Las montaña rusa de Ricky Rubio


Ricky Rubio es, ante todo, un adolescente. Un chaval como cualquier otro que hace maravillas con una pelotita de baloncesto, pero, un chaval. Por eso no es raro que Port Aventura lo eligiese como cebo para abrir este fin de semana su nueva temporada. El base del Barcelona se lo pasó como un enano entre las atracciones y probó el vértigo de las montañas rusas, esa en la que se ha montado su equipo en la última semana con la derrota ante el Madrid en la Euroliga y el casi susto en el Palau contra el modesto Fuenlabrada. Ricky se bajó del Furius Baco, así se llama el monstruo de las piruetas, despeinado y con lágrimas en los ojos, que es lo que espera no le pase esta semana en su doble enfretamiento en Vistalegre. Eso sí, deja claro que Ricky es un valiente. Yo, personalmente, me quedo en tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close