Me llamo Michael Beasley y soy alcohólico


Lo sabemos por clásicos como Porki’s. En Estados Unidos tienes que tener un carnet de 21 años para beber. Tener el carnet, no tener la edad. Michael Beasley nos podría dar un par de lecciones sobre eso. En su breve carrera (recordemos que está en su segundo año) el alero de los Heat había acumulado más informaciones por sus devaneos con las drogas que por su rendimiento de juego. Este verano traspasó la línea al mostrar una foto en una red social junto a una bolsa repleta de marihuana. La suspensión le llevó a entrar en un centro de Houston especializado en el tratamiento para curar sus adicciones y ahora da señales de redención cada vez que puede.

 

La controvertida foto de Beasley con 'Maria'

 

Hoy un medio de Kansas, Estado donde fue estrella universitaria con los Wildcats, publica una interesante información en la que Beasley reconoce que está acudiendo a Alcohólicos Anónimos y que no prueba ni gota desde el incidente ocurrido el 6 de agosto. El guardaespaldas de Wade cumplió el pasado día 9 de enero los 21 años y ya tiene edad legal para irse a un pub y pedir una pinta o un Hernessy al estilo Artest. Pero no, el chico no quiere. Se lo está tomando en serio, quiere ser un muchacho bueno, que David Stern esté feliz con él, no fastidiar su carrera y demuestra cuando le dan la oportunidad de que ha cambiado. “Ya he hecho todo lo que la gente quiere empezar a hacer cuando cumple los 21.  Para mí no es decir ‘Oh, tengo 21, así que puedo hacer lo que quiera. Yo ya he estado allí y he hecho eso”, dice Beasley en la información y acentúa: “Tener la edad legal para beber no es sustancial para mí. Estoy sobrio”.

Beasley acude a las reuniones de Alcohólicos Anónimos bajo un seudónimo (Paul Smith, su segundo nombre de pila y el apeliido materno) y realiza visitas a iglesias, centros comunitarios… en busca de historias que le puedan servir de inspiración en su lucha. “Voy a escuchar sus historias, escucho a personas que estaban en la cima, que cayeron al fondo y ahora están escalando de nuevo. Hay tantas personas que me sirven de inspiración, existen muchas historias conmovedoras”, afirma B-Easy. “Sé que algunas personas fuman y beben. Pero sé que la vida tiene otras opciones. Estoy tratando de vivir solo para mí”, dice el alero formado en el idílico instituto de Oak Hill. Y para terminar, lanza un eslogan para todos aquellos que sigan el mal camino que ahora él ha apartado: “Animo al hecho de que la vida sobria es positiva”. O lo que es lo mismo: ¡No al botellón!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close