76ers no es sólo platónico, sino que se englobó en un grupo empresarial en 2006 que intentó comprar la franquicia junto al Doctor J, al que ha declarado recientemente como uno de sus referentes vitales (ver vídeo) durante su última visita a Philly para rodar MIB III.

No es la única vez que se le vio entre las estrellas del baloncesto. Incluso bajó a la arena. Presentó su canción Switch durante el partido de las Finales de 2005 entre Spurs y Pistons en el AT&T Center de San Antonio. Quizá más ‘freak’ sea su aparición como invitado de lujo, junto a ‘su primo Carlton’, es decir, el actor Alfonso Ribeiro, y otros íconos de la época como MC Hammer y Evander Holyfield, en la coche de los concursos del All Star Weekend de 1992, la del mate sin visión de Cedric Ceballos.

En su carrera como intérprete, Will Smith logró sus mejores críticas y su primera nominación a los Oscar encarnando a uno de los grandes deportistas de la historia, el boxeador Mohammad Ali en ‘Ali’ (2001). Sin embargo, el básket también marcó su segunda candidatura en ‘En Busca de la Felicidad’ (2006). En una de las secuencias más emotivas de la película, el protagonista está lanzando unos tiros con su hijo, en la ficción y en la vida real (Jaden), mientras éste fantasea con querer ser profesional, por lo que le explica que eso no podrá ser porque él será como su padre, un mal jugador (lanza a canasta y la pelota pasa por encima del tablero). Al ver la reacción triste del pequeño, retrocede e insiste en que persiga sus sueños, digan lo que le digan.

Un detalle curioso es cómo el primer éxito taquillero de Will Smith fue Bad Boys, sobrenombre con el que los amantes del baloncesto recordamos a los Detroit Pistons de su ‘sparring’ Isiah Thomas. Pero además durante el último playoff de la Liga ACB los jugadores del Bilbao Básket tomaron el sobrenombre de Men in Black en alusión a otro de los títulos más famosos del actor.

No me olvido, no. Porque hablar de baloncesto y de Will Smith y no referirse a Robert Horry parece una herejía. El parecido razonable entre el rapero y el campeonísimo en Rockets, Lakers y Spurs es uno de los más evidentes de los últimos años, aunque hay quien dice que el menos conocido Mike Hall (ver foto) es el candidato más óptimo para doblarle en las escenas de básket de una futura película sobre la vida de Barack Obama, que ha indicado que le encantaría que Will Smith hiciera su papel si se diese la oportunidad.

Continuará… con Urkel


17 Responses to “Baloncesto de serie: ¿Steve Urkel o ‘Pasársela a Will’? (1a parte)”


  1. 11 octubre 2011 a las 0:19

    En la segunda parte debe aparecer el inigualable Alfonso Ribeiro (Carlton), cantando con Tom Jones. Tremenda documentación, puertatrás.http://basketandtalent.wordpress.com/

  2. 2 Tyrrell
    11 octubre 2011 a las 8:08

    “Pasarle a Will”. Mítica frase donde las haya entre los amantes del basket de principios de los 90 y mítico episodio también de una serie que creo que casi todos nos chupamos de pe a pa.

    A Will lo conocí en el 89, en un canal e videoclips tipo mtv que pasaban por la etb llamado Superchannel con un vídeo muy de la época “I think I can beat Mike Tyson”. Ahí aparece como pareja rapera con Jazz, con el cual formaban el duo DJ Jazz Jeff & Fresh Prince.

    Si, Tyson estaba en el cenit de su carrera, era el invencible boxeador e imbatible hasta que Buster Douglas lo noqueó en el 91.

    Joder con los 90…. los Pistons en lo más alto, Jordan aún sin bisutería, todos los cracks a pleno rendimiento, reciente retirada de Jabbar al que tenía que suplir un famélico Divac, la llegada del almirante, los warriors de Nelson, los celtics a punto de desaparecer….

    Saludos!

    Y pasarle a will….

    • 3 sraly
      11 octubre 2011 a las 17:28

      @A Peña Ese es el otro momentazo de esta serie y no creas que no estuve tentado a ponerlo. Para paliar mi deuda.

      Aunque el “baile” no era algo nuevo para Carlton.

      Un abrazo y nos seguimos siguiendo

      @Tyrrell Tus comentarios son un post en toda regla. Tu aporte extra añade valor a Puertatrás. Muchas gracias por ello.

      Los 90 fueron mi adolescendia y la mezcla de sensaciones se guarda en un tarro de dulces recuerdos. El Príncipe de Bel Air está entre ellas. No conocía este video que han introducido, pero en él Will Smith demuestra que su vida iba encaminada hacia la interpretación de la comedia, aunque luego se pasase a la acción. Era un payaso, lo cual es un calificativo positivo. Su rap era blanco, lejos del rollito que luego introdujo Ice Cube, Tupac, Notorious Big y compañía y lejos de la conciencia de Public Enemy, los mejores para mi.

      Gracias por participar y hacerlo de esta manera.

      • 4 Tyrrell
        13 octubre 2011 a las 13:09

        Buenas,

        Hombre gracias, pero no te pases Sraly, aquí todo el mundo aporta y de eso es de lo que se trata.
        Ocurre que de ésa época, supongo que como muchos de los aquí escribientes, guardo muchísimos recuerdos baloncestísticos: partidos y más partidos a todas horas en la calle y en algunas ligas menores, los de la tele; medio acabé el instituto, empecé la carrera, etc…ufffff

        Precisamente el rap me sedujo bastante, entre otras cosas. Te cito varios temas de un recopilatorio que me hice en una cinta de 60 con caratula hecha a base de collage con fotos del discoplay y una foto de Jordan: “Cop Killer” Body Count, “Colors” Ice-T, “Express yourself” NWA, “Me myself and I” De la Soul, “Funky Cold Medina” Tone Loc, etc.

        Saludos!

  3. 5 Sergio
    11 octubre 2011 a las 17:14

    Siempre he tenido una duda. ¿Es Will Smith uno de los jugadores rivales de la final de Hoosiers? Reconocido no está ni en los créditos ni en imdb.

    • 6 sraly
      11 octubre 2011 a las 17:35

      @Sergio Me pillas de sopeton, pero no creo. La vi hace poco y no me dio esa impresion, aunque no pongo la mano en el fuego. Will Smith tenia 17-18 años cuando se estrenó Hoosiers, es decir, que un año menos cuando se rodó, por lo que me parece bastante prematuro, aunque él empezó su carrera musical en 1985. I dont know. Sería un tema a rebuscar.

      Bienvenido a Puertatrás y gracias por tu comentario

  4. 11 octubre 2011 a las 21:59

    Muy mítico este post, que grande esa época. Te veo pronto bro.

  5. 11 octubre 2011 a las 22:20

    Que gran serie, cuantos grandes momentos…

    Sin duda había que poner el baile de Carlton, aunque fuera en los comentarios del post…

    Sería imposible tratar de recordar todos los grandes momentos de esta longeva serie. Algunos de mis momentos estelares podrían ser el episodio del billar y la apoteósica frase del tio Phil: Jeffrey, saca a Lucille…

    El episodio donde Will y Carlton van a parar a la carcel, con aquel zumbado que cantaba: Let my people go !!!

    Por supuesto estos del basket.

    El que nos presentaba a Pam Grier (la mítica Foxy Brown) haciendo de buscona, y casi rompiendo el matrimonio Phil-Bibian.

    Algunas memorables apariciones de Tyra Banks como Jacky, la antigua novia de Phila de Will.

    Aquella aparición de the real black panther, Robin Givens, espectacular…

    El mítico streeptease de Carlton, sobre la base musical de Billie Jean.

    Aquel capítulo donde Will recibía un disparo de bala y la cosa se ponía un poco más seria de lo normal.

    El de la poesía, con Jeffrey haciendo de Raphael de la Ghetto… Carambola a la derecha, carambola a la izquierda !!!

    Cuando Jeffrey se alquiló e hizo arder la habitación de Roma…😄

    En fin… Y paro, que si no…

    • 9 sraly
      12 octubre 2011 a las 22:43

      @Jacobo Contestar a este comentario me parece algo absurdo, así que solo diré gracias, de nuevo

      @Mo Sweat Me da la impresión que esta serie te marcó bastante, ¿no? Jejejeje Todos y cada uno de los momentos que narras los he podido visualizar tras su lectura. Escuchar la canción de la intro era todo un hito en mi semana y me quedaba embobado viendo el capítulo y pidiendo más. Aunque tengo que decir que al final se me hizo un poco larga la serie y me desenganché.

      Por cierto, leyendo estos días, comprobé que la aparición del Juez Robertson era una especia de tributo a The Jefferson, la primera serie de afroamericanos que llenó las pantallas americanas con éxito. Sherman Hemsley, el juez chiflado de Bel Air, era el prota de la misma.

      Un abrazo y gracias por tu enriquecedora presencia.

    • 10 Tyrrell
      13 octubre 2011 a las 13:12

      Joder! Si, si, todos esos capítulos! y el episodio en el que Carlton se convierte en “Capone” para demostrarle a will que sabe adaptarse a los bajos fondos…

      El profesor Smiley y sus pseudoclases de historia

      Tyra Banks…. uff, y Naomi Campbell….

      Muy bueno!

  6. 11 octubre 2011 a las 22:23

    ¡¡¡ Y todas las apariciones estelares del Juez Robertson !!! …XD😄😄😄😄

    Casi que lo mejor de todo…

  7. 11 octubre 2011 a las 23:56

    Alucinante, sraly; qué grande este post, con el que puedes viajar a través del tiempo y de la vida (de tu propia vida, dándote cuenta del tiempo que ha pasado…). El también grande Mo Sweat nombra a Tyra Banks, que hay que recordar que estuvo ligada con Chris Webber en su época en los memorables Kings de principios de siglo (XXI), y ya no sé si antes también con Penny Hardaway (en su inicial etapa en Orlando). Felicidades y que todo sean buenas noticias, man,

  8. 13 Jimix
    12 octubre 2011 a las 6:57

    En primer lugar felicidades por este gran blog, que suelo visitar usualmente. También decirte, que es curioso pero coincidimos en temas… ahora mismo estaba escribiendo sobre algo parecido para el blog y Solobasket jejeje. Y para terminar, decirte que puedo estar de acuerdo con el tema de Lebron, pero creo que cuando se hace la peli ya era un icono internacional que entre otras cosas ya había jugado un final de la NBA.
    Saludos

  9. 12 octubre 2011 a las 12:19

    Todo dicho … que recuerdos de sobremesa ¡¡¡

  10. 12 octubre 2011 a las 12:20

    soy yo el de arriba ¡¡¡

    • 16 sraly
      12 octubre 2011 a las 22:57

      @Albericious Tyra Banks, qué señora. Te recomiendo que hagas un blog sobre temas del corazón relacionados con el básket. ¿Qué te parece la idea?

      Un saludo, maño!!!!

      @Jimix Hola Jimix y bienvenido a Puertatrás. Gracias por tu valoración del blog. Por tu referencia al docu de Lebron, supongo que eres el autor del blog Baloncesto Politicamente Incorrecto. ¿Es así el nombre, no?. Mi opinión sobre el ‘filme’ ya la dejé en tu blog y pienso lo mismo dado que el efecto era el mismo más allá de la fecha. James me parece un jugador físicamente soberbio, pero una estrella poco envidiable por su arrogancia y ausencia de valores positivos para todo aquel chaval que quiera jugar a la pelota. Espero tu post para leerlo ansioso (te denunciaré por plagio si veo muchas coincidencias, jeje), ya es casualidad. Ahora que veo tu nombre, leí tu colaboración en Solobasket sobre el caso Amaechi. Yo publiqué un post aquí y en NBAManiacs sobre un tema similar tras el anuncio de Rick Welts.

      Un abrazo, gracias por comentar y vuelve cuando quieras

      @Costalgaraldals Buenos tiempos que nos dio Will Smith, jejeje

      Saludos!!!

  11. 12 octubre 2011 a las 23:10

    Esto es buenísimo, ¿quién no ha hecho la coña del “pasádsela a Will” en alguna pachanga? Uno de los actores más comprometidos con la NBA, sin duda. Espero a Urkel, muy mítico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

octubre 2011
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: