26
Nov
10

Shaq y el buen envejecer de los grandes centers


Cuando el pasado 4 de agosto Danny Ainge anunció de forma oficial el fichaje de Shaquille O’Neal no fueron pocos los agoreros que presagiaron el final de la Dinastía de los Orgullosos Verdes. La locuaz y autopromocional personalidad de Diesel no encajaría con la filosofía grupal y de carestía del Ubuntu. Un ego tan enorme chirriaría con una maquinaria en la que el esfuerzo colectivo y la sincronización defensiva supera al foco individual. El eterno cachondeo de Shaq era la antítesis del cabreo perenne de Garnett. Esos eran los argumentos del desastre.

Rápidamente había que eliminar esa nube de dudas. Shaq y sus nuevos ‘colegas’ airearon pronto su amistad en fase de construcción, con la sonrisa 24 horas como si estuvieran en campaña electoral, y a la primera oportunidad, vía twitter-videobromicas o disfraces en Halloween, el vestuario demostró que eran unos cachondos y que O’Neal se unía a la causa de Boston como un currela más. Las últimas muestras de amor fraternal de Garnett acentúan esa imagen onírica en contraposición con las noticias que llegan ahora sobre el paso del Big Cactus por Ohio.

La buena adaptación de Shaq es un plus que busca exprimir Doc Rivers para cuando vuelva Kendrick Perkins al equipo y relegue a la mole de LSU a la suplencia. Pero el mejor aval que tienen firmado los Celtics reside en el interés del pívot de alzarse en el Olimpo de los mejores center de todos los tiempos. Supuestamente aparcado su pique personal con su excompañero Kobe Bryant por ver quién termina con más anillos, la Ley 36 del estado de Massachussetts quiere estar lo más cerca de los Hall of Famer Russell, Chamberlain, Jabbar o Moses Malone y en estos dos años de contrato alcanzar los seis anillos.

En Puertatrás hemos querido mirar por el retrovisor de la historia y rastrear en el rendimiento de otros grandes center que llegaron a jugar a avanzada edad para comparar sus números con los que ha acreditado Shaq en Boston en sus primeros diez partidos, tramo suficiente para sacar conclusiones aunque se supone que la llegada de Perkins provocará una reducción de los minutos de O’Neal, además de la suplencia. El jugador de Newark cumplirá el próximo 6 de marzo los 38 años, edad a la que ha visto reducida ampliamente su velocidad y su dominio bajo los aros, aunque mantiene unos números de valor. Pero, ¿cuál era la estadística a su misma edad de aquellos jugadores a los que Shaq quiere igualarse cuando se retire? Hemos seleccionado a Bill Russell (se retiró con 35), Wilt Chamberlain (se retiró con 37), Kareem Abdul Jabbar Robert Parish y Moses Malone.

A continuación pueden observar un cuadro con sus estadísticas con 35 (Russell) 37 (Chamberlain) y 38 años (O’Neal, Kareem, Parish y Moses) y los totales acumulados.

Nombres Equipo Curso Partidos Min. %T2 Reb. Asi. Tap. Pnts.
Shaquille O’Neal Celtics 2010-11 10 22,8 67,10% 6,8 0,7 0,5 11,9
Totales 1992-11 1171 35,1 58,20% 11 2,5 2,3 24
Bill Russell Celtics 1968-69 77 42,7 43,30% 19,3 4,9 9,9
Totales 1956-69 963 42,3 44,00% 22,5 4,3 15,1
Wilt Chamberlain Lakers 1972-73 82 43,2 72,70% 18,6 4,5 13,2
Totales 1959-73 1045 45,8 54,00% 22,9 4,4 30,1
Kareem Abdul-Jabbar Lakers 1985-86 79 33,3 56,40% 6,1 3,5 1,6 23,4
Totales 1969-89 1560 36,8 55,90% 11,2 3,6 2,5 24,6
Robert Parish Celtics 1991-92 79 28,9 53,50% 8,9 0,9 1,2 14,1
Totales 1976-96 1611 28,4 53,70% 9,1 1,4 1,4 14,5
Moses Malone Sixers 1993-94 55 11,2 44,00% 4,1 0,6 0,2 5,3
Totales 1976-95 1329 33.9 49,10% 12,2 1,4 1,3 20,6

Quizá las conclusiones son algo precipitadas. pero la verdad de los datos confirma que O’Neal, además de estar lejos de sus mejores años en LA, no ha alcanzado esta edad con la forma de los jugadores a los que espera emular. Del cuadro de comparaciones, solo Moses Malone, que recuerden dio el salto a la NBA desde la high-school y sufrió una hernia discal que disminuyó su rendimiento en las últimas temporadas (en la anterior a la analizada, cuando cumplió los 38 años en los Bucks, solo pudo disputar 11 partidos por este problema, como tan bien apunta Mo Sweat en los comentarios), posee una reducción más drástica en la temporada de su 38 cumpleaños con respecto a sus medias durante toda la carrera. Es verdad que Shaq ha jugado once minutos menos de los que lo ha hecho como media a lo largo de su carrera, pero ha reducido a la mitad o menos su aporte en puntos y rebotes. Moses volvió a los Sixers en su penúltima experiencia en la Liga para jugar un tercio menos de lo que estaba acostumbrado, rebaja que no afectó a su producción reboteadora, aunque sí a la anotadora.

Shaq sale peor parado si enfrentamos sus números actuales con los de Parish, Kareem, Chamberlain y Russell, a su misma edad. Todos ellos alcanzaron este punto de madurez en un estado casi de plenitud y aunque vieron descender alguna de sus prestaciones, su puesto siguió siendo de primer nivel dentro de sus respectivos equipos, algo que no ocurre en el rol actual de Shaq dentro de los Celtics.

Por ejemplo,Russell mantuvo su media de minutos en pista siendo jugador-entrenador con 35 ‘primaveras’ y alcanzó su undécimo título de campeón en el mítico séptimo encuentro en Los Ángeles. Había sido All Star e integrante del mejor quinteto defensivo.

Chamberlain fue All Star, máximo reboteador y jugador con mejor porcentaje con 37 años en su temporada de despedida. The Big Dipper había sido el año anterior campeón de la NBA y MVP de las Finales con los Lakers, además de Mejor Deportista del año para la ESPN.

Kareem Abdul Jabbar obtuvo una media de más de 20 puntos, cota difícilmente alcanzable para Shaq esta temporada en Boston y mantuvo su ascendencia dentro de los Lakers del ‘Showtime’, donde Magic era la estrella absoluta. El nacido como Lew Alcindor logró lo que aspira ahora el center de Boston, dos anillos rozando la cuarentena. El recordman de longevidad de la NBA se mantuvo en el juego de las estrellas y tuvo una presencia más en el mejor quinteto de la Liga antes de retirarse en 1989.

Además de Jabbar y Kevin Willis (2003 con los Spurs), el otro jugador que obtuvo un anillo más mayor todavía que Shaquille O’Neal es Robert Parish, aunque en los Bulls (1997) de Jordan, y con un rol circunstancial. The Chief, el tercer jugador que actuó en la NBA con más años.


9 Responses to “Shaq y el buen envejecer de los grandes centers”


  1. 26 noviembre 2010 a las 8:52

    Shaq es un tipo determinante, tenga la edad que tenga, ha demostrado que con mantenerse en forma para ser desequilibrante, en los Celtics no hay un fin de dinastia, más bien, se alarga un poco más con la llegada de O´Neal.

  2. 2 sraly
    26 noviembre 2010 a las 10:56

    @dennis_mora91 Totalmente de acuerdo. Los que pronosticaron que los Celtics se iban al gareta cuando firmaron a O’Neal, que siempre tiene que haber genta pa’tó, están recibiendo motivos para cambiar de opinión. Con este post-reportaje sólo quería comparar las estadísticas de O’Neal camino de los 38 años con las que realizaron otros centers de su nivel (a los que se le podría comparar por importancia e impacto en la Liga) a esa edad. Evidentemente hay saltos generacionales que impiden dar un valor absoluto a la relación, pero sí que se puede apuntar que mientras Chamberlain, Russell, Jabbar y Parish mantenían un rol preferente en sus equipos, O’Neal es más un complemento, lo que no resta ni mérito a su carrera ni infravaloro su aportación. Ayer ante los Nets demostró que es capaz de hacer números de primer nivel.

    Un abrazo y gracias por comentar. Es un placer volver a leerte por aquí.

  3. 26 noviembre 2010 a las 10:59

    Espectacular post, de los que que a mi me gustan… ;¬)

    Aunque en el caso de Moses debería precisar algo. Su última temporada en condiciones fue la 1991-92, la primera en unos Milwaukee Bucks bastante deshauciados y sus promedios con 36 años (cumplió los 37 a mitad de temporada), fueron de 15,6 puntos y 9,1 rebotes. En su segundo año en los Bucks fue operado de hernia discal, se perdió prácticamente toda la temporada y ya con 38 años no volvió a ser nunca más el mismo. Ya en Philadelphia, en la temporada que has puesto, estuvo más que nada para hacer de mentor del novato Shawn Bradley.

    La comparación entre Moses y Shaq antes de la fatídica hernia discal podría ser esta (con 36 años, pa’ 37 los dos):

    Shaq: 2008-09 – 17,8 puntos, 8,4 rebotes, 1,7 asistencias y 1,4 tapones.

    Moses: 1991-92 – 15,6 puntos, 9,1 rebotes, 1,1 asistencias y 0,8 tapones.

    Moses en unos deshauciados Bucks, donde pudo tener aun bastante protagonismno y Shaq en los Suns, al lado de Nash. El año siguiente al lado de LeBron fue distinto.

    Saludos.

    • 4 sraly
      26 noviembre 2010 a las 11:18

      @Mo Sweat Gran apunte. Eres una enciclopedia. La verdad es que la temporada que tenía que haber comparado era la anterior, en Bucks, en la que cumplió 38, como apuntas. Sin embargo, es verdad que las prestaciones de Moses se redujeron por culpa de la hernia, algo que tenía que haber apuntado, pero que acertadamente has ayudado a subrayas. No obstante, he querido realizar más una baremación estadística, sin ir más allá. Tampoco quería criticar a O’Neal, solo buscar una mirada más.

      Cuando cree el blog tenía la intención de hacer más reportajes y entrevistas (pronto aparecerán más ‘cuestioning’ que he recopilado), pero tiré hacia otra dirección ,que ahora intentaré corregir poco a poco (si el tiempo me lo permite).

      Un abrazo y gracias por comentar y enriquecer, gran Mo

  4. 26 noviembre 2010 a las 11:23

    Gracias a ti, crack.

  5. 26 noviembre 2010 a las 15:46

    El post es genial. La importancia del pívot en un equipo, aunque tengas más años que andar pa’lante.

    Estuve a punto de escribir un post sobre Shaq, pero centrándome en otro aspecto más allá de este: qué malo era Mike Brown!!

  6. 7 sraly
    26 noviembre 2010 a las 15:57

    @Almanzor Gracias por lo de genial, pero si es así es gracias a vuestros comentarios.
    Seguro que O’Neal podría hacer mejores estadísticas, como confirmó ante los Nets, pero no es menos cierto que ya no es un jugador sobre el que centrar un equipo campeón y tampoco un ‘segundo espada’ (this is my opinion), algo que le diferencia de los ejemplos que he desarrollado. No obstante, todos necesitaban tener un gran equipo al su alrededor, como Shaq ahora. Puede que en Cleveland faltaran muchas cosas, para empezar química de equipo, la incertidumbre del futuro de Lebron, un mayor nivel de defensa, un O’Neal más regular sin lesiones… y un entrenador mejor.

  7. 26 noviembre 2010 a las 19:27

    Gran análisis y muy buen artículo a la par que interesante.

    No obstante; pese a que las edades sean las mismas, hay que observar como bien dices el papel que sobre todos recaía dentro del equipo. Algunos como Kareem o Bill aún eran tenidos en cuenta como sino la piedra angular del equipo, si la referencia en los momentos importantes. Su peso dentro del equipo jamás decreció.

    Otro dato a tener en cuenta sería las épocas en las que cada uno jugó, la competencia que había, lo adelantados a su tiempo que estaban…. algo que Shaq no ha tenido de cara en su etapa final (al contrario que al principio). Hoy día, los jugadores fuertes e intimidatorios abundan en la NBA. Sólo unos pocos, Pau Gasol, Kevin Garnett, Tim Duncan por citar alguno, poseen conservan la verdadera esencia del jugón.

    Shaquille siempe será importante, allá donde vaya, más si el equipo juega lento, en conjunto y sin depender en especial de una estrella. Eso, en Boston le ha venido muy bien, más en su clara y evidente decadencia.

    Lo que si que me gustaría destacar, es lo bien que se ha tomado O´Neal que ya no es una estrella, dominante como antaño, sino más bien, un mentor para las jóvenes promesas y un jugador de banquillo determinante y capaz de cambiar el curso del partido. Todo lo contrario de otros, como Sprewell, o Iverson por ejemplo.

    Lo dicho, GRAN ARTÍCULO! Gracias por citarlo en mi blog😉

  8. 9 sraly
    27 noviembre 2010 a las 1:57

    @The Virus Bienvenido a Puertatrás. Espero que nuestras visitas mútuas sean más constantes y consoliden una buena relación entre bloggers.
    No te falta razón al comentar que son épocas diferentes. Jugadores como Mikan, Russell o Chamberlain tenían una supremacía física evidente, como la pudo tener O’Neal en su momento. No obstante, creo que todos tuvieron sus rivales poderosos en el poste bajo, pívots de altísimo nivel en cada una de las décadas (sobre todo a partir de los 70). O’Neal sigue siendo un superclase, pero quizá, a su edad, otro mitos mantenían una plenitud y un rol superior al que tiene que aceptar en estos Celtics. Pero Shaq es listo y sabe con quién aliarse. Él sigue siendo una estrella, un astro mediático que sabe venderse perfectamente gracias a su personalidad, pese a que su físico no sea el mismo. La prueba será cuando vuelva Perkins, pierda minutos y la defensa de los Celtics necesite de una velocidad e implicación que él no tiene desde hace tiempo.

    Lo dicho, gracias por visitar Puertat´ras y por comentar


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.408 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: