01
May
10

Le ponemos nota a los ÑBA: Rudy Fernández (5)


Como hicimos anteriormente con los tres españoles que no pasaron a la postemporada, en esta ocasión, le ponemos nota al primero de los eliminados en el ‘playoff’. Rudy Fernández concluyó con la victoria de los Phoenix Suns su andadura en esta segunda temporada en la NBA de la que no puede salir contento porque los Portland Trail Blazers no han podido subir como se esperaba un escalón más por sus contínuas lesiones y, sobre todo, porque su aportación personal ha sufrido una deceleración, por no decir que una reducción, a su excelente irrupción como rookie.

En dirección contraria

Nate McMillan no es santo de mi devoción. Recordamos todos como mareó a Sergio Rodríguez, aunque esta temporada, sin el yugo y excusa de tener encima al técnico-tacañón de Portland, el ‘Chacho’ tampoco ha elevado su juego al nivel que se le augura a uno de los mejores jugadores europeos de su generación. Pero personalmente no trago a Nate por la sencillez de su dibujo táctico explota hasta la máxima potencia los poderes de su estrella de turno, Brandon Roy, y resta potencial al resto del equipo. Salvo por la aportación interior y el uso del pick’n’pop con LaMarcus Aldridge, creo que la táctica de McMillan es más excluyente que integradora y deja en un segundo plano al resto de jugadores, que quedan para aprovecharse de tiros abiertos o potenciar sus virtudes en la transición. Esto ha provocado que Andre Miller, un base anotador, no haya encajado en el sistema y solo cuando ha hecho de Roy se ha sentido liberado.

Rudy Fernández se ve perjudicado por esta saturación sobre Roy y su enorme talento y le resta opciones para poner sobre la pista todas aquellas virtudes que atesora, que se agudiza si sobre la pista están juntos Miller y Roy, además de Aldridge. Así, Rudy se ve casi limitado a ser un triplista (el 62% de sus lanzamientos son de tres), a depender del juego de los demás y de su acierto para aglutinar minutos porque la competencia en su rol es amplia. Pese a que en verano finalmente no llegó Hedo Turkoglu, al traspaso de Outlaw y la lesión de Batum (da la impresión que el francés ha evolucionado más que Rudy pese a sus constantes dolencias), Rudy ha visto usurpada su ascendencia por la aparición como escolta de Jerryd Bayless, que se ha ganado la confianza plena del entrenador, y la resurrección de Martell Webster, lesionado la campaña anterior. Creo que Rudy no ha sabido imponerse ante ellos y McMillan ha repartido de forma ‘democrática’ los minutos sobrentes en la rotación de perímetro. Revisando las estadísticas en la liga regular, Rudy ha jugado un promedio de dos minutos menos (23 minutos por los 25 del año pasado) y ha reducido sus números en puntos (de 10.4 a 8.1), pero lo más punzante es su malísima puntería, anotando con malos porcentajes (36% de tres y 38% de tiros de campo) y reduciendo ligeramente sus tiros por minuto (0,28 por 0.31 del año anterior). El resto de sus datos se han mantenido, más o menos.

En los playoff tampoco ha sabido aprovechar la lesión de Brandon Roy en los primeros partidos y el hecho de que Nate McMillan le diera un voto de confianza con la titularidad. En el primer partido, que ganó Portland con un tremendo Andre Miller, casi se limitó a repartir balonces, actuando como falso base mientras su compañero las enchufaba todas. En el segundo encuentro, paliza de los Suns, desapareció y el propio McMillan le instó a tirar más. Con la reaparición milagrosa de Brandon Roy, volvió al banquillo y en los tres últimos partidos no ha superado en ninguno los 20 minutos de juego, pese a mejorar en su acierto triple (11/23; 47%) y sellar su mejor actuación en el sexto y último de la serie (16 puntos).

Este freno de sus aspiraciones personales se ha amplificado en sus declaraciones. Rudy ha seguido, a mi entender, el mal camino que antes recorrió Sergio Rodríguez y está claro que no es del agrado de Nate McMillan. Fernández ha manifestado su desilusión ante los medios y su tristeza vital, lo que llevó a los aficionados de la RIP City, que, eso sí, lo siguen considerando como a uno de sus principales ídolos, hasta a crearle una canción de ánimo. La soledad de Rudy sin Sergio parece evidente dentro de la pista, donde se le nota menos enérgico,  y es lógica fuera de ella. A esto se ha unido el ruido producido en España sobre las declaraciones que hizo en las que entendía un retorno a Europa como hizo Navarro, pese a que él acusó a los periodistas españoles de malinterpretar sus deseos de volver a España. Los rumores sobre un traspaso al Madrid o al Barcelona nos acompañarán en verano durante un Mundial en el que tiene que liderar la selección, aunque veo difícil su salida de Portland o, al menos, de la NBA con un contrato en vigor (1,2 millones con opción para el equipo) y siendo, pese a su temporada irregular, un jugador clave en el futuro de la franquicia de Oregon y cotizado en un posible traspaso: recuerden que sonó durante las negociaciones de Turkoglu con Portland y en mitad de esta temporada para Wizards, Suns o Bulls, entre otros. Novias no le faltan, ni deportivas, ni carnales.

Mejor partido ante Houston el 29 enero: 25 puntos, 5 rebotes y 5/6 en triples

Estadísticas  liga regular 62 partidos (2 titular), 23.2 minutos, 8.1 puntos, 2.6 rebotes, 2 asistencias, 1.2 pérdidas, 36.8 %t3 

Estadísticas playoff  6 partidos (3 titular), 19.8 minutos, 6.8 puntos, 1.7 rebotes, 1.3 asistencias, 47.8% t3

La anécdota

 

Anuncios

3 Responses to “Le ponemos nota a los ÑBA: Rudy Fernández (5)”


  1. 1 Minesweeper
    1 mayo 2010 en 9:54

    Aprobado raspado. Clara decepción en los play-offs, maquillado el resultado por el último partido. A ver que pasa la temporada que viene…

  2. 2 Frostering
    2 mayo 2010 en 14:29

    Yo a Rudy lo veo como un buen complemento para un equipo donde su puesto no sea el progatonista vital, como podría ser los Suns por ejemplo. En Portland, con Roy, jamás será titular (salvo lesiones) y sus minutos y rol será siempre supeditado a éste. Lo malo es que se quedará este año en Portland, es un gran jugador con un sueldo jugoso para cualquier equipo, y no hay mucho que ofrecer a cambio frente a la gran opción que es Rudy.

  3. 3 sraly
    2 mayo 2010 en 15:49

    Voy a dar un ejemplo, pese a que sé que son épocas diferentes y ser jugadores con trayectorias muy diferentes. ¿Recuerdan la sitaución que vivió Drazen Petrovic en Portland? Tenía por delante a Drexler y nunca fue tomado tan en serio como debían. Como digo eran diferentes etapas, porque entonces los europeos eran ‘discriminados’, menospreciados, y porque no voy a comparar a Drazen con Rudy, pero sí las situaciones. Como Drazen cuando fue traspasado a los Nets, creo que Rudy con más protagonismo podría ser un jugador que superase los 15 puntos por partido en la NBA, claramente un escolta titular. La pena es que haya caído en una franquicia con un escolta tan predominante y un entrenador con un sistema tan definido. Una salida a otro equipo sería ideal para él. Veremos si le dejan.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.526 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Nuestro Facebook

El Calendario

mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: