19
Dic
10

‘Cuestioning’ con… David Navarro


Podemos decir que esta ha sido la semana David Navarro. Número uno del Top 5 de jugadores que han empezado ‘on fire’ la LEB Oro, el escolta del Girona FC, uno de los líderes de anotación y valoración de la ‘Segunda’ española, se presenta como voluntario para contestar el ‘cuestioning’ de Puertatrás. Agradeciendo a Martí Artigas por su gran trabajo facilitándome el trabajo para recibir este comentario y las fotos, os dejo con las respuestas de este escolta anotador nacido en Esparraguera y criado en la cantera del Manresa. Con 27 años y 192 centímetros de altura ha dado el salto de calidad que le puede llevar, si mantiene su rendimiento toda la temporada, a un equipo de campanillas en esta categoría o a volver a la ACB para jugar minutos de valor. A los twitteros, podéis seguir sus hazañas en este perfil.

–Defina baloncesto.

–Lo grande que tiene el baloncesto es que para ser bueno necesitas de un montón de cosas: Agilidad, inteligencia, físico, compañerismo, sacrificio, concentración…

–¿Recuerda su primer partido? ¿Cómo fue?

–Ufff… no sé si sería capaz de recordar mi primer partido, empecé a jugar a baloncesto de muy pequeñito, con seis años más o menos, en mi pueblo, Esparreguera. Lo que sí que recuerdo es que al principio nos mezclaban a un montón de niños de diferentes edades y los entrenadores montaban una ligas entre nosotros. Los equipos tenían nombres de la NBA. Recuerdo ser los Boston Celtics.

No sabría explicar mucho más de estos partidos, pero, por lo que me cuenta mi madre, ya destacaba un poco más que los demás.

–El ejercicio en un entrenamiento que está harto de repetir es…

–El mítico ejercicio de 1×1 haciendo Zig-Zag es muy común en las pretemporadas. La verdad es que preferiría hacer otro.

–La cosa más sorprendente que un entrenador le ha pedido hacer fue…

–En un entrenamiento Quino Salvo nos pidió que hiciéramos un entrenamiento de banquillo. Un jugador metía una canasta y nosotros teníamos que ponernos locos celebrándola. También entrenamos cómo se tenía que recibir a un compañero después de un cambio.

Foto de Rubén García Carballo

–Las zapatillas por las que no paró hasta conseguirlas fueron…

–Cuando era pequeño se pusieron muy de moda las Reebok “The Pump”, que se podían hinchar de aire con la pelota que llevaban en la lengüeta. Fui muy pesado con mi madre hasta conseguirlas.

–Recuerda cuánto le costaron sus primeras zapatillas y qué modelo eran…

–Mis primeras zapatillas fueron unas Nike todas negras con el símbolo en blanco. No tengo ni idea de lo que costaron. Me las regalaron mis padres.

–Cuente una anécdota curiosa que le ha ocurrido relacionada con el baloncesto.

–¡¡Te podría contar mil!! Una vez en un viaje a Mallorca se perdió mi maleta y no llegaba para el partido. Un jugador del otro equipo me tuvo que dejar unas zapatillas de mi número y me dejo unas rojas brillantes que no cuadraban para nada con mi equipación.

–El jugador que siempre querría en su equipo y nunca como rival es…

–Aquel jugador pesado que quizás no se refleja su trabajo en las estadísticas pero que está metido en todas las jugadas, ya sea bloqueando, tocando balones, animando…

–El último movimiento o detalle técnico que ha entrenado es…

–Este año estoy trabajando muchos detalles técnicos con Ricard Casas. Nos estamos fijando mucho con el bote en general.

–El ‘trash talking’ más sorprendente que ha dicho o le han dicho.

–Me viene a la mente un pívot grande que jugó conmigo. Cuando le querian jugar un 1×1 abierto te hacía un gesto con la mano y te decía ‘ven, ven’.

–El mayor sacrificio que ha hecho por el baloncesto fue…

–Sin lugar a duda el mayor sacrificio lo hizo mi madre cuando decidimos ir a las categorías inferiores del Manresa y era ella la que me tenía que llevar por 30 kilómetros de carretera de curvas y tragarse todos los entrenos. A veces podía estar entrenando con dos equipos y ella podía pasar más de cuatro horas en el pabellón.

Otro gran sacrificio fue abandonar por primera vez mi casa para irme a jugar a Melilla. La verdad que no fue nada fácil al principio.

–El viaje más interminable para jugar un partido fue a… ¿Qué ocurrió?

–Ufff… podría contar unos cuantos, desde largos viajes en autobús, a pasar 8 horas en un aeropuerto por las cenizas del volcán de Islandia. Pero sin lugar a dudas, el que primero me viene a la mente es un Melilla-León. Salimos por la noche de Melilla en barco hasta Málaga y allí cogimos un bus hasta León. Gran trayecto.

–La pregunta más extraña que le ha hecho un periodista fue…

–Las tuyas. Jejeje.

–La mayor mentira que dijeron/escribieron de usted fue…

–Cuando tenía 20 años en más de un sitio me ponían que tenía 27 años.

–La mejor manera con la que un entrenador le ha motivado fue…

–No sé si fue la mejor, pero sí la más curiosa. Un día Quino Salvo nos trajo un cura al vestuario y rezamos un padre nuestro antes del partido. Por supuesto que dio resultado y conseguimos la victoria, jejeje.

–No pisa una cancha de baloncesto sin antes…

–Si te digo la verdad, antes sí que tenía más manías e historias, pero ahora lo tengo bien claro, mi única superstición es no tener ninguna. Cuando empiezo a pensar… tenía q hacer esto, tengo que hacer aquello… Mal. Todo son inseguridades.

–La manía más curiosa que ha visto en un jugador es…

–Me sorprendió mucho Clarence Bilal, un jugador musulmán que antes de jugar tendía la alfombra, se lavaba los pies y se ponía a rezar en el vestuario. La verdad que era impactante.

–La mayor ‘jugarreta’ que le han hecho en una cancha de baloncesto…

–No recuerdo en qué campo era, me dejé la sudadera en el banquillo a la media parte y cuando volví ya no estaba.

–Qué método utiliza para concentrarse antes de un partido…

–Me gusta ir pensando en cómo irá el partido y prepararme para cualquier situación que me pueda encontrar.

–El mejor consejo que le han dado relacionado con el baloncesto fue…

–Que confíe en mí.

–El peor consejo que le han dado relacionado con el baloncesto fue…

–Ufff… Ni idea, si era un consejo algo bueno tendría.

–La mayor remontada en la que fue protagonista fue…

–Llevo un rato pensando y no soy capaz de recordar ninguna pero sé que hubo alguna.

–Qué fue aquello que le dijo un aficionado que nunca se olvidará.

–En un play-off de descenso con Rosalía se había acabado el tiempo y tenía dos tiros libres y perdíamos de uno. Conseguí meter los dos tiros. Recuerdo que me vino un niño de unos 10 años llorando y me abrazó.

–El motivo por el que lleva el dorsal es…

–Fue mi dorsal cuando era pequeño. El 15.

–Un momento en el que hubiera preferido que se le ‘comiera la tierra’ fue…

–Hace pocas semanas nos ganó Leon con una canasta al último segundo.

-La canasta más inverosímil que anotó fue…

Recuerdo una canasta de más lejos de medio campo en una final catalana junior. Manresa – F.C.Barcelona.

–Si pudiera, qué cambiaría de lo que ha vivido hasta ahora como deportista.

–Muchas veces me acuerdo del año de Melilla, que a penas jugué y fue muy duro para mí, y más sabiendo que tenía otras opciones en verano. Sin embargo, sé que gané en otras cosas. Me ayudó a ser más fuerte mentalmente, por ejemplo.

–Pida un deseo relacionado con el baloncesto.

–Volver a jugar en la ACB.

–Qué regla cambiaría y cuál impondría nueva.

–Me gusta como esta ahora.

–Qué camiseta guarda con especial cariño…

–La primera camiseta de baloncesto que me regalaron, de Michael Jordan. Todas las mías también las guardo.

–Cómo se imaginaría su vida sin el baloncesto…

–Realmente es bastante complicado, me gustaría seguir vinculado con el baloncesto cuando deje de ser jugador. De todas formas estoy terminando la carrera de Ingeniería Tácnica Informática, asá que seguramente sería delante de un ordenador.

–La situación más injusta que ha vivido relacionada con el baloncesto fue…

–En mi primera experiencia lejos de mi casa, en Melilla, para mi era muy injusto estar trabajando muy duro en todos los entrenos y saber que no iba a disponer de ningún minuto en los partidos.

-La mejor excusa que ha escuchado o dicho para ausentarse de un entrenamiento…

–Siempre he escuchado la misma. Que el despertador no sonó. jejeje

–El jugador al que admira y contra el que ha podido enfrentarse fue…

–Juan Carlos Navarro

–Por qué razón dejaría de jugar…

–Por las lesiones, imagino. Toquemos madera.

–Qué sueño relacionado con el baloncesto le queda por vivir.

–Ufff… si se trata de sueños… te podría decir jugar en la NBA. Uno más realista sería jugar minutos importantes en ACB.

–Qué le gustaría que dijeran de usted cuando se retire…

–Gran jugador y mejor persona.


0 Responses to “‘Cuestioning’ con… David Navarro”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: