29
Nov
09

Me retiro, no me retiro


Estás en una reunión entre amigos y de repente te das cuenta que llevas un buen rato ‘sentadito’ en el sofá sin que ni tu parienta te haga caso. Los corrillos se van cerrando y te dan la espalda y tus comentarios pasan desapercibidos por el ambiente ahumado de la sala. Entonces te haces el fuerte, te levantas y lanzas airado: oye, que me voy, que me piro, no aguanto más, en plan invitado de DEC. Realmente no te quieres ir a ninguna parte, pero echas las redes de tu cabreo para que alguien te de un cachete en la espalda y te invite a una interesante conversación sobre crustaceos marinos. Más o menos esto es lo que ha hecho Allen Iverson. O en eso está, levantado en medio del foro de la NBA, gritando que se retira (lo hizo público en una carta el pasado miércoles en la web de Stephen A. Smith), cuando realmente se muere porque alguien le haga un poquitín de caso. No pide mucho, unos milloncejos de dólares y un puesto de titular. En esas que una ex, la que más le quiso, pero la que le tuve que dejar marchar ir con otra porque su relación no tenía ningún futuro, se está planteando dejarle un sitio a su lado. Hablamos de Philly, de los 76ers. La lesión por dos meses de Lou Williams ha abierto la puerta para que la antigua mansión de AI vuelva a ser su territorio. Desde la entidad de la ciudad de la Campana de la Libertad se ha confirmado el interés, pero no se adelanta a dar el paso hasta que no se complete una conversación entre Iverson y los diregentes y el técnico del equipo, Eddie Jordan. Anónimas fuentes de los 76ers han manifestado en varios medios de Estados Unidos la realidad de esta posibilidad, dentro de otras que están barajando para cubrir la baja de su pointguard titular.

Evidentemente hay pros y contras que estudiar antes de tirarse a la piscina (perdón por el término Sheed Wallace). Iverson ha sido una mosca cojonera en Detroit y Memphis (donde solo disputó tres partidos) por su suplencia y su experimento de Denver no terminó de salir campeón. A sus 34 años parece estar de capa caída, aunque él asegure estar en forma y en condiciones de afrontar retos sustanciales. Jordan le podría facilitar un puesto en el quinteto hasta que Williams se recupere. Entonces tendrá un problema. Además, la relevancia que tendría The Answer en Philly no sería paralela a la que tenía antes de irse de la institución hace dos años, ya que Iguadala, Brand y Young tienen una trascendencia superior sobre el juego del equipo. Iverson deberá aclimatarse a no ser el primer espada en un recinto en el que fue Rookie del año, cuatro veces máximo anotador, MVP de la Liga y disputó unas Finales.

¿Alguien dice que me quiere?

Las ventajas de la operación son obvias. Primero la carga sentimental que para los aficionados de Philadelphia tendría el retorno de uno de sus más recientes símbolos. ESPN recuerda las palabras que pronunció AI cuando, con los Nuggets, realizó su primera y única visita al Wachovia Center tras quitarse la camiseta roja de los 76ers. Entonces besó el escudo impreso en el parqué y dijo que que le gustaría retirarse en ese equipo. Ahora tiene la puerta medio abierta para hacer su sueño realidad. O no.

El peso nostálgico del retorno está siendo valorado en dólares por los dirigentes de los Sixers, el segundo equipo con menos asistencia en toda la NBA (11.800) y el peor si consideramos la capacidad de su pabellón (58%). Iverson revitalizaría el interés en la ciudad por el equipo y traería beneficios. Además no supondría ningún contratiempo en cuanto al tope salarial. La entidad aún puede gastarse 6,6 millones para no pagar la penalización por el impuesto de lujo. Iverson tenía previsto ganar 3,1 millones en Memphis, de los que solo cobró 437.000 tras dar la espantada al no aceptar su rol de suplente y mandar a Tanzania las 3.000 camisetas que los Grizzlies había encargado para rentabilizar su incorporación vendiendo merchandising.

Los Knicks declinaron su contratación la semana pasada al creer contraproducente para los intereses de su plantilla la adquisición de un jugador tan problemático, pese a que les hubiera servido de ayuda para ganar puntos ante Leon Rose, su representante y el de Lebron James. Tras anunciar su retiro de la NBA (la misma página publicó el interés de los 76ers), muchas habían sido las voces que intentaban animar a AI para que reconsiderase su propuesta y ahora apoyan la idea de volver a verle con la camiseta con la que protagonizó sus mejores partidos durante diez temporadas. EL entrenador que lo dirigió en los Sixers, Larry Brown, y el que lo tuvo en Los Hoyas de Georgetown John Thompson incluso tenían la intención de hablar directamente con el propio Iverson para hacerle reconsiderar su idea.

Anuncios

0 Responses to “Me retiro, no me retiro”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.529 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: