07
May
11

Cuestioning con Matías Lescano


Un lejano día de 2003 a un periodista novato le mandaron al encuentro de un jugador argentino que acababa de fichar el CAI Zaragoza tras una operación llena de curvas. El juntaletras estrechó la mano de un alero en los huesos al que apodaban Bicho y que venía de ser campeón con el Atenas del Pichi Campana. Acompañado de su hermano Lucho, casi de su misma edad, el becario le hizo su primera entrevista por esas tierras y le serviría de urgente guía en el improvisado recorrido por las calles de esa ciudad hacia el posado fotográfico en la Plaza del Pilar. Ninguno de ellos imaginaría que aquel famélico ‘cordobés’ se convertiría en el símbolo de una afición que lloró con él todas las decepciones y que celebró con él dos ascensos. Matías Lescano salió el verano pasado del CAI por una puerta demasiado oscura para todo el sacrificio y amor mostrado por esa camiseta que vistió en más de 200 partidos en siete temporadas: seis en LEB y una en ACB. Su única salida era volver a casa, su Atenas de Córdoba del que salió casi adolescente y al que volvía hecho un padrazo. Junto a su familia de siempre y arrastrando a la que construyó en Zaragoza, Mati está triunfando como hijo pródigo, actuando en el Juego de Estrellas, saliendo campeón del Super 8 y clasificándose esta semana para las Semifinales de la LNB (ver estadísticas). Es un placer para Puertatrás tener a Matías Lescano en su Cuestioning, volver a entrevistar a ese chico que conocí ese lejano día del 2003. ¡Bicho, Bicho!

–Defina baloncesto.

–Pasión.

–¿Recuerda su primer partido? ¿Cómo fue?

–Sí, contra Andino de La Rioja, con Estudiantes de Bahía Blanca, año 98, tenía 18 años. Me acuerdo que entré y al poco hice una penetración y cuando todo pintaba bien, me salta un americano y me mete un tapón terrible. No lo voy a olvidar nunca, jaja.

–El ejercicio en un entrenamiento que está harto de repetir es…

–El zig zag defensivo a toda la cancha uno contra uno… Es cansador y aburrido.

–La cosa más sorprendente que un entrenador le ha pedido hacer fue…

–Ahora no me viene nada a la cabeza, pero sí recuerdo que el gran Alfred Julbe nos hacía practicar las faltas en ataque… Cosas que tienen los genios.

–Las zapatillas por las que no paró hasta conseguirlas fueron…

–Ninguna en especial, pero sí recuerdo que las primeras zapatillas de básket buenas que tuve fueron unas Jordan grises con la lengua de varios colores que las cuidaba como un tesoro. Las usé hasta que me pidieron ellas por favor que les diera de baja.

–Recuerda cuánto le costaron sus primeras zapatillas y qué modelo eran…

–Mmmm. No recuerdo cuánto me costaron, sí puedo contar que cuando era niño en Argentina todos usaban para jugar las Topper de lona, que eran un estilo de las Converse All Stars. Tener unas Topper era lo más.

–Cuente una anécdota curiosa que le ha ocurrido relacionada con el baloncesto.

–Salgo del Príncipe Felipe después de un partido y estaba Fernando Arcega, me llama… “Matías, ven, que quiero presentarte a alguien que te quiere conocer”.  Me acerco y me dice “¿Sabes quién es?” Y yo muy inocente digo “No”… Era Epi!!!! Al que conocía como jugador, pero, claro, en ese momento, vestido de calle y con algunos años más no reconocí. ¡¡Me quería matar!!

–El/La jugador/a que siempre querría en su equipo y nunca como rival es…

–Y de todos los jugadores con los que compartí vestuario, sin duda ofensivamente, que siempre quisiera tener de mi lado y no en contra es Paolo Quinteros.

–El último movimiento o detalle técnico que ha entrenado es…

–Todas las semanas tenemos un día que trabajamos técnica individual o situaciones especiales y lo último fue tiro después de salida de bloqueo.

–El ‘trash talking’ más sorprendente que ha dicho o le han dicho.

–Uhh. En muchos partidos tenés algún intercambio con algún rival pero la verdad que no tengo ninguno que me haya quedado grabado.

–El mayor sacrificio que ha hecho por el baloncesto fue…

–Sin duda irme de jovencito a jugar lejos de todos mis afectos.

–El viaje más interminable para jugar un partido fue a… ¿Qué ocurrió?

–No ocurrió nada, pero acá en Argentina con las distancias tan largas que hay, la mayoría de los viajes son interminables. Esta temporada hubo viajes de 15 horas en autobús.

–La pregunta más extraña que le ha hecho un periodista fue…

–Preguntas raras no, cosas raras sí, como por ejemplo hacerme disfrazar de Rey Mago, seguramente vos te acuerdes, ¿o no?

–La mayor mentira que dijeron/escribieron de usted fue…

–Uhhh… Muchas, pero como las críticas, hay que asumirlas porque son cosas que están dentro del deporte profesional.

–La mejor manera con la que un entrenador le ha motivado fue…

–Haciéndome sentir importante y he tenido dos que han sido especial en eso, uno fue el Huevo Sánchez y el otro Alfred Julbe.

–No pisa una cancha de baloncesto sin antes…

–Antes de salir del vestuario siempre hago pis no vaya a ser que me den ganas en medio de un entreno o de un partido, jaja.

–La manía más curiosa que ha visto en un/a jugador/a es…

–La más curiosa se la vi a un jugador argentino (Leo Mauti), que era tirador. Se ponía un cromo de un jugador de la NBA en la zapatilla, no recuerdo que jugador era, no sé si Chris Mullin o Reggie Miller.

–La mayor ‘jugarreta’ que le han hecho en una cancha de baloncesto…

–El día del primera ascenso con el CAI, jugamos contra Hospitalet, hago un balance defensivo, el base del otro equipo tira un pase altísimo, salto como nunca y cuando la tenía casi en la punta de mis dedos, aparece Ibaka por detrás, agarra el balón y lo hunde como si estuviera a un metro del suelo la canasta, claro, con mi humanidad debajo. Obvio que la jugada salió en todos los resúmenes, jaja.

–Qué método utiliza para concentrarse antes de un partido…

–Nada en especial pero trato de hacer la misma rutina los días del partido, pero sobre todo estar tranquilo.

–El mejor consejo que le han dado relacionado con el baloncesto fue…

–Mmmm… Que no confiara demasiado en los directivos, porque pasas de ser un fenómeno a no servir para nada en un abrir y cerrar de ojos, pero hay excepciones.

–El peor consejo que le han dado relacionado con el baloncesto fue…

–Cuando era niño me cabreaba en todos los partidos, ya sea porque perdíamos, jugaba mal o porque había poca luz en la cancha. Entonces mi padrino me agarró un día y me dijp: ”Si no vas a disfrutar jugando, no juegues más”. Y ahora cada vez que se acuerda, me dice: ”Menos mal que no me hiciste caso”.

–La mayor remontada en la que fue protagonista fue…

–Uhhh. La última temporada en el CAI tuvimos varias. Recuerdo dos, con Menorca y La Laguna, ambas en Zaragoza. Contra el primero llegamos a perder por casi 20 puntos y a falta de un minuto perdíamos por 8. Remontamos y lo ganamos en prórroga.

–Qué fue aquello que le dijo un aficionado que nunca se olvidará.

–En Zaragoza recuerdo a uno que no era de su agrado mi estilo de juego y siempre me decía de todo. Pero hay una frase que fue muy buena, si bien me causa mucha gracia ahora, en su momento lo hubiera agarrado del cuello, jaja. Me cambian y cuando iba llegando al banco me grita: “¡Lescano vete a los Spurs, por favor!”, en referencia a que en una temporada anterior había salido que un ojeador de ese equipo había estado viéndome en un partido o algo así.

–El motivo por el que lleva el dorsal es…

–Uso el 4 porque cuando jugaba en las inferiores, lo hacía en mi categoría y en una más grande. En esta al ser el más joven me tocaba el dorsal que sobraba, que era el 4 y desde entonces que lo uso.

–Un momento en el que hubiera preferido que se le ‘comiera la tierra’ fue…

–Cuando con el CAI perdimos contra Murcia y nos valió el descenso a LEB. Fue el día más triste que me tocó vivir en el deporte.

–La canasta más inverosímil que anotó fue…

–Y metí algún que otro tiro desde mitad de cancha. Uno sirvió para ganar a Huesca en una Copa de Aragón (ver vídeo) y este año con Atenas con el partido empatado metí uno cayéndome casi de espaldas a falta de un segundo.

–Si pudiera, qué cambiaría de lo que ha vivido hasta ahora como deportista.

–Está claro que nada, ni las cosas buenas ni las malas, hay que aceptarlas como vienen y no pensar que hubiera pasado si se hubieran dado de otra manera.

–Pida un deseo relacionado con el baloncesto.

–Que mi hijo me vea jugar y que le quede un recuerdo de lo que hacía su papá.

–Qué regla cambiaría y cuál impondría nueva.

–Cambiaría la del semicírculo que está debajo de canasta, porque creo que lo único que hace es confundir a los árbitros y no impondría ninguna nueva.

–Qué camiseta guarda con especial cariño…

–De todas las temporadas guardo una, pero sin duda que se guardan con más cariño las de las temporadas que tuvieron final feliz, ya se la de Atenas 02/03 o la del CAI 07/08.

–Cómo se imaginaría su vida sin el baloncesto…

–No la imagino, pero de niño me gustaba el periodismo deportivo, ¡así que ojo! Jaja.

–La situación más injusta que ha vivido relacionada con el baloncesto fue…

–No sé si fue injusta pero me hubiera gustado que fuera de otra manera mi salida del CAI. Igual todo lo que viví ahí y el cariño que recibí no lo voy a olvidar nunca.

–La mejor excusa que ha escuchado o dicho para ausentarse de un entrenamiento…

–Hubo muchas, pero hace días un compañero faltó a entrenar a la mañana porque la noche anterior le robaron el móvil, entonces no tuvo nada para poner de despertador.

–El jugador al que admira y contra el que ha podido enfrentarse fue…

–Admiro a todos los de la ‘generación dorada’ de Argentina que tantas alegrías nos dieron y por suerte tuve la posibilidad de enfrentarme a varios y de compartir vestuario con algunos de ellos, como Lucas Victoriano y Paolo Quinteros.

–Por qué razón dejaría de jugar…

–Por alguna necesidad familiar.

–Qué sueño relacionado con el baloncesto le queda por vivir.

–Y jugar en la selección Argentina.

–Qué le gustaría que dijeran de usted cuando se retire…

–Como jugador siempre habrá gente que te recordará como buen jugador, mediocre o malo, pero seré feliz si me recuerdan como buen tipo y buen compañero.

Puedes leer el resto de Cuestioning aquí.


4 Responses to “Cuestioning con Matías Lescano”


  1. 1 albericious
    7 mayo 2011 a las 21:54

    En realidad, Lescano es el mejor representante de la cantera que ha tenido el actual CAI…
    En serio: Lescano era su símbolo, y su adiós -y su último año en Zaragoza, con los dichosos papeles de su nacionalización- fue poco ético. Matías se merecía un segundo año en ACB, qué diablos. Zaragoza nunca te olvidará, Bicho (¿para cuándo la ceremonia de homenaje y la retirada del número 4 (en su honor, no en el de Alberto Angulo: a éste le haremos una estatua en la entrada del Felipe, ok)?

    • 2 sraly
      8 mayo 2011 a las 20:30

      @albericious La gestión de su marcha no fue la más apropiada. Me parece una puñeta que un jugador que llevaba siete años en España, con familia en nuestro país desde hace más tiempo y encima casada por amor con una ciudadana de este país, no pudiese obtener un pasaporte que a otros se lo dieron en una churreria. Deportivamente, creo que la decisión del CAI es lícita y obligada por los cupos (el segundo escolta es Miso y quizá podría haber ocupado el puesto de Topper, aunque hubiera descompensado algo la plantilla). Pero moral y sentimentalmente no cabe duda que fue una decisión equivocada y más ahora que los cupos parece que van a cambiar de norma. Considero que la presencia en el banquillo de Matías hubiera servido para que se gestionasen mejor ciertos problemas que ha habido porque el año pasado su presencia ya fue muy positiva en ese aspecto.

      Un abrazo y gracias por comentar

  2. 9 mayo 2011 a las 8:54

    Gran entrevista. Coincido en lo de la ceremonía de despededia que nunca se le hizo. Según me dijeron el CAI quería despedirle con un partido, pero tras las palabras del jugador en un conocido periódico con un periodista contrario a la política del club -ya sabes a quién me efiero- pues el CAI se cabreó bastante y poco más que no sucedió nada.

    ¿Os habéis fijado que en la sudadera de Lescano de la primera foto pone el nombre de quién le quitó el sitio? Cuaánto menos sospechoso e intrigante. Quizás habría que llamar a Iker Jimenénez para desvelar ese mistorio.

    Un saludo bro¡

  3. 4 Titín
    10 mayo 2011 a las 11:30

    Si Mati dice q será feliz si le recuerdan como un buen tipo y un buen compañero pues no tengo duda de que su vida postjugador será un ‘nirvana’ continuo. Lástima la salida, sí, pero recuerdo unas palabras suyas en la cancha auxiliar del Felipe cuando días antes de marchar me dejó entrever que algún día volvería… me dijo algo así como que no sabía en calidad de qué, ni cuándo ni por qué, pero q esperaba volver. Y la verdad, un tipo q tuvo una camiseta del antiguo CAI cuando era sólo un niño en Córdoba (Argentina), y que acabó muchos años después, por caprichos del destino, jugando en el actual CAI, seguro que volverá, aunque sea con la frente marchita… grande Mati, aguante no más.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: