23
Mar
11

Top 5: Finales ‘histéricos’ en Málaga


Todos los que estuvieron el sábado en el Martín Carpena, fuesen del Unicaja, del Madrid o del Bollullos del Condado, saborearon con toda su intensidad la esencia por la que sabemos que nos gusta el baloncesto. Los vaivenes de emoción, los trazos gordos de intriga, la simbología del regreso del Garbajosa, la excitación colectiva, las hazañas personales, el toque mágico del azar, la pequeñas lecciones de táctica, la valentía, la indigestión de sentimientos… se fueron añadiendo ingredientes para crear una secuencia de meticulosa pasión deportiva.

Al salir del pabellón, con mi reducida memoria de básket malagueño, empecé a recopilar momentos históricos e histéricos que he vivido en una pista de baloncesto de Málaga y me salían un buen puñado. Una ciudad que vibra con este deporte, pero que hasta el sábado había aflojado su abrazo, tiene un efecto telúrico cuando se mezclan sentimientos y una pelotita naranja. Ahí os dejo mis cinco epílogos favoritos en Málaga City.

5. Exhibición de Tucker

Uno de los protagonistas del partido del sábado, aunque fuera por la fatalidad (fue retirado en camilla tras un duro golpe en la región dorsal), la había armado un año y pico antes en el mismo escenario. Clay Tucker, con la camiseta de la Penya, firmó una de las actuaciones individuales más alucinantes de los últimos tiempos en la ACB. En la jornada 14 de la temporada 2009-10, con la lucha por la Copa del Rey (finalmente sería trascendental el resultado para que Joventut fuera y Unicaja, no), el ahora escolta del Madrid se marcó un partidazo con 33 puntos incluídos ocho triples (uno fue un 3+1). Pero lo mejor lo guardó para el desenlace, con 19 puntos en seis minutos, un repertorio de habilidades técnicas imparables y una canasta ganadora sobre la bocina con un uso maravilloso de pivote y una dudosa defensa de Taquan Dean.

Cliquear para ver el vídeo

4. El fallo de Ansley

Hay fallos que perduran incurables en el alma de una afición y permanecen anclados como una bola de plomo que no deja salir a la superficie. Málaga se empezó a creer que era referencia en el baloncesto cuando habitaba el pabellón del Ciudad Jardín. Ese recinto que se quedaba pequeño siempre, sin gradas tras las canastas, que aún es sinónimo de pasión y activo para gloria de achacosos jugadores, vivió la oportunidad perdida que pesó hasta que en el 2006 no se logró levantar ese título de Liga. Era un 18 de mayo de 1995. Con 2-1 a favor en la serie, Michael Ansley, el jugador franquicia de ese equipo dirigido por Javier Imbroda, tuvo en sus manos la opción de darle la vuelta al marcador frente al ‘maligno’ Barcelona de Aíto. El alero de Alabama, que hasta hace nada siguió jugando en Polonia con cuarenta y tantos y que entonces era comparado con Charles Barkley (por Estado natal, posición y altura, estilo de juego, barriga y bigotillo), habia sido el gran líder de ese equipo en su regreso al club (luego jugaría en Cáceres y Ourense) y terminó el partido con 36 puntos y 39 de valoración. Estaba marcado para disputarse esa última posesión cuando se abrió esa posibilidad con el fallo de Salva Díez de un tiro libre. Sin tiempos muertos, Ansley ejecutó a su antojo y decidió jugárselo todo a una carta, no intentar forzar la prórroga y lanzar un triple (llevaba 3/5) punteado por Middelton que escupió inmisericorde el aro. Erró (78-80, ver estadística) y la final se fue por el sumidero de la nostalgia donde se quedó esa pelota cruel rebotando en la cabeza de Málaga.

3. El vuelo imposible de Rudy

¿Es imposible ganar un partido con una décima de segundo para el final? No si tienes a Rudy en tu equipo. Otra vez el Joventut, otra vez Aíto en el banquillo rival, el Unicaja sufrió en sus carnes el directo al estómago en forma de alucinante alley-hoop que pese al silencio que generó no merece más que la admiración y el aplauso. El 3 de noviembre del 2006, el Unicaja de Scariolo había empezado a dar muestras de desamparo y no encontraba la tecla para tocar la misma sinfonía que le había llevado unos meses atrás al campeonato de ACB. Algo tendría que ver que Garbajosa hubiera cambiado su residencia a Toronto. En esa jornada de la primera fase de la Euroliga, con un Joventut repleto de energía juvenil, se llegó a un final apretado. Marcelinho Huertas desperdició una penetración para ganar y cuando la prórroga parecía un paso ineludible, Pepe Sánchez cometió otros pasos, pero estos, imperdonables. Con una décima, nada parecía que podría alterar el destino del partido, pero Burton la puso ahí y Rudy voló, voló, voló…

2. Un triple que vale una F4

Pepe Sánchez se desquitaría unos meses más tarde de su torpeza ante el Joventut con una jugada que elevaría al club a su mayor altitud. Ese Unicaja fue salvando de puntillas todos los obstáculos que le iban apareciendo en el horizonte (se clasificó para el Top 16 ganando tres partidos agónicos) y la Euroliga parecía la única vía por la que hacer cumbre. El morbo situaba al Barcelona, el histórico rival, el que le había ganado en cuartos de su Copa unos meses atrás, en la frontera de los cuartos de final. La fiabilidad europea en el Martín Carpena estaba puesta a prueba. Ese doce de abril, en el partido decisivo, el que ganaba iba a la Final Four de Atenas, Pepe Sánchez embocó un triple a pase de Berni a falta de siete minutos una canasta que encendió el Carpena de una manera que no se recordaba hasta…

1. El perf3cto guión

… Que el pasado sábado, en el Día de San José, regresó Garbajosa y, con él, la pasión a Málaga. Si antes narramos actuaciones decisivas, aisladas, en esta ocasión, el final del partido Unicaja-Madrid tiene una extensión magistral, una encadenación de aciertos gloriosos que combinan sentimientos en direcciones contrarias que explotan con el loco triple de McIntyre. En una prórroga apasionantemente forzada, el último minuto es un canto a la belleza del baloncesto. Los triples de Prigioni, el tapón y la canasta de Garbajosa y el malabarismo de T-Mac encumbran el baloncesto como obra dramática suprema y sitúan a una Málaga entregada como el mejor escenario para vivirlo. Disfrutarlo.

Como siempre digo, este blog lo hacemos entre todos, así que, todos aquellos que conozcáis algún ‘momentazo’ mejor, solo tenéis que citarlo en los comentarios. Algún amigo me narra otro triple revitalizador de Jesús Lázaro, uno anterior de Fede Ramiro ante el Juver Murcia o otro error, del Villalba, en un quinto encuentro por la permanencia que quizá hubiera cambiado la historia del baloncesto en esta ciudad.

Agrandamos la lista:

En twitter (@puertatras) @Luis_Phillip (Luis Fernandez) y @alexgongora añaden: “El triple de Bullock al Forum, la canasta al Tau en playoff, la canasta de Pietrus…”

También en twitter, Pedro Pascual apunta una curiosa historia ocurrida en el Ciudad Jardín en 1996, en un partido angustioso contra el Ulker con la clasificación europea en juego, en la que el Unicaja buscó a propósito una prórroga. Aquí tenéis la historia


5 Responses to “Top 5: Finales ‘histéricos’ en Málaga”


  1. 23 marzo 2011 a las 13:23

    El triple de Pepe Sánchez fue mítico, pero lo del otro día frente al Real Madrid inigualable.

  2. 2 FER- I*LL
    23 marzo 2011 a las 17:44

    Viendo el vídeo de la Penya y Rudy, lo que mola, es como Bennet les recordaba que tenían esa opción y los llama a todos a afiliarse.

    UN SALUDO, BOKERON😛

  3. 23 marzo 2011 a las 23:31

    Tal vez me quedo con el triple de Pepe, por importancia y espectacularidad. Además, Pepe era de mis bases favoritos.

    Eso sí, lo del otro día a emoción no le gana nadie. Qué suerte de afición esta.

  4. 4 sraly
    24 marzo 2011 a las 10:28

    @Jacobo Yo estuve presente en cuatro de cinco de los que he puesto y tengo que reconocer que, emocionalmente, lo del sábado fue insuperable, aunque por espectacularidad, el de Rudy fue tremendo.

    Saludos my friend

    @FER-I*LL Gracis FER por tu presencia LLeonera. ¿Vas a Madrid este fin de semana? El detalle que apuntas es claro y se nota que era una jugada que habían practicado porque la montan los jugadores sin TM de por medio.

    Saludos, maño

    @Almanzor. Yo cuando venía a Málaga de forma esporádica y vivía un partido en el Carpena, (como el del triple de Pepe, que también lo vi en directo) volvía azotado por la pesadumbre de la comparación con la pasión que se vivía el básket en mi ciudad. Pero también depende del plato que te ofrecen. Últimamente el Carpena venía menos cargado, tanto de asientos completos como de emociones vertidas sobre la pista, y por eso la importancia de los del sábado. La gente vuelve a creer en que tiene algo bueno entre las manos. Ojalá dentro de poco se pueda ver eso en ‘mi’ ciudad.

    Saludos, hermano

  5. 5 FER- I*LL
    24 marzo 2011 a las 11:22

    si voy a Madrid, si. Le daré saludos a Juanjo de tu parte, que le he hablado alguna vez de tu blog.

    Te cogí el guante, en la pregunta de que caístas pondría de dobles de la Magía y el Pájaro. Creo que no lo leíste.

    un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: