22
Jun
10

Generación Manute


Ha muerto Manute Bol. La noticia no ha pasado inadvertida: estamos seguramente ante uno de los iconos más poderosos que exportó la NBA a la España de los años 80, cuando era primoroso esperar a que terminase de cantar una gorda a las 2 de la madrugada de los viernes para tragarse un Hawks-Bullets que se había jugado tres días antes. Lo bueno es que como entonces Internet era sólo un espermatozoide en el cojón de algún informático norteamericano, resultaba difícil enterarse del resultado que se había producido. Ni del resultado ni de nada. Miles, millones de chavales devorábamos aquellas dos horas entre el histrionismo de Trecet y el hieratismo de Esteban Gómez (Montes y Daimiel no hicieron más que perfeccionar aquella fórmula).

Vale, molaban los triples de Bird, las asistencias sin mirar de Magic y los vuelos de Jordan, al que entonces, por cierto, teníamos como un perdedor “LeBron style” porque no ganaba un anillo ni a tiros. Pero el ídolo, el tipo que nos enganchaba por su físico insólito, era Manute Bol. 2,31 y apenas 85 kilos, una máquina de taponar, inútil en ataque. Cualquiera diría que unos años después se iba a clavar seis triples en un partido, ¿no? El hombre que mató a un león para confirmarse en la edad adulta en la ignota Sudán, el tipo que en una jugada puso cinco gorros seguidos, el que poco tiempo después se juntaría con Tyrone Bogues para escenificar un “el punto y la i” baloncestístico insuperable… La cosa es que a ningún chaval de mi clase lo llamamos “Bird”, “Jordan” o “Magic”, pero sí hubo a uno, el más alto, al que apodamos “Manute”. Y con eso se quedó hasta hoy. El otro día le vi (tampoco mi ciudad es tan pequeña, eh) y nos saludamos. No me sale llamarle por su nombre. Creo que es protésico dental, no estoy muy seguro. Y dejó de crecer, supongo que afortunadamente para él. Porque a la vista de su biografía, al auténtico Manute lo único que le fue bien fueron sus añitos de “block shots” que le permitieron salir de la pobreza absoluta. Sin embargo, entre nosotros queda un cierto legado: estoy seguro de que hubo muchos más “Manutes” en las pandillas españolas de la época, al igual que había un “Chino” (chaval con los ojos rasgados, aunque sus padres fueran de Teruel) o un “Schuster” (futbolista y rubio).

Descanse en paz, aunque quizás tengan que acabar con el Amazonas para construir su ataúd. Siempre recordaré un día, hace un par de años, en el que llamé a un teléfono de Connecticut que estaba registrado a su nombre. Nadie lo cogió y yo me quedé sin entrevista soñada. Ya no podré tenerla.

Escrito por Javier Ortiz, redactor de El Periódico de Extremadura y colaborador de ACB.com

Anuncios

0 Responses to “Generación Manute”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.529 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: