09
Oct
09

El valor de la pretemporada


En la enciclopedia de tópicos del buen entrenador mediático siempre hay una puerta para huir airosos de cualquier callejón sin salida. En el capítulo de pretemporada, el manual da una doble alternativa. A los triunfos se les añade la coletilla de ‘lo que importa es mejorar el juego, pero las victorias son bienvenidas hasta en los amistosos’. La frase con las derrotas posveraniegas no es menos negativa y se resumen en un ‘las pretemporadas están para probar, ir adaptando a los nuevos y hacer equipo, lo de menos son los resultados’. Todos contentos. Siempre positivo que diría el holandés.

¿Pero realmente tiene alguna trascendencia el marcador amistoso en el buen inicio de un equipo en el calendario oficial? Recién terminada esta fase, a horas del arranque de la Liga ACB, hagamos el experimento estadístico para intentar hallar una respuesta. Revisemos los datos de las últimas cinco pretemporadas (gracias al archivo de acb.com), situemos a cada participante en una clasificación virtual contando sus resultados y comparemos su posición con la que ocupaban en el primer tramo de la competición, digamos que en la jornada nueve, consumido el primer cuarto de la fase regular de 34 partidos. ¿Qué descubrimos? Que no hay una ley establecida y que todo entrenador tendrá un asa estadística a la que agarrarse para justificar una buena o mala pretemporada en cuanto a triunfos y derrotas. Sin embargo, sí se pueden observar tres líneas maestras:

–Los clubs grandes, y por grande hablamos de presupuesto, plantilla, historia, los de siempre (Barcelona, Madrid, Unicaja, Joventut y Tau, más invitados ocasionales), suelen estar arriba sin tener en cuenta su comportamiento en la preparación, salvo excepciones ¿que confirman la regla?.

–Los clubs chicos, los demás, pretendientes al cotizado boleto de ‘equipo revelación’, han de currarse el título honorífico desde la primera pachanga. Ganar en pretemporada es un buen presagio y requisito obligado si se quiere aspirar a un inicio esperanzador, aunque no asegure nada.

–El Estudiantes se lleva la contraria asimismo. Una buena pretemporada conlleva un inicio calamitoso y en una mala se cría el sueño de la Copa. Así ha sido en cuatro ocasiones en este último lustro. ¡Enhorabuena Casimiro por tu reciente 1-5!

Las cosas en su sitio

Desarrollemos el primer punto. Y viajemos dos años atrás para encontrar el caso más evidente. Y además doble. El Joventut de la ‘Triple R’ y Aíto y el Barcelona de Ivanovic, que terminaría cesado, concluyeron su preparación con un balance negativo (3-5 y 2-3, respectivamente), los dos peores de todos los participantes. ¿Aviso de zozobra? Ni mucho menos. Nueve jornadas después le dieron la vuelta a la tortilla o, mejor dicho, a la clasificación, y tiraban del grupo rumbo a la Copa de Vitoria (que ganarían la Penya de Rudy, Ricky y Reneses). El Joventut era primero con 8-1 y el Barcelona, cuarto, con 7-2. Otro ejemplo lo marca el Unicaja de Scariolo y Garbajosa, campeón de la Liga 2005-06 y cuyos primeros pasos (12º con 4-4 y 2-4 contra ACBs en sus amistosos) no vaticinaban un final tan feliz. En la jornada nueve iba tercero (6-3). Aspirantes eventuales a la gloria protagonizan también esta tendencia. Así. el Pamesa del pasado curso y de la 2004-05, el pavoroso Akasvayu Girona en la 2005-06 y el Caja San Fernando del 2006-07 también reaccionaron a una dudosa preparación en el primer cuarto de la liga regular.

El DKV Joventut de la 'Triple R' celebra la Copa (2007-08)

El DKV Joventut de la 'Triple R' celebra la Copa (2007-08)

Las excepciones a este primer mandamiento  existen, aunque, repetimos, lo general es que los ‘poderosos’ rectiquen o, simplemente, se acostumbren al dulce del triunfo desde el primer ‘bolo’ veraniego. No fue así con el Unicaja en la última temporada del actual seleccionador Sergio Scariolo. El 4-2 en los amistosos no se vio ratificado en la ACB (12º con 4-5 en la jornada 9 y octavo al final, aunque eliminando al Madrid en cuartos). Final feliz o casi si el Madrid de Joan Plaza no lo impide fue el que firmó el segundo proyecto en el Barcelona de Dusko Ivanovic (2006-2007) con el subcampeonato liguero y la Copa ganada en Málaga, pero sus inicios fueron duros con un balance de 2-3 con 0-3 ante ACBs en la preparación y un insuficiente 4-5 en el arranque. O el Madrid de Maljkovic no confirmó las exigencias como vigente campeón tras los buenos resultados de la pretemporada (7-2) y marchaba dubitativo con un 4-5 en la jornada 9 del curso 2005-06 (terminó sexto y eliminado en cuartos).

Cogiendo carrerilla

Vayamos al segundo punto. ¿Se puede presagiar fiablemente al equipo revelación mirando los marcadores de una pretemporada? No hay grandes posibilidades de ello, pero sí que es una obligación sembrar pronto para recoger lo antes posible. Revisemos los datos de las últimas cinco temporadas. Y empecemos por la última. Que el Gran Canaria se cuele en la Copa cada vez es menos sorpresa pese a lo apretado de su bolsillo, pero los canarios dejan miguillas desde el verano para marcar su camino hacia el éxito.

Lucio Angulo, con el Alicante

Lucio Angulo, con el Alicante

Así lo hizo Salva Maldonado. Una preparación positiva (4-3) llevo al Kalise a encadenar siete triunfos consecutivos y llegar a la novena jornada como segundo (7-2). El Alta Gestión Fuenlabrada fue otro que empezó a demostrar desde antes del inicio de la competición que tenía maneras para no solo pelearse por la permanencia. Parece que ambos clubs suelen ir de la mano en su rendimiento, porque coincidieron en un notable arranque en la temporada 2005-06 (quintos los canarios y octavos los madrileños), después de una pretemporada no tan prometedora (4-5 y 1-6, respectivamente).

Pero es un curso antes (2004-05), donde se comprueba la fuerza de recoger victorias desde los amistosos. Trifón Poch elevó al Etosa Alicante hasta la cúspide de la clasificación (accedió a la Copa de Zaragoza y lideró la ACB hasta la jornada 13 con 12-1) después de anunciar a todos que iba con la quinta marcha puesta en los anticipos de la pretemporada (7-2 con un 4-1 ante los ACBs). En esa campaña el entonces Gran Canaria de Pedro Martínez volvió a codearse con mayores presupuestos (iba quinto en la jornada nueve tras un 6-1 en los amistosos).

Sin embargo, sus muchos más numerosos los equipos que desinflan las espectativas que crean con sus resultados durante las semanas previas al pistoletazo de salida de la competición y en cada una de las temporadas estudiadas para este reportaje hay al menos un par de ejemplos que ilustran las mentirosas que pueden ser las conclusiones anticipadas y el espejismo que suponen los triunfos veraniegos.

El extraño caso del Ramiro de Maeztu

Estudiantes 2009/10

Estudiantes 2009/10

Tenía un compañero de equipo que en los calentamientos alentaba una superstición que nos contagió a todos. Decía que si no metía una en las ruedas de tiro le tocaría después meterlas todas en el partido, pero si empezaba con una buena racha pronto se le terminaría el acierto. Digamos que esa relación opuesta reina en un club de la ACB extraordinario por muchas razones: El Estudiantes. En los últimos años (cuatro de los cinco últimos), la entidad colegial puede previsualizar su rendimiento en el comienzo de la temporada calculando su balance en los encuentros de preparación. A peores resultados, mejores llegarán después. Y viceversa. Pasó el año pasado (de un 6-1 a un 3-6), el anterior (de un 4-2 a un 1-8), para bien en la 2006-07 (de un 1-6 en la pretemporada a un 6-3) repitiendo la experiencia positiva de la 2004-05 (del 1-4 al séptimo puesto con un 4-5 en la jornada 9). ¿Qué significa esto? Pues que Luis Casimiro solo puede sonreir al comprobar en sus anotaciones que estas semanas ha obtenido un solo triunfo en seis compromisos con su nuevo proyecto. El mejor de los augurios.

Y este año, ¿qué?

Y, ¿ahora qué? Pues si recopilamos los datos y la clasificación virtual de esta pretemporada (sin contar el duelo Madrid-Utah), vemos que todos los grandes han terminado con un balance positivo, menos el Unicaja (3-5) y el Joventut (1-7), lo que puede intranquilizar a la afición, pero no es una marca que sentencie sus aspiraciones. ¿Y entre las posibles revelaciones? Pues el Gran Canaria sigue a lo suyo (6-2) y el Valencia (6-2) y el Bizkaia (5-2) parecen confirmar los pronósticos de buena cosecha. Como grandes sorpresas no encontramos a ningún candidato convincente, salvo, quizá, el Granada (5-2) y el Valladolid (4-2).

Anuncios

0 Responses to “El valor de la pretemporada”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Únete a otros 9.529 seguidores

Nuestro twitter

Actualizaciones de Twitter

Nuestro Facebook

El Calendario

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

El Mundial

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: